Coronavirus y VIH

«Tener VIH no te hace más vulnerable al COVID-19»

Desde la Asociación Ciclo Positivo han recibido en las últimas semanas múltiples consultas por el grado de riesgo que corren aquellas personas con VIH. Matías Muñoz, presidente de Ciclo Positivo, despeja algunas dudas y da a conocer el trabajo que vienen desarrollando durante la cuarentena.

La crisis sanitaria que se vive en la Argentina producto de la pandemia por COVID-19 ha desatado una enorme preocupación entre aquellas personas que forman parte de los grupos de riesgo: embarazadas, mayores de 60 años y quienes arrastraban enfermedades previas. «Al principio de la pandemia las consultas eran por vulnerabilidad, y como todavía no estaba decretada la cuarentena obligatoria había muchas dudas sobre las licencias, para ver si no estaban en riesgo al salir a la calle», cuenta Matías Muñoz, presidente de la Asociación Ciclo Positivo, a El Grito del Sur. Si bien en un primer momento las consultas eran por la probabilidad de riesgo al contagio, «ahora más bien las consultas son sobre cómo salir, cómo realizarse los estudios de seguimiento, cómo hacer para ir a buscar la medicación, cómo hacer para ver al médico o médica».

Ciclo Positivo es un colectivo compuesto por activistas, profesionales de la salud y las ciencias, estudiantes y militantes que trabajan en pos de la promoción y la protección de los derechos. Además, brindan asesoramiento jurídico y psicológico para las poblaciones diversas en situación de vulnerabilidad. «Desde la asociacion estamos tratando de llevar dos tareas fundamentales en el contexto de la pandemia del COVID-19: por un lado, tratar de compartir información cierta y de calidad, basada en evidencia científica como hacemos desde siempre y, por otro lado, participar activamente en la respuesta a la pandemia en cuanto a las necesidades de la población para acercarle algún servicio a aquellas personas que estén en situación de vulnerabilidad», describe Muñoz.

La red del Forobardo debatió recientemente acerca de la comparación que hicieron algunos usuarios entre el coronavirus y el VIH. Lucas Fauno, periodista, escritor y activista LGBT, se introdujo en la polémica y salió a responder desde su cuenta personal de Twitter. ¿De dónde se parte para realizar esta comparación? ¿Es posible equiparar la pandemia por COVID-19 y el VIH?

Consultado sobre la probabilidad de contagio de aquellas personas VIH+, el presidente de Ciclo Positivo responde: «En relación al VIH y al coronavirus, no existe ninguna evidencia que diga que las personas con VIH tienen una vulnerabilidad mayor a tener una enfermedad grave por el COVID-19». «Por lo tanto, las recomendaciones son prácticamente las mismas que para la población general. Específicamente, el Ministerio de Salud de la Nación lo que hace es potenciar estas recomendaciones para aquellas personas que no están en tratamiento anti-retroviral o que tengan menos de 350 CD4, es decir, que se demuestre a partir de los estudios que tengan las defensas bajas a partir de la infección por VIH», agrega.

«A nosotres lo que nos interesa expresar es que en sí mismo tener VIH no te hace más vulnerable al COVID. De todas maneras, como el aislamiento ordenado es para todas las personas, estamos trabajando para llevar esta información y por otro lado tratar de acercarle la medicación por VIH o facilitarle un turno a aquellas personas que hace mucho no atienden su salud y ahora por cuestiones de la pandemia están más preocupadas por retomar su tratamiento», explica en relación a la misión que fijaron desde la asociación.

En el marco del trabajo que vienen desarrollando desde hace tiempo y que reforzaron durante la cuarentena, desde la Asociación Ciclo Positivo preparan dos encuentros virtuales para trabajar acerca de la importancia de la promoción del derecho a la salud en momentos de emergencia sanitaria. El primer encuentro será esta tarde, durará 60 minutos y hablarán acerca de qué es el VIH y cómo puede prevenirse. El segundo será mañana a las 18hs y tratará sobre el acceso al tratamiento en tiempos de COVID-19.

Si bien el miedo a la mayor probabilidad de contagio ya fue despejada, desde Ciclo Positivo ya han recibido más de 700 llamados de personas con VIH, así como también de sus amigues, conocides y familiares, para consultar acerca de la entrega de medicación, la continuidad de sus controles y consultas médicas, entre otras. «Hace algunas semanas salió una circular de la Dirección de Respuesta al VIH, ITS, Hepatitis y Tuberculosis del Ministerio de Salud de la Nación en relación a los permisos para poder circular», informa Muñoz. «Además, sabemos que esta dirección envió un comunicado a las provincias indicando que podían entregar medicación hasta tres meses», detalla.

De todas formas, no en todos los distritos se está aplicando del mismo modo dicha resolución. Incluso no todas las provincias cuentan con la misma cantidad de suministros, algo sobre lo que -según indicó el entrevistado- ya se está trabajando. «Si bien sabemos que en algunas zonas está funcionando muy bien como en la Ciudad de Buenos Aires, donde estamos haciendo nosotres estos trabajos para la red de contención de personas LGBT y poder acercarles la medicación a la casa, sabemos que algunas todavía no recibieron el pedido para entregar por tres meses y se están entregando por uno o dos meses», advierte.

Acerca de las medidas que podrían tomarse para atender las principales necesidades de las personas con VIH, Matías Muñoz menciona en primer lugar la entrega de más meses de medicación, evitando así que las personas tengan que salir reiteradas veces de sus casas, y por otro lado, que la entrega se realice en lugares alternativos que se dispongan desde las direcciones y ministerios de cada municipio, ciudad y provincia para que las personas no tengan que arriesgar su salud concurriendo a los hospitales, donde circulan distintas enfermedades y virus constantemente.