Julia Strada

«Es más común ver en los medios a una mujer hablar del changuito que de la deuda»

En una charla por Instagram TV con El Grito del Sur, la economista Julia Strada -directora del Grupo Banco Provincia y del centro CEPA- habló de economía en medio de la pandemia y sobre el rol del feminismo en un ámbito tan patriarcal. "El Estado debe cobrarle a los que más tienen para retribuirle a los de abajo", aseguró.

Julia Strada es Doctora en Economía, actual directora del Grupo Banco Provincia y del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). En una charla con El Grito del Sur por IG TV, la joven economista habló del impuesto a las grandes fortunas, la deuda externa, el problema de la inflación y la militancia feminista en un ámbito tan patriarcal como la economía.

A continuación, compartimos algunos fragmentos del análisis que virtió en cada uno de esos temas:

Impuesto a las grandes fortunas

«El impuesto a las grandes fortunas o gravar a una parte de los que más tienen debería ser permanente, no de manera extraordinaria, con el objetivo de poder financiar asignaciones como una Renta Básica Universal. Lo digo como cosas que van juntas porque el impuesto a las grandes fortunas tiene sentido si uno lo discute en el marco de una asignación específica. Es decir, yo necesito cobrarle a los que más tienen para retribuirle a los de abajo. La enorme aparición del Estado, financiando todo lo que el sector privado no pudo financiar, termina dejando más cerca esta posibilidad».

«Hoy el Estado está perdiendo recaudación por la propia recesión económica, entonces se genera un panorama en que está perfecta la cobertura en materia de derechos pero hay que discutir los ingresos que entran a las arcas estatales. No sé si la pandemia será un momento para transformar de raíz la sociedad, pero sí podemos intentar que algunas cosas relevantes empiecen a cambiar para lograr un mayor financiamiento del Estado. Los ATP, por ejemplo, no se van a poder sostener si el Estado sigue perdiendo recaudación».

Deuda externa

«Fue una gran decisión política haber encarado la reestructuración de la deuda incluso en el contexto de la pandemia. El ministro Guzmán presentó una propuesta de reestructuración a mediados de abril, que además es razonable. Esto obviamente significa generar un proceso inestable en términos cambiarios, lo que pasó en el último tiempo con el dólar paralelo o contado con liquidación también tiene que ver con que Argentina está en proceso de reestructuración de su deuda. Yo creo que la apuesta es a todas luces a cerrar este acuerdo, quedó clarísimo que el Presidente no quiere entrar en default. Lo que queda ahora es lograr efectivamente un acuerdo».

Inflación

«En materia de inflación, Argentina tiene varios capítulos escritos. Particularmente, en este último tiempo estamos viendo que no existe la típica puja entre oferta y demanda. Con el aislamiento fruto de la pandemia, aparecen productos que no tienen la misma facilidad de distribución y se encuentran sin la posibilidad de ser comprados. Tampoco las personas se pueden mover para buscar un precio. Por lo tanto, se rompió la ley de oferta y demanda. Eso significa que se reducen las posibilidades de remarcación quizás de manera especulativa y sin una referencia clara».

«La principal variable histórica en el aumento de precios tiene que ver con la suba del tipo de cambio. Si el Gobierno logra cerrar el acuerdo con los acreedores respecto de la deuda en el corto plazo y logra controlar la brecha con el mercado paralelo, de esa forma va a ponerle un freno a la inflación, que tiene un componente dolarizado muy importante. Hoy tenemos un escenario donde la inflación no debería ser un problema».

Feminismo y economía

«Es un ámbito lleno de varones y no hay gente joven además. No es sólo una cuestión de feminismo, sino también algo generacional. Ser mujer y joven es un desafío. Los lugares que fuimos abriendo nos permiten hablar en materia económica de algunos temas como mercado de trabajo, desocupación, pobreza y los caídos del sistema, pero finalmente nunca nos permiten hablar de lo financiero: la cuestión macro. De la fuga de capitales, la deuda externa, etc. Ahí persiste un prejuicio hacia las mujeres. Desde cualquier ámbito, hay una disputa que tenemos que dar quienes nos dedicamos a temas que históricamente han sido reservados a los varones. Hay que romper eso para que no nos asocien a temas que siempre tienen que ver con el cuidado. Es más común ver en los medios a una mujer economista hablando de la inflación y el changuito de los precios, que de la deuda externa».

«Para mí fue una decisión fuerte haber abandonado las columnas de C5N para estar en un lugar que tiene que ver con decisiones económico-financieras (Banco Provincia). Fue algo que tomé muy a conciencia, porque me parece que ocupar algunos lugares es el camino. La economía puesta en práctica es todavía más difícil que la economía explicada o comunicada».

Por último, Julia Strada recomendó algunos libros de economía (y otros por fuera también) para que leamos en medio de esta pandemia:

  • «Estudios de Historia Económica Argentina», de Eduardo Basualdo
  • Series de Gramsci y Keynes para principiantes
  • «De Smith a Keynes: siete lecciones de historia del pensamiento económico», de Axel Kicillof
  • «Bravas: Alicia Eguren de Cooke y Susana Pirí Lugones», de María Seoane