La decisión fue tomada por representantes de todos los centros de estudiantes

Se suspenden las elecciones en la UBA por primera vez desde el retorno a la democracia

La Junta Representativa de la Federación Universitaria de Buenos Aires, compuesta por los 13 centros de estudiantes de la UBA, resolvió suspender las elecciones de este año y prorrogar los mandatos hasta el 2021, cuando -se espera- la situación sanitaria esté normalizada.

Sin un horizonte cercano para el regreso a las aulas de manera presencial, la Junta Representativa de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) mantuvo una reunión virtual con presidentes y presidentas de los 13 centros de estudiantes de la UBA, donde resolvieron por unanimidad suspender las elecciones previstas para septiembre de este año. «Es la primera vez en la historia democrática que se define la suspensión de elecciones. Creemos que es una medida necesaria en este contexto y es positivo el hecho de que unánimemente, entre referentes estudiantiles de distintos signos políticos, pongamos por encima la unidad para enfrentar la pandemia», expresó Nicole Castillo, secretaria general de la Federación por el bloque UBA de Todes, luego de conocerse la noticia.

«La decisión es una muestra de responsabilidad por parte de la juventud en el difícil contexto que estamos viviendo. Los jóvenes tenemos que acompañarnos y generar conciencia, respetar el aislamiento social preventivo y obligatorio, y ser protagonistas de los cambios que queremos por una sociedad y una educación más justa e igualitaria», agregó Catalina Kaplan, militante de La Mella y presidenta del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras (CEFyL).

Representantes de los gremios de las trece facultades de la Universidad de Buenos Aires se reunieron por Zoom para definir la suspensión de las elecciones estudiantiles de este año.

Éste es un hecho inédito, que no ocurría desde el retorno a la democracia en el año 1983. «El contexto de pandemia mundial que obligó al Gobierno Nacional a tomar medidas de aislamiento con el fin de preservar la salud de la población, no permite llevar adelante las dinámicas propias de las elecciones y de la vida democrática estudiantil. Y, por supuesto, una elección virtual no es opción por no garantizar las condiciones de transparencia», explicó Juliana Fera, militante de La Cámpora y presidenta del Centro de Estudiantes de Ciencias Exactas y Naturales (CECEN), en diálogo con El Grito del Sur. «Ahora queda refrendar este posicionamiento en las Comisiones Directivas de cada centro, porque entendemos que la Representativa (de la FUBA) no puede decidir por ellos, y volver a discutir a principios de 2021 qué hacer con las elecciones 2020, ya que para nosotres es fundamental que les estudiantes expresen en las urnas una devolución del desempeño de las representaciones durante ese año», sumó.

También se manifestó en este sentido Federico Pachamé, militante del Partido Obrero y vicepresidente del Centro de Estudiantes de Farmacia y Bioquímica (CEFyB): «Hay una realidad que impone que no se puedan desenvolver las elecciones universitarias. Las facultades están cerradas desde marzo casi que para toda actividad, no solo para las clases y, en segundo lugar, desde el punto de vista sanitario, es decir, hoy (por ayer) coincide la fecha en que se resuelve esto con el día en que se rompe el récord de contagios y de muertes, pero llegando además a más de 10 mil contagios diarios en la Argentina». «Es impensado desenvolver algún tipo de proceso electoral sobre la base de estas características que hoy se atraviesan y, así como se están suspendiendo las elecciones en todos los sindicatos, le llegó el turno también a las facultades y a los centros de estudiantes de la UBA», refuerza.

Elecciones universitarias de 2019 en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU). Foto: Abril Perez Torres

De todas formas, tanto Pachamé como Fernando Ramal, ex presidente de la Federación y referente de la corriente universitaria del Partido Obrero, denuncian que la conducción actual de la FUBA -compuesta por la Franja Morada y organizaciones independientes ligadas al reformismo- no convocó a ninguna instancia participativa ni de discusión durante todo el año y esperó hasta agosto para convocar a una Junta Representativa en la que solo les importó definir el futuro de las elecciones universitarias. «Más allá de haber votado a favor de algo que es medio obvio, que las elecciones universitarias no se pueden hacer, y después de haberlo discutido también con las fuerzas políticas que componen las comisiones directivas de los centros de estudiantes que conducimos, nos preocupa que desde la conducción actual de la FUBA, que tiene en la presidencia a la Franja Morada y en la vicepresidencia a una agrupacion de ingeniería -el MLI- ligada al PJ, se negaron a adherir a la movilización por Facundo Castro», cuestionó Ramal. Por su parte, Pachamé añadió: «Es lamentable que la Federación más importante del país, incluso de Latinoamérica, en un contexto donde la universidad está atravesando una crisis y un ajuste muy grande -preexistente, pero que la pandemia lo agrava-, se niegue a discutirlo».