De cuidados y otras yerbas

Una encuesta de Uso del Tiempo Libre para visibilizar las tareas de cuidado

La Legislatura porteña busca aprobar una ley que permita medir el uso del tiempo libre con el objetivo de visibilizar el rol del trabajo no remunerado de cuidados. "Nombrarlo y convertir esta temática en política pública es reconocer el trabajo de miles de mujeres de esta ciudad", explicó Lorena Pokoik, autora de la iniciativa.

Este jueves, la Legislatura porteña debatirá un proyecto de ley que propone una Encuesta de Uso del Tiempo, una herramienta que busca visibilizar el aporte que realizan las mujeres y disidencias a la economía del cuidado y la consecuente importancia que tiene este trabajo en el funcionamiento del sistema económico y social. La iniciativa fue presentada por Lorena Pokoik, legisladora del Frente de Todos, y busca dar cuenta de los usos del tiempo distribuidos por género, edad y nivel socioeconómico en nuestra sociedad, poner en valor las tareas de cuidado no remuneradas y proyectar el peso de este trabajo no pago en el PBI.

El trabajo de cuidados cumple dos funciones fundamentales en nuestra sociedad: por un lado, garantiza la reproducción de la fuerza de trabajo y, por otro, facilita el bienestar de las personas al mediar entre el acceso a bienes y su consumo efectivo. El proyecto destaca que, a partir de la aprobación de la Plataforma de Acción de Beijing en 1995, numerosos países y ciudades alrededor del mundo comenzaron a realizar encuestas que pusieran en valor la utilidad social y el valor económico del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado que se realiza al interior de los hogares.

«Obtener esta información y ponerla en datos es un avance en materia de igualdad y equidad de géneros, y es motivo de alegría para el movimiento feminista que durante años ha luchado por la visibilización del trabajo reproductivo puesto en las espaldas de las mujeres y niñas casi en un 100%», explicó Lorena Pokoik en diálogo con El Grito del Sur. «Nombrarlo y convertir esta temática en política pública es reconocer el trabajo, entendido como natural, de miles de mujeres de esta ciudad que no sólo se hacen cargo de estas tareas al interior de sus hogares sino que también llevan adelante comedores populares y merenderos que se encargan colectivamente de los cuidados de cientos de familias vulneradas y castigadas por la falta de Estado, y por la importante crisis económica a la que nos llevó el gobierno anterior», agregó la autora de la iniciativa.

La propuesta de Pokoik impulsa la inclusión de un módulo sobre este tema en la Encuesta Permanente de Hogares, una incorporación que permitiría visibilizar la manera en que las tareas de cuidados se encuentran mediadas por la división sexual del trabajo. Este instrumento de recolección de datos permitirá conocer el tiempo destinado a todas las actividades que realiza la persona durante un día de su vida y, al mismo tiempo, ser un insumo para tomar decisiones en materia de políticas públicas. «Partimos de entender que cuidar, autocuidarse y ser cuidado es un derecho y por ello cuando se cuida se está realizando un trabajo que debe contar con las prestaciones de la seguridad social y derechos que lo asisten como tal», señaló la legisladora del Frente de Todos.

Según el informe elaborado por la Dirección de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía, el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado representa un 15,9% del PIB y es el sector de mayor aporte en toda la economía, seguido por la industria (13,2%) y el comercio (13%). En total, se trataría de un aporte de 4 mil millones de pesos, valor que resulta de monetizar la gran cantidad de tareas domésticas que se realizan en todos los hogares a diario.

«En la ciudad más rica del país va a ser interesante conocer cuánto aportamos las mujeres a esta riqueza de la que tanto se habla, por eso es que consideramos que esta cuenta satélite es un paso fundamental para visibilizar las tareas de cuidado. Por otro lado, sería interesante que la Ciudad comenzara a discutir un plan integral de cuidados», finalizó Lorena Pokoik.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

«Viene gente que antes no tenía la necesidad»