Polémica en la Universidad de Buenos Aires

Larreta quiere sumar a estudiantes de Medicina UBA al Operativo Detectar

El proyecto prevé que les estudiantes del Internado Anual Rotatorio (IAR), último año de la carrera, puedan sumarse a los operativos de detección. La decisión fue comunicada por el centro de estudiantes (Nuevo Espacio), pero les estudiantes denuncian falta de información y de medidas de protección.

La Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires (FMED-UBA) anunció dos semanas atrás que, de conjunto con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, convocaba a estudiantes de Medicina del último año, correspondientes al Internado Anual Rotatorio (IAR), a sumarse a los Operativos Detectar de manera voluntaria. El IAR es el último año de la carrera, en el cual se realizan prácticas en distintas áreas de Medicina supervisadas por médicos y médicas de los hospitales. Con la cuarentena el IAR se suspendió, dejando en el limbo a cientos de estudiantes que aguardan por concluir el tramo final de su cursada para la obtención del título.

La información comenzó a circular en los primeros días de junio. Como suele pasar en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires (FMED-UBA), la comunicación fue desprolija: la información institucional fue anunciada por el centro de estudiantes en vez de ser realizada por los canales oficiales.

En ese sentido, la propuesta del GCBA y la FMED resultaba interesante: las horas cumplidas en el DETECTAR serían contempladas como horas de cursada de IAR y el trabajo de les estudiantes de la universidad pública se volcaría al servicio de las necesidades sanitarias generadas por la pandemia.

Sin embargo, la situación no es tan sencilla. La velocidad de Nuevo Espacio (UCR + Aliados) para comunicar el tema omitió información de vital importancia: a 15 días de realizado el anuncio, les estudiantes no saben qué tareas realizarán ni si contarán con el equipamiento necesario para efectuar el trabajo. Asimismo, llama la atención que les estudiantes deban llenar un formulario que habilita tanto a la UBA como al GCBA a utilizar las imágenes del operativo para fines comunicacionales y avisos publicitarios.

Como contraparte del «voluntariado», les estudiantes no obtendrán ningún tipo de reconocimiento económico, a pesar de que (se supone) realizarán tareas sanitarias que requieren una alta capacitación. “Estando a dos meses de tener mi título de médica me preocupa que el Gobierno de la Ciudad no pague un salario a profesionales de la salud por una tarea tan importante como es la detección de casos de COVID-19. Como estudiantes podemos dar una mano, pero el panorama como futuros profesionales es preocupante”, explica Noelia Ortiz, estudiante del IAR.

Por una educación que acorte las distancias

La situación se avizora compleja: mientras el Gobierno de la Ciudad ajusta en programas sociales, también convoca a estudiantes de medicina que no recibirán compensación alguna para completar su planta sanitaria del Operativo Detectar. «La propuesta de darle un rol social a quienes estamos en el último tramo de la carrera podría ser algo positivo, principalmente en este contexto sanitario. Sin embargo, la forma de comunicar la información a través de una organización estudiantil, en forma incompleta y sin muchas precisiones es vergonzosa, genera mucho malestar en les estudiantes y le quita seriedad a una propuesta que podría ser buena», agrega Diana Soma, estudiante del IAR.

Les integrantes de la Lista 39, principal oposición a Nuevo Espacio en FMED, cuestionaron esta convocatoria a través de un comunicado: «¿Cuál es la razón por la que no se convocan profesionales de la salud ya recibidxs a realizar dichas tareas? ¿Será por la intención del GCBA de minimizar “gastos” en salud? No nos sorprendería».