El plan surgió de un acuerdo interministerial

¿Por qué es importante que la obra pública tenga perspectiva de género?

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, lanzaron un plan de obras públicas con perspectiva de género. En ese marco, El Grito del Sur habló con el espacio de género de la cooperativa de arquitectes TAVA para entender la necesidad de pensar ciudades en clave feminista.  

Con sus típicos anteojos redondos y frente a una cuadrícula de zoom llena de nombres de gobernadores, dos días atrás el presidente Alberto Fernández acompañó al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, en el lanzamiento de un plan de obras públicas con perspectiva de género. Estas medidas buscan reforzar los acuerdos interministeriales en los que ya venía trabajando el Gobierno para la transversalización de la perspectiva de género en todas sus áreas. El plan cuenta con algunos puntos centrales: la confección de una guía con criterios sobre cómo aplicar la perspectiva de género en la obra pública, la ejecución de proyectos del Plan Argentina Hace que contemplen las tareas de cuidado y faciliten el acceso a derechos de mujeres, niñes y diversidades, así como la creación de cuadrillas territoriales mixtas cuyos proyectos serán priorizados en cuanto a financiamiento. Además se trabajará en la refuncionalización y creación de nuevos centros territoriales de abordaje integral. De esta manera se busca insertar a más mujeres en un área históricamente masculinizada y amortiguar el peso de las tareas de cuidado. Estas políticas fueron anunciadas poco tiempo después del relanzamiento del Plan Procear, que otorgará 300 mil microcréditos (entre personales e hipotecarios) para mejorar o construir viviendas.

¿Qué significa la obra pública con perspectiva de género? El Grito del Sur habló con TAVA kuña, el espacio de género de la cooperativa de arquitectes TAVA, para entender la necesidad de pensar ciudades en clave feminista.

¿Por qué es importante que la obra pública tenga perspectiva de género?

La perspectiva de género aporta una visión amplia, compleja, colectiva e inclusiva en la caracterización de los problemas y las soluciones. El diseño y la obra publica, salvo claras excepciones, en el mundo occidental se han desarrollado respondiendo a las necesidades de una sola parte de la población sin tener en cuenta las diversidades, las diferencias de clases y el multiculturalismo que caracterizan a las ciudades.

Presentación del plan de obras públicas con perspectiva de género

¿Qué les parece necesario incluir en la guía?

En el diseño de los proyectos es fundamental incluir las necesidades, intereses y hábitos de mujeres, niñas, disidencias y personas con movilidad reducida. Para eso es importante repensar la movilidad para hacerlo de forma segura, fácil y accesible para todes. También hay que fomentar, a través de la infraestructura vial, la seguridad y la libre circulación en el espacio público, e implementar proyectos participativos que involucren a la población en la toma de decisiones. En la obra pública hay que asegurar condiciones igualitarias de trabajo para mujeres, hombres y disidencias y hacer formaciones técnicas continuas sobre distintos rubros implementando la Ley Micaela en las cuadrillas de trabajo. Además, es fundamental diseñar algún protocolo de violencia laboral para poder aplicarlo en caso de ser necesario.

¿Qué mejoraría la inserción de mujeres y disidencias en la obra pública?

El oficio de la construcción y las obras, incluyendo las obras públicas, fueron consideradas desde siempre un nicho masculino. Sin embargo, muchas mujeres realizaron a lo largo del tiempo, por ejemplo, la autoconstrucción de sus viviendas. Esta situación es más visible en los asentamientos y las villas, donde hay muchas jefas de familia y cultura de matriarcados por la multiculturalidad de sus orígenes. La inserción en estos nichos no solo permitiría derribar el mito de que una mujer por biología o contextura física no puede hacer este esfuerzo, ya que con técnica se puede acarrear el mismo peso, sino que permitiría aumentar el fortalecimiento y la participación de las mujeres y su empoderamiento económico. Dependerá de todas nosotras -técnicas, constructoras, habitantes- luchar para que esta política pública llegue al territorio, baje a lo material y no sea algo solamente formal y políticamente correcto.

Presentación del plan de obras públicas con perspectiva de género

¿En qué beneficia la obra pública con perspectiva de género a las tareas de cuidado?

Facilita y simplifica estas tareas. Tanto las viviendas como la planificación de las ciudades representan construcciones culturales que dividen los espacios según los roles, donde la mujer ha sido asociada siempre al reproductivo. Pensar la obra pública desde una perspectiva de género significa dibujar nuevos espacios y territorios seguros, donde las mujeres y todes les que se ocupan de los cuidados puedan compartir las tareas con otres, puedan destinarles menos tiempo y sentirse libres.

El plan busca fomentar las cuadrillas mixtas. ¿Cuáles serían los beneficios de esto?

Pensamos que esto es necesario para que no exista una división sexual del trabajo. Nosotres estamos trabajando con una cooperativa de construcción compuesta mitad por hombres y mitad por mujeres, que se están capacitando para ejecutar calles y veredas en Almirante Brown. Esperamos sea el inicio de un cambio que se convierta en normalidad.