Solidaridad frente a la desidia

Acosta Conectado: una campaña solidaria para enfrentar los problemas de conectividad

La comunidad educativa del colegio Mariano Acosta lanzó una campaña solidaria de donación de computadoras para afrontar los problemas de conectividad de sus estudiantes. Rechazo a la vuelta de las clases presenciales que propone el Gobierno de la Ciudad y búsqueda de respuestas para garantizar la continuidad pedagógica.

El problema de la conectividad volvió al centro de la escena pública luego del fallido intento del Gobierno de la Ciudad de retomar las clases presenciales en pleno pico de contagios. La falta de acceso a internet y a dispositivos que permitan la continuidad pedagógica para miles de estudiantes porteñes despertó profundas críticas a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, pero también permitió el surgimiento de iniciativas solidarias por parte de la comunidad educativa para paliar esta deuda histórica del GCBA.

Es así que en la escuela Mariano Acosta se lanzó la iniciativa «Acosta Conectado», una propuesta que impulsa la donación solidaria de computadoras del plan Conectar Igualdad, por parte de exalumnos/as, para que les estudiantes que no cuenten con dispositivos propios puedan continuar estudiando. La campaña se lanzó esta semana y el viernes 4 de agosto se estarán recolectando las computadoras en la sede del colegio, ubicado en Gral. Urquiza 277, en el barrio de Balvanera.

«La idea de la campaña de Acosta Conectado es en respuesta a la problemática de la conectividad que tiene la comunidad educativa y que usó el Gobierno de la CIudad como excusa para intentar una vuelta a clase, que es uno de los pocos espacios que en la CABA no volvieron a la normalidad, por más que los casos siguen en alza», explica Juli Andrade, coordinadora del Centro de Estudiantes del Secundario. «Todes queremos volver. Particularmente yo estoy en mi último año en el Acosta y nada me gustaría más que volver a la presencialidad y estar con mis compañeres y amigues. Pero en este momento no podemos arriesgar la salud de les pibes y sus familias», asegura la estudiante.

La campaña busca visibilizar las falencias del Gobierno de la Ciudad al momento de garantizar el derecho básico de la conectividad, una herramienta elemental para la continuidad pedagógica en el momento de la pandemia. Desde la comunidad del Acosta señalan que el reclamo se suma a la reivindicación de una mejora en la calidad de los bolsones alimenticios que reciben y distribuyen en las escuelas.

 

«La realidad de muchas familias está muy desmejorada producto de la crisis que se viene arrastrando de los últimos 4 años, a lo que se suma esta pandemia. Esto se tradujo en la falta de dispositivos, de conectividad e incluso hay familias que tienen 4 computadoras funcionando en simultáneo. No hay ancho de banda que resista», explica Néstor Mascaro, delegado de la Escuela y uno de los promotores de la campaña. «Mientras el Gobierno de la Ciudad gasta en baldosas para Puerto Madero, quieren que los sectores más vulnerables pongan en riesgo su salud», agrega Mascaro.

«La campaña se orienta a la detección de necesidades en la comunidad y a recibir donaciones para las familias que necesitan algún dispositivo. En la escuela también había computadoras y nos pusimos en campaña para repararlas o desbloquearlas y poner estas compus a disposición de las familias que las necesitan», explica Rodrigo Páez Canosa, uno de los padres de la Cooperadora del Acosta. «Estamos recibiendo unos 5 o 6 mails por día pidiendo dispositivos y vamos a estar entregando entre 40 y 50 máquinas este mes», concluye Rodrigo.

Para donar tu computadora podés mandar un mail a acostaconectado@gmail.com o acercarte al colegio este viernes entre las 11 y las 16 hs.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Larreta gasta 16 millones en televisores, pero sigue sin entregar netbooks en barrios populares