Urge una Ley de Humedales

Los humedales argentinos se desangran por el fuego

En lo que va del año, ya se registraron 25 mil focos de incendios y se perdieron 90 mil hectáreas solamente en el Delta del Paraná. Desde Jóvenes por el Clima y otras organizaciones insisten con una Ley Nacional de Humedales, que se empezó a debatir este mes en el Congreso.

Las fotos cenitales tomadas por los satélites de la NASA muestran manchas rojas en cada una de las partes del continente donde hay focos de incendios. Este manchón colorado se despliega más y más sobre la superficie de nuestro país, donde actualmente se calcula que unas 100 mil hectáreas de humedales se están incendiando. Si bien las quemas comenzaron en febrero y desde hace tiempo activistas ambientales advierten sobre la situación de «ecologicidio» en el país, las noticias que circularon en estos días de los incendios en las cercanías de Rosario y el Delta del Paraná terminaron de demostrar la magnitud del problema.
Según informó la agrupación Jóvenes por el Clima, en lo que va del año ya se registraron 25 mil focos de incendios y se perdieron 90 mil hectáreas solamente en el Delta del Paraná. Hace dos meses no llueve en la provincia de Córdoba, donde ya se han arrasado más de 14 mil hectáreas y se debieron evacuar a más de 150 personas. Además, según datos de Confederación Rurales Argentinas (CRA), ya se quemaron 40 mil hectáreas en Formosa y hay alerta roja en Corrientes por el peligro de incendios por sequías, lo cual significa que cualquier tipo de quema intencional es ilegal. Esto no sólo afecta a la vegetación, sino también a la fauna autóctona.

«Los humedales son fundamentales por la gran cantidad de servicios ecosistémicos que aportan, entre ellos la filtración, regulación y almacenamientos de flujos de agua, por lo cual son muy importantes a la hora de mitigar inundaciones. También funcionan como sumideros de carbono, importantes a la hora de combatir el cambio climático», contó a El Grito del Sur Mercedes Pombo, activista de Jóvenes por el Clima. «Las causas de los incendios son diversas, no hay un solo actor al que se le pueda atribuir este fenómeno, tiene que ver por un lado con la intervención de ciertos sectores y, por otro, con el cambio climático que genera condiciones propicias para que surjan y se propaguen los incendios», dijo la integrante de la organización que se formó al calor de la lucha por poner los problemas ecológicos en la agenda mundial.

En la Argentina, actualmente el 25% del territorio es región de humedales. Esto no significa que no se pueda realizar allí ningún tipo de actividad productiva, sino que debe existir una regulación para proteger estos ecosistemas fundamentales. Los incendios no son el único problema que afecta a los humedales, sino que también sufren el avance de los emprendimientos inmobiliarios y la minería, entre otras cuestiones. Desde Jóvenes por el Clima insisten en que, para controlar la situación, es necesario sancionar una Ley Nacional de Humedales. «Ésta es una lucha histórica de nuestro país, en 2013 y 2016 se trataron proyectos de esta índole pero en los dos casos, luego de aprobarse en la Cámara de Senadores, se estancaron en la Cámara de Diputados para finalmente perder estado parlamentario. Esto tiene que ver en parte con que históricamente no hubo una exigencia generalizada por parte de la sociedad para preservar estos ecosistemas ni tampoco para empujar la agenda ambiental. Las consecuencias no se visibilizan hasta que estos avances afectan a las zonas urbanas, como en la zona de Rosario o en el año 2008 que llegó el humo a la Ciudad de Buenos Aires», agregó Pombo.

El pasado 5 de agosto, el diputado nacional Leonardo Grosso (Frente de Todos) presentó el proyecto de Ley Nacional de Humedales y ya comenzó a tratarse en la Cámara Baja. Éste exige la creación de un inventario nacional de humedales que cuente con una actualización y financiamiento, establece multas de hasta 843 millones de pesos por la quema de humedales y define penas de hasta seis años de prisión a quienes violen la normativa. Además impone la creación de un Consejo Asesor externo compuesto por organizaciones ambientales, investigadores y científicos, así como la asignación de un presupuesto para la protección de los humedales y las personas que se encuentran viviendo en éstos. En el video que posteó en sus redes sociales, Grosso aseguró que los principales opositores a esta ley son los empresarios del agronegocio, inmobiliarios y mineros, quienes destruyen los humedales para aumentar sus ganancias sin importarles sus consecuencias.

El tercer debate de esta ley se realizará el miércoles 26 de agosto a las 18 horas.