"El GCBA se mostró indiferente a nuestros reclamos"

Falta de conectividad, becas y ESI: les secundaries exigen respuestas del Gobierno porteño

Desde la Coordinadora de Estudiantes de Base, la Unión de Estudiantes Secundarios y la Federación de Estudiantes Secundarios enviaron una carta al Ministerio de Educación porteño en la que enumeran las problemáticas que atraviesan les estudiantes de este nivel en el contexto de aislamiento.

A lo largo de cuatro meses de cuarentena, les estudiantes de la Ciudad de Buenos Aires vienen visibilizando las distintas problemáticas que enfrentan en su carácter de comunidades educativas. Si bien son cuestiones que cobran una mayor relevancia en este contexto, en su mayoría se desprenden de problemas anteriores que desde hace tiempo vienen reclamando al Gobierno de la Ciudad. Falta de conectividad, problemas con las Becas Ciudad, carencia de dispositivos móviles, bolsones insuficientes y la nula aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral, son algunos de los puntos principales que destacan les jóvenes en la carta que enviaron al Ministerio de Educación que conduce la politóloga Soledad Acuña. Eva Sueyro y Micaela Fretes, estudiantes secundarias y miembros de las coordinadoras de los centros de estudiantes, hablaron con El Grito del Sur para explicar sus reivindicaciones y las soluciones que hacen falta hoy en día en los colegios.

«Sobre todo en este contexto es fundamental que haya una partida presupuestaria para atender las problemáticas que se profundizaron. Y es urgente que el Gobierno de la Ciudad nos escuche y podamos trabajar en conjunto para poder solucionar estas cuestiones», reclama Eva Sueyro, representante del Centro de Estudiantes del Juan Pedro Esnaola. En los últimos días, desde la Coordinadora de Estudiantes de Base, la Unión de Centros de Estudiantes Secundarios y la Federación de Estudiantes Secundarios elevaron una carta a las autoridades de la cartera educativa porteña enumerando cada una de las dificultades que identificaron durante el período de aislamiento que les llevó a cursar virtualmente.

«Como estudiantes entendemos que el principal reclamo pasa por la conectividad. Estudiantes de toda la Ciudad se encuentran en este momento fuera del sistema educativo, ya sea por no tener conexión a internet o un celular, mucho menos una computadora. De la mano de esa gravísima problemática se suma la otra pandemia, que es la pobreza: muchos y muchas estudiantes están pasando un momento económico complicado; a partir de los cuatro años de macrismo en el país todo se complicó mas, y en esta situación esas familias tienen pocas posibilidades de conseguir alimentos. Les estudiantes entendemos que los dos puntos principales para que podamos seguir estudiando son, por un lado, la conectividad y, por otro lado, un refuerzo de los alimentos que se entregan en las escuelas, asegurando que vengan en buena cantidad y calidad, es decir, que sean nutritivos», explica Micaela Fretes, del Centro de Estudiantes del Lola Mora.

A estos dos reclamos se le agregan el pedido de las Becas Ciudad, ya que se dilató el comienzo de la inscripción y la asignación de las mismas. Les estudiantes también piden la actualización del monto que se otorga como ayuda económica, debido a que «se devaluó totalmente el monto de estas becas». Por otro lado, desde las coordinadoras estudiantiles piden la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral en la virtualidad, ya que durante estos meses fueron les estudiantes y docentes quienes tuvieron que ponerse al hombro la tarea de desarrollar talleres y charlas con estos contenidos.

Dos meses atrás, les estudiantes ya habían enviado un escrito similar al Ministerio de Educación de la Ciudad y, al igual que en esta oportunidad, no obtuvieron respuesta alguna. «El Gobierno de la Ciudad siempre se mostró indiferente hacía los reclamos que presentamos», denuncia la representante del colegio artístico Lola Mora. Por tal motivo, reclaman una reunión con los funcionarios a fin de abordar las problemáticas planteadas y discutir de conjunto las soluciones a estos temas. En este sentido, desde los centros de estudiantes proponen la entrega de elementos de limpieza para garantizar la higiene en la entrega de los bolsones; la entrega de computadoras y dispositivos inteligentes para todes les estudiantes que lo necesiten; aumento del valor de las Becas Ciudad; y garantizar la cobertura wifi en todos las villas de la Ciudad. «Es muy complicado trabajar con un Ministerio que no abre las puertas ni para les pibis ni para les docentes», protesta Eva sobre este punto, mientras que Micaela suma: «Esperamos que ahora, que somos tres coordinadoras unificadas en la búsqueda de un mismo objetivo, tengan un poco de consideración y se nos escuche».

Las comunidades educativas se vienen organizando para tender redes solidarias que le acerquen una ayuda a les estudiantes que peor la están pasando en este contexto. El colectivo de Familias x la Escuela Pública, por ejemplo, viene encargándose de supervisar que la entrega de bolsones de comida se realice en tiempo y forma, y que lleguen las cantidades necesarias para atender la demanda existente.

Por último, otro de los cuestionamientos que sumaron les estudiantes en esta oportunidad fue acerca del protocolo de vuelta a clases que viene ensayando el Gobierno de la Ciudad. «Se sacó un protocolo de vuelta a clases en pleno pico de contagios. Y para nosotres lo más grave de esto es que no se hizo con las comunidades educativas, es decir, no se hizo con les pibes, ni con los directivos, ni con les docentes, que somos justamente les que transitamos por la escuela todos los días», concluyó la representante del Esnaola.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Juventudes sindicales, divino tesoro