Activistas de todo el país lanzan un twittazo contra el acuerdo entre China y Argentina para la exportación de cerdos

Cien millones de cerdos volando a China

Un convenio para la exportación de 100 millones de cerdos que el país estaría por firmar con China desató una ola de repudios en las redes. La primera piedra la arrojó la periodista especializada en alimentación, Soledad Barruti. "Es el mayor proyecto de industrialización animal en la historia de nuestro país", denunciaron desde Jóvenes por el Clima Argentina, que lanzó la campaña #BastaDeFalsasSoluciones.

En los últimos días, las redes explotaron con el video que la periodista especializada en alimentación saludable, Soledad Barruti, publicó en su cuenta de Instagram para denunciar el convenio que busca firmar China con la Argentina en la idea promover la instalación de granjas industriales de cerdo, tal como lo adelantó el canciller Felipe Solá. «Nuestro país está por firmar un acuerdo siniestro según el cual podemos pasar de producir entre 6 y 7 millones de cerdos a 100 millones», escribió Soledad en sus redes. Según explicó, el acuerdo garantizaría que en el país oriental se pueda seguir «súper-consumiendo» la carne porcina. Luego de la peste provocada por una nueva cepa de gripe porcina con potencial pandémico, en China debieron sacrificar -quemando y enterrando vivos- unos 250 millones de animales, por lo que nuestro país entraría en el juego como un proveedor mayor. El video ya superó el millón y medio de visualizaciones generando un gran revuelo.

Desde Jóvenes por el Clima Argentina (JOCA), un colectivo que viene marcando la agenda en materia ambiental desde hace ya más de un año, rápidamente se hicieron eco de la denuncia y lanzaron una juntada de firmas que en menos de 24 horas reunió 65.000 adhesiones. Las firmas se realizaron en respaldo a una carta escrita por Soledad Barruti, Enrique Viale, Maristella Svampa, Marcos Filardi y Guillermo Folguera, e impulsada por el colectivo antes mencionado, que en coordinación con un numeroso grupo de organizaciones sociales preparan para hoy a las 19.00HS un twittazo nacional con el hashtag #BastaDeFalsasSoluciones. Mediante esta iniciativa buscan visibilizar las consecuencias del acuerdo Argentina-China e impedir que se lleve a cabo.

View this post on Instagram

Nuestro país está por firmar un acuerdo siniestro según el cual podemos pasar de producir unos 6/7 millones de cerdos a 100 millones. 💣 💣💣💣💣💣 Eso garantizaría que en China se pueda seguir súper consumiendo esa carne. Algo que hoy no está garantizado porque ese país está sufriendo una peste que los llevó a sacrificado (quemando y enterrando vivos) unos 250 millones de animales. 🔥 🔥🔥🔥🔥🔥 El acuerdo es similar al que en 1996 habilitó la producción de soja transgénica en Argentina. Una producción que hoy ocupa el 60 por ciento de nuestra tierra cultivable, aumentó en 25 años un 1400 por ciento el uso de venenos, y nos convirtió en uno de los 10 países con más deforestaciones del mundo. ¿Y todo para que? Para alimentar animales como los cerdos chinos. 💀 Si este acuerdo se lleva adelante vamos a tener más soja y más animales. Estresados, mutilados, hacinados y mega medicados. Cultivando, de yapa, nuevas pandemias. 🐖🐖🐖🐖🐖🐖🐖 El agronegocio es destrucción y muerte. Nos pone en peligro con prácticas productivas brutales y usando los bienes comunes como si fueran suyos. Y lo puede hacer porque se alimenta de nuestro desconocimiento y apatía. Estamos a tiempo de hacer lo que no pudimos en los 90: poner un límite, decir que no, acercar soluciones que existen y que se pueden resumir en soberanía alimentaria y agroecología. En estos días voy a estar compartiendo mucho material. Hagamos correr la voz ✊🏽✊🏽✊🏽✊🏽

A post shared by Soledad Barruti (@solesbarruti) on

«Lo más grave de este acuerdo es que supone la profundización de un modelo productivo insustentable, en un contexto donde la crisis por la pandemia del COVID-19 viene justamente a mostrarnos las consecuencias de modelos productivos que se basan en la depredación ambiental», denuncia Ana Julia Aneise, militante de JOCA. «Mientras el resto del mundo debate una salida ecológica a la crisis del COVID, entendiendo que el desarrollo sin perspectiva ambiental se vuelve como un boomerang, exigimos que en Argentina se prioricen soluciones reales, que pongan en el centro de la escena el bienestar de las personas y no las ganancias de grupos concentrados y la generación de divisas hipotecando a las generaciones futuras», agrega. Desde Jóvenes por el Clima reclaman además una reunión urgente con el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Felipe Solá.

Barruti equipara esta medida con un «acuerdo similar al que en 1996 habilitó la producción de soja transgénica en Argentina. Una producción que hoy ocupa el 60 por ciento de nuestra tierra cultivable, que aumentó en 25 años un 1400 por ciento el uso de venenos, y nos convirtió en uno de los 10 países con más deforestaciones del mundo». Y cierra su posteo invitando a activar virtualmente para frenar la medida: «Estamos a tiempo de hacer lo que no pudimos en los 90: poner un límite, decir que no, acercar soluciones que existen y que se pueden resumir en soberanía alimentaria y agroecología».