La propuesta fue presentada por la diputada nacional Paula Penacca

Buscan declarar un día en homenaje a las víctimas de Cromañón

A 16 años del hecho, la diputada nacional por el Frente de Todos, Paula Penacca, presentó un proyecto de ley para declarar el 30 de diciembre como el Día Nacional de la Juventud Comprometida en honor a las víctimas de la Tragedia de Cromañón.

Hace una semana, mientras gran parte de la sociedad se encontraba festejando la conquista del aborto legal en la Argentina, se cumplió el 16º aniversario de la tragedia de Cromañón. Días antes, se realizó un encuentro en la ex-ESMA en el que la Coordinadora Cromañón -junto a la presencia del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla; el presidente del bloque del Frente de Todos de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Facundo Tignanelli; y la diputada nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Paula Penacca- firmó el proyecto de ley presentado por ésta última para instituir el 30 de diciembre como el Día Nacional de la Juventud Comprometida en homenaje a las víctimas de la tragedia de Cromañón. «Cada una de las acciones que desde el Estado se realicen para reconocer e incorporar la tragedia de Cromañón, tanto en la currícula escolar como en cualquier otro ámbito, es un paso más hacia una reparación de las víctimas», explicó Osvaldo Balossi, comunero de Caballito por el Frente de Todos y sobreviviente de la tragedia de Cromañón, en diálogo con El Grito del Sur.

Les sobrevivientes, junto a familiares y amigues de las víctimas, se organizan desde hace años en distintos colectivos para mantener vivo el recuerdo de aquel fatídico hecho que conmocionó al país entero. Asimismo continúan exigiendo justicia por lo sucedido y buscan crear conciencia para evitar que un episodio así se repita. Si bien el 6 de diciembre de 2018 se aprobó en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires la ley 6.103, que surge como modificación a la ley 4.786 sancionada en 2013, aún no ha sido reglamentada hasta la fecha. Este hecho refleja para las organizaciones «el desinterés, el desamparo y la falta de sensibilidad por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para con las víctimas de Cromañón». «Desde la Coordinadora venimos trabajando y seguimos exigiéndole al Gobierno porteño que se reglamente de manera inmediata esta ley, no puede ser que a 7 años de su primera sanción todavía esto no haya sucedido», sostuvo Balossi.

La nueva iniciativa a partir de la presentación de la diputada Paula Penacca, que busca declarar el 30 de diciembre de cada año como “Día Nacional de la Juventud Comprometida en homenaje a las víctimas de la tragedia de Cromañón”, propone también que todos los 30 de marzo se implementen actividades tendientes a difundir entre les alumnes de las escuelas el significado de la conmemoración. «Desde el plano simbólico es muy importante porque estamos ante la oportunidad de recordar y trabajar cada 30 de marzo junto a la comunidad educativa de cada provincia, municipio de distrito del país, construyendo juntos una mirada distinta a la que los medios hegemónicos y algunos sectores de la política impusieron sobre Cromañón», destacó el sobreviviente de la tragedia ocurrida el 30 de diciembre del año 2004. Balossi agregó: «Ese 30 de diciembre nos socorrimos, nos ayudamos, nos salvamos. Ese acto de amor y solidaridad fue el que le salvó la vida a miles de sobrevivientes, ese abrazo en medio de la oscuridad fue la luz que salvó la vida de muchísimos y muchísimas. Cromañón es un hecho que atraviesa a toda la sociedad argentina en su conjunto y por eso desde la Coordinadora decimos que #CromañonNosPasoATodxs».

En relación a este nuevo proyecto de ley, Balossi planteó: «Es muy importante que desde el Estado Nacional, mediante la Secretaría de Derechos Humanos, se se trabaje para reparar en alguna medida el daño provocado». «Comenzamos un trabajo articulado y creemos que se tiene que sostener en el tiempo. El compromiso de la Secretaría es manifiesto y se puede ver, por ejemplo, con que la firma de este proyecto de ley se hizo en el Espacio de la Memoria y Derechos Humanos (Ex-ESMA) junto con el secretario de DDHH, Horacio Pietragalla, y la diputada nacional, Paula Penacca. Entendemos que el ejemplo a seguir es el de los organismos de derechos humanos, el de las Abuelas y las Madres, el de HIJOS, que pudieron convertir el dolor en amor y acción, y que jamás dejaron de reclamarle al Estado», concluyó.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Coronabeach sí, corsos no