A los tiros en la Escuela 18

Por un tiroteo entre patotas vinculadas al Pro, suspenden el Detectar en Soldati

El enfrentamiento entre las bandas, que terminó a los tiros y con tres heridos internados, se desató tras una pelea en la Escuela 18 de Soldati, donde se realizaba el Detectar. Ante la falta de medidas de seguridad (la Policía de la Ciudad nunca se hizo presente en el lugar), trabajadores decidieron suspender el operativo previsto para hoy.

El enfrentamiento entre dos bandas armadas dejó al menos tres heridos de bala en Villa Soldati y obligó a las autoridades sanitarias a suspender las actividades del operativo Detectar en el barrio para hoy porque, dijeron, no están garantizadas las condiciones mínimas de seguridad de los trabajadores de la salud ni de los propios vecinos. El tiroteo se produjo, aparentemente, entre dos fracciones delictivas que responden a punteros vinculados históricamente con el Pro y el Gobierno de la Ciudad, a través del Instituto de la Vivienda (IVC), a cargo de la urbanización de la zona.

Según pudo reconstruir El Grito del Sur, el origen de la balacera se produjo en una discusión subida de tono durante la tarde de ayer en la escuela 18 del barrio, donde se llevaba adelante el Detectar, el programa de testeos focalizados en los barrios que lleva adelante la Ciudad con apoyo de Nación. Al parecer, una de las bandas, conocida como «la de Chaleco y Mauro», punteros históricos del Pro en el barrio, arrastraba una disputa de territorio y recursos con otra fracción, «la de Sarni y Kechu». Ambas bandas se cruzaron en la escuela y desataron allí mismo la pelea, que terminó más tarde a los tiros ya lejos del lugar y con tres heridos de bala.

¿Quiénes son los punteros del Pro que se agarraron a los tiros en un Operativo Detectar en Soldati?

La gravedad del enfrentamiento obligó a la suspensión del Detectar en el barrio, por decisión del equipo de Salud que lo llevó adelante. La denuncia de los trabajadores del operativo es que la Policía de la Ciudad liberó la zona y los dejó a merced de los delincuentes. «Como no están garantizadas las condiciones de seguridad, el Detectar no seguirá en el barrio», dijeron a este medio.

De acuerdo a los testimonios de militantes barriales de la zona, «la banda de Mauro y Chaleco» es histórica en el barrio y tiene vínculos con el Pro desde el inicio mismo de la primera gestión de Mauricio Macri como jefe de Gobierno y sigue hasta el día de hoy. «Manejan recursos del IVC y todos los negocios del barrio, a punta de pistola, con una impunidad que sólo se explica por sus vínculos con el Gobierno de la Ciudad. Al punto que hoy están con custodia policial, cuando todo el barrio está desprotegido», describieron. En el último tiempo, la banda entró en disputa territorial con otra fracción, aparentemente también vinculada al partido de gobierno de la Ciudad.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Larreta compró 40 camas de terapia intensiva, pero la Ciudad perdió más de 500 desde 2007