Néstor, santo de nuestra devoción

El mural pintado sobre las baldosas de la Plaza de Mayo se convirtió en una suerte de altar, al que miles de personas acercaron ayer velas, flores y plegarias para recordar a Néstor Kirchner. Las voces de la Plaza, entre las plegarias y el recuerdo de quien «devolvió la fe en la política».