El domingo que viene serán las elecciones presidenciales en Bolivia

La colectividad boliviana cierra la campaña electoral a pura caravana en el Conurbano

A sólo una semana de las elecciones presidenciales en Bolivia, simpatizantes de la fórmula Luis Arce-David Choquehuanca (MAS-IPSP) realizaron diferentes actividades como corolario final a una intensa campaña para impulsar el voto de los residentes bolivianos en Argentina.

Con numerosas actividades a lo largo del Conurbano, donde se concentra buena parte del voto boliviano en Argentina, los seguidores de la fórmula Luis Arce-David Choquehuanca (MAS-IPSP) afrontan con optimismo los últimos días antes del cierre de la campaña electoral. El objetivo de la colectividad boliviana está puesto en impulsar la participación política de los bolivianos y bolivianas en el país, en un contexto en que el partido izquierdista aparece nuevamente como favorito en las principales encuestas con más de un 40% de intención de voto. En la tarde de ayer y hoy realizaron masivas caravanas que tuvieron su punto más álgido en el partido de La Matanza.

«Las caravanas siempre fueron manteniendo la distancia y respetando los protocolos de bioseguridad. Estamos a siete días del acto electoral, tenemos la certeza de que Lucho y David van a ganar en primera vuelta. Es muy importante para ello que la colectividad boliviana pueda votar», explicó a El Grito del Sur Leandro Ruiz, referente de Generación Evo Argentina. La jornada de esta tarde tuvo la participación de los cuatro puntos cardinales del Gran Buenos Aires y el lugar de encuentro fue Villa Celina. «Hoy la única forma de hacer una caravana en apoyo a la democracia en nuestro país es en forma vehicular evitando la concentración de personas», sostuvo César Villca, integrante de la Coordinadora Plurinacional.

La campaña boliviana desde Argentina se dio en un marco de avasallamiento por parte del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), que inhabilitó a casi 25 mil residentes bolivianos en nuestro país para ejercer su derecho al sufragio. Frente a un insólito plazo de cuatro días para hacer el reclamo, el pasado 30 de septiembre diferentes organizaciones se movilizaron a la puerta de la Embajada del Estado Plurinacional para denunciar estas acciones del OEP. Cabe destacar que en las últimas elecciones, el MAS-IPSP obtuvo en Argentina el 82% de los votos. «Las elecciones son el camino para la restauración de la democracia y para eso se necesita la voluntad política de las instituciones y los órganos del Estado, que todos los bloques políticos se comprometan al respeto de la decisión del pueblo para que haya comicios transparentes y seguros. Ya ha sufrido bastante el pueblo boliviano, necesitamos que cese la violencia y que vuelva la paz y la justicia», señaló a este medio Iber Mamani, referente de Vamos (Frente Patria Grande) y de Jallala Juventud.

La campaña electoral en el Conurbano tuvo lugar en contexto de pandemia, con lo cual las y los integrantes de la colectividad asumieron la obligación de tomar las medidas sanitarias correspondientes para cada una de las salidas programadas. «Hubo una gran conciencia de los referentes territoriales de cada zona, por lo cual se ha logrando una gran difusión con fuerte énfasis en los medios de comunicación, las redes sociales y reparto de volantes en el barrio. También se salió con megáfonos, se pegaron pasacalles. Fue una actividad intensa que se ha mostrado, esto es un tema de patriotismo porque en Bolivia están coartando la libertad de expresión y vemos atropellados nuestros derechos. La colectividad boliviana se ha activado con mucha fuerza siempre manteniendo las medidas de bioseguridad», remarcó César Villca.

A lo largo de la campaña, la derecha boliviana volvió a utilizar el arma de la difamación, las fake news, la persecución política y el uso de medios locales e internacionales bajo el propósito de «confundir al electorado», según contó Iber Mamani. A partir del golpe de Estado del año pasado, desde las organizaciones desconfían totalmente de instituciones como la OEA y la ONU, con lo cual la principal premisa en los últimos días antes de llegar a la fecha de la elección -domingo 18 de octubre- es fomentar una votación masiva de todos los bolivianos y las bolivianas en su país y en el exterior.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La comunidad boliviana en Argentina se moviliza a la Embajada para defender su derecho al voto