Los tiempos corren y la ley no llega

Exigen obra social para niñes y adolescentes de hogares bonaerenses

Un proyecto de ley presentado el año pasado busca afiliar a IOMA a unos 3 mil niñes y adolescentes que residen en hogares de la provincia de Buenos Aires con el objetivo de agilizar la atención médica. Si bien no implica un gasto elevado para el Estado, la iniciativa podría perder estado parlamentario a fin de año.

Hogares de niñes y adolescentes de la provincia de Buenos Aires se unieron para presentar un proyecto de ley junto a Susana González, legisladora provincial del Frente de Todos, para que les chiques tengan obra social mientras dure la medida de abrigo o estén en condiciones de adoptabilidad. De aprobarse, beneficiaría al universo de 3 mil niñes y adolescentes que están en hogares bonaerenses. Sin embargo, integrantes de los hogares señalaron que, si no se trata antes de fin de año, el proyecto perderá estado parlamentario.

La iniciativa fue impulsada por el hogar Ángel Azul, ubicado en la ciudad de La Plata. “Lo que pasa es que los chicos institucionalizados cuentan con el sistema de salud público -explicó a El Grito del Sur Hernán Améndola, coordinador de la institución-. Yo banco al sistema público, pero es ineficiente, más en un contexto como el que se vive dentro de un hogar donde hay muy pocas personas que laburan con muchísima cantidad de niños”.

Ángel Azul funciona desde el año 2000, ha albergado más de 500 chiques y hoy forma parte del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo. En la actualidad viven allí 28 niñes y adolescentes y el personal está compuesto por seis personas. Según especifican los fundamentos del proyecto de ley, el único sustento del hogar “son las becas que les otorga el gobierno provincial, que resultan insuficientes para su total sostenimiento”.

El texto presentado en el legislativo bonaerense propone la modificación del artículo 16 de la ley 6.982, que creó el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA). De esta forma, quedarían incluidos en la cobertura de la obra social aquellos “menores de edad cuya guarda permanezca en manos del Estado en virtud de haberse dispuesto sobre ellos una medida de abrigo o haberse declarado su estado de adoptabilidad”.

Améndola afirmó que si les niñes contaran con la cobertura médica de IOMA, entre otras cosas, se agilizarían los tiempos de atención médica. “Mientras vos pedís un turno (en el sistema público) porque uno de los chicos tiene una angina, se contagian los otros. Los turnos son muy a largo plazo, es complicado tenerlos porque hay que hacer filas de horas”, describió el coordinador del hogar sobre la situación actual.

Hogar Ángel Azul

Asimismo, otra de las dificultades que enfrentan les niñes de los hogares es el acceso a profesionales de la salud mental. “Los tratamientos psicológicos, psiquiátricos, todo lo que sea acompañamiento terapéutico de un pibe hace agua en el sistema público de salud porque ni tiene la cantidad de profesionales para asistir de la manera que necesitamos”, afirmó Améndola. El coordinador de Ángel Azul explicó que la atención psicológica es fundamental para les chiques institucionalizados. “La vulneración de los derechos de estos chicos no pasa sólo por la falta de educación. Todo lo que sea contención es necesario desde el día cero que el chico llega a la institución”, aseguró.

Las medidas de abrigo para niñes y adolescentes tienen una duración máxima de 180 días, pero Améndola sostuvo que rara vez se cumplen esos plazos. “Siempre esos tiempos se trascienden y tenés chicos que pasan 7 años institucionalizados”, ejemplificó.  Por eso, agregó, en el hogar “intentamos que los chicos sientan que en ese tiempo están en familia” y así brindarles contención.

Los integrantes de Ángel Azul presentaron el proyecto de ley el año pasado antes de las elecciones. La idea, detalló Améndola, “surgió de charlas” con otras personas que trabajan el tema de infancias. “Susana González ya tenía mandato y nos dijo que se lo iba a tomar como algo personal”, dijo el coordinador del hogar platense.
Según consigna la página de la Secretaría Legislativa de la Cámara de Diputados de la Provincia, el proyecto de ley pasó por las comisiones de Niñez, Adolescencia, Familia y Mujer y de Previsión y Seguridad Social. “Si no se aprueba en las dos comisiones restantes (Presupuesto e Impuestos y Legislación General), va a perder estado parlamentario”, lamentó Améndola.

Asimismo, resaltó que al tratarse de un universo de sólo 3 mil niñes no implica un gasto elevado para el Estado. “El acceso a la salud es un derecho y los derechos de los pibes siempre se ven vulnerados -sostuvo Améndola-. Todo lo que se invierte en prevención a la larga va a salir más barato socialmente”.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cuerpo gestante se busca