"Algunos perdieron el laburo, otros no pueden pagar el alquiler"

Una olla solidaria en San Telmo, también para la clase media

El Centro Cultural Martín Fierro, La Cámpora Comuna 1 y la Murga Caprichosos de San Telmo asisten desde hace tres meses a vecinos y vecinas de clase media que han perdido el trabajo en plena pandemia o que no llegan a pagar el alquiler. "Hoy el Gobierno de la Ciudad no está asumiendo ninguna responsabilidad y la militancia se está haciendo cargo", afirma Víctor Cantero, secretario general del PJ en la comuna.

La pandemia está generando efectos negativos principalmente en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, donde existe una mayor proporción de trabajo informal y de personas que perdieron una parte de sus ingresos o directamente se quedaron sin empleo. En ese marco, frente a la ausencia del Gobierno porteño para cubrir las necesidades básicas, diferentes organizaciones sociales y políticas continúan en la primera línea para atender la creciente demanda de alimentos de la población más vulnerable.

Desde hace más de tres meses, la Plaza Vera Peñaloza en San Telmo (Av. San Juan al 700) viene albergando ollas solidarias los martes, jueves y sábados a las 19 horas. La iniciativa tuvo su debut el pasado 25 de mayo a partir de una lentejeada organizada por el Centro Cultural Martín Fierro, a la que rápidamente se sumaron la Murga Caprichosos de San Telmo y La Cámpora Comuna 1. Las primeras veces se repartieron unas 90 porciones, pero ese número se fue incrementando y hoy ya superan las 250. El número de asistentes varía, pero ronda los 100 comensales por jornada.

«La mayoría de la gente que asiste no es gente en situación de calle, sino de clase media y baja que ha caído en la pobreza producto de la pandemia. Algunos perdieron el laburo, otros no pueden pagar el alquiler. Eso me llamó mucho la atención. Les decimos ollas solidarias porque el día de mañana, una vez que mejore esta situación, vamos a dejar de hacerlas salvo que exista esta necesidad. Queremos agradecer a todos los vecinos y vecinas que se acercaron a dar una mano», señaló a El Grito del Sur Víctor Cantero, secretario general del PJ en la Comuna 1 y uno de los impulsores de esta iniciativa.

Cantero agregó que «esta situación nos genera sentimientos encontrados porque esa gente debería tener para comer, no asistir a una olla para tener un plato de comida». «Hoy el Gobierno de la Ciudad no está asumiendo ninguna responsabilidad y la militancia se está haciendo cargo. Estamos hablando de falta de apoyo a la gente que perdió su laburo o que gana menos en este tiempo de pandemia. Mientras el Gobierno Nacional hace un esfuerzo muy grande con todos los subsidios que ha invertido, el Ejecutivo porteño no puso un mango hasta ahora», agregó el referente del Partido Justicialista en la comuna.

Las ollas solidarias en San Telmo son una muestra de unidad entre diferentes organizaciones y de solidaridad con quienes menos tienen. Desde el Centro Cultural Martín Fierro, la Murga Caprichosos y La Cámpora tienen la voluntad de seguir articulando «todo lo que haga falta», dado que se trata de una movida autogestionada a la que se suman algunas donaciones cada semana. Al igual que en incontables oportunidades, la militancia popular vuelve a poner el pecho a las situaciones más difíciles.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Larreta gasta 16 millones en televisores, pero sigue sin entregar netbooks en barrios populares