Denuncian que la maniobra es "ilegal"

Desalojo y a la calle: el regalo navideño de Larreta para 40 familias

Se trata de un total de 100 personas, de las cuales 34 son niños, 6 adultos mayores y 3 discapacitados. El Ejecutivo porteño aduce que el edificio no tiene condiciones de habitabilidad, mientras que los vecinos y las vecinas plantean que se trata de otro intento de "desalojo encubierto con fines especulativos".

A pocas semanas de la llegada de una Navidad atravesada por la crisis económica en medio de la pandemia, el Gobierno de la Ciudad pretende desalojar a 40 familias que viven desde hace varios años en Suipacha 548, edificio ubicado en pleno Microcentro porteño, aduciendo una supuesta falta de condiciones de habitabilidad. Así lo dio a conocer mediante un expediente en curso, que puso en estado de alerta a las 100 personas afectadas entre las que se encuentran 34 niños, 6 adultos mayores y 3 discapacitados.

De acuerdo con un informe de la Dirección General Guardia de Auxilio y Emergencias que se dio a conocer el año pasado, el edificio no verifica «signos que indiquen un potencial peligro de colapso estructural inminente». La llegada de la pandemia generó un leve crecimiento dentro de la población que reside en el lugar, pero nada amerita un desalojo que dejaría a casi medio centenar de familias en situación de calle.

«Denunciamos que avanzar con un desalojo en este momento es ilegal, dada la vigencia del DNU 766 que los prohíbe. Este tipo de maniobras no son otra cosa que desalojos encubiertos con fines especulativos, y nuestra casa no es la única afectada. Sin ir más lejos, 17 familias acampan en la puerta de su casa en Pavón 2345 luego de que no se les permita regresar por un incendio en la casa lindera. Sabemos que en la Ciudad, la prioridad del gobierno son los negocios inmobiliarios y no garantizar el derecho a la vivienda digna», explicaron desde la organización Consejerías de Vivienda a través de un comunicado. Cabe destacar que se trata de un edificio de ocho pisos y 24 departamentos ubicado en una zona apetecible para el mercado inmobiliario, con lo cual los vecinos y las vecinas intuyen que el gobierno porteño quiere desalojarlos sin dar una solución habitacional definitiva.

Andrea, vecina de Suipacha 548, explicó a El Grito del Sur que «todavía no hay una fecha exacta de desalojo pero nos preocupa porque están desalojando sin previo aviso». «El Gobierno de la Ciudad siempre sale con algo nuevo. Aquí hay familias que viven hace diez años, otras cinco años y después están las que entraron con la pandemia tras quedarse sin trabajo. Estamos con asambleas y haciendo reuniones permanentes para intentar solucionar las cosas», señaló. Por su parte, Mónica -también residente en el complejo habitacional- aseguró que «queremos una vida digna, un acceso a la vivienda, al agua y a los servicios básicos, hoy buscar un nuevo lugar para irnos es imposible teniendo en cuenta la situación en que se encuentra el país por todos los requisitos que se necesitan para alquilar y la informalidad en que vivimos».

Hasta el momento no existen canales de diálogo abiertos con el Gobierno de la Ciudad. No obstante, las 40 familias se encuentran preocupadas por el hecho de encontrarse muchas de éstas sin empleo y con la posibilidad -si son desalojadas- de no conseguir un alquiler donde acepten niños y mascotas. «Exigimos que Larreta, Migliore (Min. Desarrollo Humano y Hábitat) y Maquieyra (IVC) cumplan con lo dictado por la jueza de la causa, que se cense a la totalidad de las familias y que el gobierno porteño dé una respuesta habitacional definitiva para todes les que habitamos en Casa Suipacha. A su vez, llamamos a todas las organizaciones sociales, políticas, estudiantiles, culturales y a quien se haga eco de nuestra justa causa, a rodear de solidaridad nuestra lucha», agregaron desde Consejerías de Vivienda.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El guiño de Larreta a la economía popular fue apoyado por el Frente de Todos