Medida de fuerza en todo el país

La docencia universitaria realiza un paro nacional por «urgente recomposición salarial»

La CONADU Histórica lleva a cabo hoy un paro nacional de 24 horas frente al deterioro salarial y la falta de reconocimiento de gastos por la virtualidad. "Si esta semana el Gobierno no nos convoca a la paritaria con una oferta, sería inexplicable", dijo a este medio Luis Tiscornia, secretario general de Conaduh.

La CONADU Histórica, gremio alineado con la CTA Autónoma, está realizando un paro nacional de 24 horas para exigir una «urgente recomposición salarial, el reconocimiento de los gastos ocasionados por la enseñanza virtual desde los hogares, la estabilidad de las y los docentes interinos y contratados, en defensa de las obras sociales universitarias y por mayor presupuesto para las universidades públicas». La medida fue definida en Congreso Extraordinario y abarca un apagón virtual, la desconexión y diferentes actividades de visibilización en todo el país.

Cabe destacar que la docencia universitaria y preuniversitaria viene sosteniendo desde el inicio de la pandemia la continuidad de la enseñanza a más de un millón setecientos mil estudiantes desde sus casas y con sus propias herramientas tecnológicas y recursos económicos, puesto que las universidades se encuentran cerradas a partir del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Sin embargo, entienden que la sobrecarga de trabajo en la enseñanza virtual o remota junto al aumento de gastos para garantizar la conectividad no fueron suficientemente reconocidos por las autoridades universitarias y el Ministerio de Educación de la Nación. También plantean la necesidad de reabrir la paritaria salarial, que venció en junio de este año y conlleva el deterioro de los salarios por el avance de la inflación.

El secretario general de CONADU Histórica, Luis Tiscornia, expresó en diálogo con El Grito del Sur la necesidad de recomponer la pérdida del poder adquisitivo: «A agosto, el deterioro salarial es del 12%. Es decir, habría que empatar a agosto con un 12% y ver las estimaciones de inflación en lo que resta del año. Si fuera por los plazos de nuestra paritaria, el cálculo debería ser desde acá hasta febrero. El propio Gobierno se comprometió durante este año a que los salarios queden empatados con la inflación. Hay que tener en cuenta que la inflación del mes pasado fue 2,7%, así que no está bajando. Eso es un problema. Nuestra pérdida de ingresos se está transfiriendo a los sectores más concentrados de la economía».

La semana pasada comenzaron las negociaciones por las paritarias nacionales estatales, pero tanto ATE como UPCN consideraron «insuficiente» la oferta de una recomposición del 15% en cuatro cuotas. En ese sentido, Tiscornia señaló que «hemos mantenido reuniones, donde el Gobierno nos dijo ¨discutamos condiciones de trabajo pero dinero no¨. Eso ha sido así desde junio y ya van tres meses de demora. Estuvimos poniendo el hombro durante todo este tiempo, es hora de una recomposición salarial. Si esta semana no nos convocan a la paritaria con una oferta, sería inexplicable».

Otro de los puntos del reclamo es la estabilidad laboral, puesto que «han aumentado mucho los contratos anuales de docentes interinos en contradicción incluso con nuestro convenio colectivo de trabajo». También se destaca el pedido por mayor presupuesto para las universidades públicas. Respecto a esto último, el secretario general de Conaduh consideró que «lo proyectado para 2021 es inferior a lo requerido por los rectores. Con esto me refiero a los gastos de funcionamiento, dado que lo salarial va al ritmo de las paritarias y constituye el 90% del presupuesto. En principio es un presupuesto restrictivo y mezquino».

«La paradoja es que durante estos seis meses las universidades se ahorraron dinero porque están cerradas, si toda la enseñanza la hemos hecho desde nuestras casas poniendo plata de nuestros bolsillos. El reconocimiento de los gastos que hemos hecho no es un tema menor», concluyó Tiscornia.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La UTEP busca su lugar institucional en el mundo de los sindicatos