Escalada conflictiva con el Gobierno de la Ciudad

Docentes y estatales porteños se plantan contra el pago del aguinaldo en cuotas

El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta se plegó a la medida del Ejecutivo nacional, pero estableció un piso más bajo para realizar el pago fraccionado del aguinaldo: salarios brutos de 50 mil pesos para arriba. Los principales gremios aseguran que la recaudación de la Ciudad se incrementó el último mes y exigen percibir el S.A.C. en "tiempo y forma".

La semana pasada se conoció que el Ejecutivo nacional desdoblará el pago del medio aguinaldo para aquellos empleados estatales -exceptuando a policías y trabajadores de la salud- que cobran salarios brutos superiores a los 80 mil pesos. El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta se plegó al anuncio, pero implementará un piso más bajo y regresivo en el pago fraccionado del aguinaldo: salarios brutos de 50 mil pesos para arriba. Los principales afectados por esta medida son docentes y estatales porteños, quienes sostienen que la recaudación en la Ciudad de Buenos Aires se incrementó en un 50% el mes pasado y exigen percibir el Salario Anual Complementario (S.A.C.) en «tiempo y forma».

De acuerdo con el comunicado oficial del Gobierno de la Ciudad, sólo recibirán el aguinaldo completo los trabajadores y las trabajadoras que cobren hasta 50 mil pesos del salario en bruto. Por su parte, los sueldos entre 50 mil y 85 mil pesos cobrarán el aguinaldo en dos cuotas: una mitad el 15 de julio y la otra mitad el 15 de agosto; mientras que los sueldos de más de 85 mil pesos percibirán este beneficio recién el 15 de agosto (la primera cuota) y el 15 de septiembre (la segunda cuota).

Eduardo López, secretario general de la CTA Ciudad y adjunto de UTE-CTERA, expresó en diálogo con El Grito del Sur que «ésta es una decisión política y no económica del gobierno de Larreta. Durante el último mes casi se duplicó la recaudación por Ingresos Brutos en la Ciudad de Buenos Aires. Este impuesto es el más importante y llena la caja en un 80%, el otro es el ABL. No existen problemas económicos, sino que el Jefe de Gobierno se toma de una decisión incorrecta del Gobierno nacional y la multiplica por la decisión política de querer detonar todo».

Como respuesta a esta decisión «inconsulta y unilateral», la Unión de Trabajadorxs de la Educación (UTE) decidió llevar adelante hoy un apagón virtual por el cobro del aguinaldo en «tiempo y forma». Cabe destacar que la ley establece su pago el próximo 30 de junio. «El apagón es total. Elegimos un día en que no hay entrega de canastas escolares para no perjudicar la distribución de alimentos. Es un día que estamos desconectados, lo hablamos la semana pasada con nuestros alumnos y entendieron perfectamente el reclamo. Mañana nos volvemos a conectar y a exigir junto a alumnos y padres que Larreta también cumpla con el fallo que le obliga a dar conectividad y computadoras a alumnos y estudiantes de la escuela pública», señaló Eduardo López.

Estatales porteños también se ven afectados por esta medida y rechazan una «avanzada aún mayor» contra sus derechos. La secretaria adjunta de ATE Capital, Agustina Panissa, explicó a este medio que «estamos en contra de que la variable de ajuste en este contexto de crisis económica sea el salario de los trabajadores y las trabajadoras del Estado, que hoy estamos dando la pelea contra el Covid y seguimos cuidando a la ciudadanía en los hogares de niños y de la tercera edad, en los paradores. Si bien los salarios en la Ciudad son bajos y hay un universo que no queda afectado por el aguinaldo porque están debajo inclusive de esos 50 mil pesos brutos, esta medida ya de por sí es simbólicamente muy grave porque afecta a quienes siguen saliendo a las calles para trabajar».

Desde ATE Capital aún no definieron medidas de protesta por este tema, aunque analizan distintas posibilidades. «Hacer un paro en este contexto, cuando los trabajadores y las trabajadoras estamos sosteniendo el Estado, puede afectar la vida y la salud de la ciudadanía. Es algo que no queremos atacar, estamos siendo sumamente responsables. La situación es muy compleja», concluyó Panissa.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

«Hay que incluir al COVID-19 en el listado de enfermedades profesionales»