La Campaña busca hacer presión

El reclamo por el aborto continúa

A pesar de la lluvia, grupas feministas se reunieron ayer para realizar una performance donde tiraron ramas de perejil frente al Congreso Nacional. Exigen que se empiecen a tratar los proyectos de aborto antes de que terminen las sesiones legislativas.

Luego de que el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa suspendiera por segunda vez en 15 días su reunión con las representantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, el espacio que nuclea 700 organizaciones de manera transversal, federal e interpartidaria decidió realizar una serie de acciones con el fin de seguir presionando al Gobierno para que envíe el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo al recinto.

Con la potencia de la lucha feminista, les integrantes de la Campaña exigen que el tratamiento se acelere lo máximo posible en vistas a la proximidad del cierre de sesiones parlamentarias que, en caso de que no hubiera sesiones extraordinarias, se daría el 30 de noviembre, apenas tres semanas después de la fecha estipulada para la nueva reunión con Massa, el 5 de ese mes. En este marco y a pesar de la lluvia, grupas feministas se reunieron este miércoles para realizar una performance donde tiraron ramas de perejil frente al Congreso Nacional, en referencia a la planta que aún se utiliza en muchos lugares para realizar abortos inseguros que se cobran miles de vidas en nuestro país o como mínimo dejan graves secuelas en la salud de las personas gestantes.

“Nosotras entendemos que estamos en el medio de una pandemia, pero las mujeres y personas gestantes siguen abortando, de hecho tuvimos muertas por aborto durante la pandemia”, explica Agustina Vidales Aguero, integrante de la Campaña. “Al principio (desde el Gobierno) nos dijeron que se estaban tratando solo proyectos relacionados a lo sanitario, pero ahora sabemos que no es así, por eso estamos movilizadas y más allá del ASPO buscamos las formas creativas de hacer visible nuestro reclamo y estar en las calles”.

Respecto a la promesa realizada por Alberto Fernández en en la apertura de las sesiones de presentar un proyecto de ley desde el Ejecutivo, Agustina explica: “Nosotras tenemos un proyecto presentado desde el 2019 que tiene apoyo de todos los bloques legislativos y de todo el movimiento feminista. Entendemos que el Presidente mande un proyecto, es importante y le da otro impulso, pero también sabemos que en el recinto los proyectos cambian porque hay negociación. Queremos que se empiecen a tratar todos los proyectos, que se dé el debate para que efectivamente tengamos el aborto este año”.

Al 28 de septiembre, desde la Campaña ya contabilizaban 3 muertes por abortos inseguros durante el ASPO y 4 niñas obligadas a parir. Además, a nivel internacional, la ONU explicó que si las cuarentenas en el mundo se extendieran por seis meses más a partir de abril de 2020 (algo que ya sucedió en varios casos), 47 millones de mujeres en países de renta media y baja no tendrían acceso a anticonceptivos modernos y, si continuaran por un año, la cifra de embarazos no deseados podría llegar hasta 15 millones.

“La mayoría de las personas no quieren ni acercarse a los hospitales por el miedo al contagio, entonces se vuelve más difícil”, explica Vidales Aguero. “Nosotras tenemos la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir que está organizada en todo el país y, si bien la página se actualiza todo el tiempo, no alcanza. Sí hay que decir que desde el Ministerio de Salud y el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad se socializó la información sobre dónde hacerse una ILE o donde conseguir las pastillas, pero no es lo mismo tener la ley que no tenerla”.

Dentro de los argumentos que se utilizan para dilatar el tratamiento del proyecto, aparte de la situación sanitaria está también la posibilidad de que la resistencia de los antiderechos acentúe la crisis social y genere más tensión, a lo que se suma la excusa de que no sería un tema adecuado para discutir en sesiones virtuales.  “Tuvimos resistencia durante estos quince años que lleva la Campaña, pero nosotras seguimos avanzando en la despenalización social y en eso no hay vuelta atrás. Los que se están quedando atrás son los que no votan a favor de las personas con capacidad de gestar, se están quedando en el tiempo. No puede ser que en el 2020 no podamos decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas, es una locura”.

La Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y gratuito seguirá realizando actividades en todo el país.