Día de la Prueba de VIH

El otro test para conocer y cuidar la salud

En la Argentina mueren 5 personas por día por enfermedades relacionadas al sida y hay un 40 por ciento de diagnóstico tardío. "El 20 por ciento de las personas que tienen VIH no lo saben”, asegura Matías Muñoz, coordinador de la Asociación Ciclo Positivo. El diagnóstico en pandemia y la posibilidad de realizar autotest en casa.

El 27 de junio es el Día de la Prueba de VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). “En Argentina, el 20 por ciento de las personas que tienen VIH no lo saben”, asegura Matías Muñoz, coordinador de la Asociación Ciclo Positivo. A través de las redes de la organización, se promueve que las personas asistan a los centros de salud para hacerse el test de VIH y así acceder a un diagnóstico temprano e iniciar el tratamiento.

Según Muñoz, el hecho de que tantas personas no sepan que conviven con el virus se debe al miedo. “Pero no es sólo miedo a la muerte o a morir por enfermedades relacionadas al sida -aclara-. Los jóvenes y adolescentes no se testean por miedo a ser discriminados por sus padres, en comunidades, instituciones educativas y, por supuesto, en el empleo”. El temor a perder el empleo, agrega, es mayor en momentos de crisis como el que se está atravesando.

En la Argentina mueren 5 personas por día por enfermedades relacionadas al sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) y hay un 40 por ciento de diagnóstico tardío. En esos casos, las personas reciben el diagnóstico porque llegan al sistema de salud con las llamadas “enfermedades oportunistas”: aquellas que se desarrollan en el contexto de un sistema inmunológico deteriorado por el avance del virus en el cuerpo.

Muñoz señala que hay una población en la que predomina el diagnóstico tardío: los varones que tienen sexo con mujeres. “Esto pasa porque no creen que corren riesgo, porque consideran que (el VIH) es de gays. Hay una gran parte de la población que no se considera en riesgo y eso incrementa el número de diagnósticos tardíos”, explica.

Acceder a un diagnóstico temprano permite que las personas puedan empezar cuanto antes un tratamiento con antirretrovirales, los cuales mejoran la calidad de vida e incluso pueden mantener la carga de virus indetectable. “Si se desconoce el diagnóstico y no se empieza con el tratamiento, las defensas comienzan a bajar y el virus se replica. Testearse te permite conocer, saber y cuidar de tu salud”, afirma el coordinador de Ciclo Positivo.

¿Por qué las personas con VIH podrían tener factores de riesgo?

Diagnóstico en pandemia

Muñoz cuenta que en el contexto de la pandemia, se redujo la cantidad de personas que se realizan el test de VIH. “Hay muchas personas que no quieren hacerse un test, pero porque no quieren ir a un hospital o centro de salud y no quieren salir de sus casas”, asegura.

A esta dificultad se le suma, agrega el coordinador de Ciclo Positivo, que “más de la mitad de las personas que quisieron hacerse el test de VIH no pudieron hacerlo” porque no viven cerca de un hospital o centro de salud o porque otros espacios que ofrecen realizar la prueba estaban cerrados debido a la cuarentena.

“En los centros de salud de la Ciudad de Buenos Aires, al principio (del aislamiento) no estaban haciendo (tests) o tenían el servicio restringido y ahora, de a poco, se han ido reactivando los centros de diagnóstico -sostiene Muñoz-. Para nosotros es esencial que las personas puedan acceder al diagnóstico de VIH. La demanda bajó muchísimo y es importante que la oferta esté disponible”.

Debido a la existencia de estos problemas, Ciclo Positivo está realizando una encuesta (el link está disponible en la cuenta de Instagram de la agrupación) para conocer cuáles son las barreras que enfrentan las personas a la hora de acceder a la salud en el aislamiento.

Matías Muñoz, referente de Ciclo Positivo

Autotest en casa

“Para nosotros esto debería abrir la puerta para el uso del autotest, que es un test rápido y viene para que lo puedas comprar en la farmacia y hacer en tu casa, al igual que una prueba de embarazo -afirma Muñoz-. Es importante también pensar en la contención que va a necesitar esa persona si el resultado es positivo. Es necesario que en el envoltorio vengan teléfonos de contacto con asociaciones y que se conecte con el sistema de salud”.

En la Argentina existen dos formas de realizar la prueba de VIH. Por un lado, se puede hacer a través de un análisis de sangre venosa que se envía a un laboratorio y se conoce el resultado después de, aproximadamente, 20 días. Por otro lado, existe el test rápido que consiste depositar sangre de la yema de un dedo sobre una tira reactiva y el resultado se obtiene 20 minutos después. Según la información que brinda la Fundación Huésped, si el resultado es positivo con cualquiera de los dos tests, éste debe ser confirmado con una prueba de laboratorio denominada Western Blot.

Durante la Marcha del Orgullo del año pasado, Ciclo Positivo hizo una encuesta para conocer qué pensaban las personas de los colectivos de la diversidad sobre la posibilidad de hacerse un test de VIH en sus casas. “De 373 personas que respondieron la encuesta, el 75 por ciento afirmaron que se lo harían, el 11 por ciento que no y el 14 que no estaban segurxs”, cuenta Muñoz y señala que son los mayores de 25 años los más predispuestos a hacerse el test en sus casas.

El coordinador de Ciclo Positivo resalta la importancia de “pensar en la aplicación de las nuevas tecnologías de diagnóstico” y trabajar en el acceso a la información “para que las personas puedan tomar decisiones libres y querer acceder a hacerse una prueba, ya sea en un hospital, centro de salud o en casa”. “Tenemos que llegar a que más personas conozcan su diagnóstico de manera temprana para que, quienes tengan VIH y no lo sepan, puedan mantener una vida saludable. Siempre es mejor saber”, asegura.

 

Para más respuestas sobre este tema e información para realizar el test de VIH, les dejamos el link a la página del Ministerio de Salud de la Nación:

http://www.msal.gob.ar/sida/index.php/preguntas-frecuentes