Sin mujeres en los concursos para el Consejo de la Magistratura

Machirulos atados a la silla

Organizaciones de la sociedad civil denuncian que en cinco concursos judiciales finalizados durante diciembre de 2020, se conformaron ternas exclusivamente masculinas incumpliendo así "obligaciones reglamentarias y constitucionales".

El Consejo de la Magistratura puso en marcha el pasado 17 de diciembre los concursos para cargos en diversos fueros e instancias. Sin embargo, en cada uno de ellos existen ternas conformadas exclusivamente por varones, en clara violación al reglamento que establece la presencia de al menos una mujer. Esto fue advertido por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), Fundación Mujeres en Igualdad, Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), Poder Ciudadano y Red Mujeres para la Justicia, que elevaron notas al organismo denunciado, al Poder Ejecutivo y al Senado para dar a conocer esta irregularidad.

El Consejo de la Magistratura sancionó en 2019 la Resolución 266, que modificó el Reglamento de Concursos bajo el objetivo de promover una mayor igualdad de género en el acceso a cargos judiciales. Este nuevo panorama está marcado por la inclusión obligatoria de mujeres en las entrevistas (art. 40), la incorporación de -al menos- una mujer en la terna (art. 44) y la aplicación de estos criterios en los casos de concursos múltiples (art. 47).

En la actualidad, las mujeres cuentan con limitadas oportunidades para acceder a los puestos de mayor jerarquía dentro del Poder Judicial. Según datos del último informe de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, durante el año 2019 -en el total de las jurisdicciones federales y nacionales- la proporción de mujeres camaristas alcanzaba un 25%: por cada mujer camarista, hay tres varones camaristas. Además el porcentaje de magistradas era de 31%, de funcionarias 57% y de plantel administrativo 59%.

«Esta brecha en el acceso igualitario a la función pública en cargos de jerarquía, implica no sólo un incumplimiento de obligaciones constitucionales en materia de derechos humanos, sino también un perjuicio al funcionamiento y legitimidad del poder judicial, quien es el encargado en última instancia de dirimir los conflictos sobre derechos del conjunto de la sociedad, para lo cual debería reflejar la diversidad que habita en ella», afirmaron las organizaciones firmantes de las notas.

En diálogo con El Grito del Sur, Sebastián Pilo -abogado y codirector de ACIJ- expresó que «el Consejo de la Magistratura asumió un compromiso público de no aprobar más ternas conformadas exclusivamente por varones en concursos para jueces y juezas. En los últimos meses empezamos a analizar con mayor profundidad algunos de los concursos que estaban en trámite y nos sorprendió mucho la última sesión del año, donde en la terna se incluyeron exclusivamente varones. En el Poder Judicial hay un problema estructural en materia de igualdad de género, sobre todo en los cargos superiores».

«Decidimos levantar la voz para hacer público esto y, sobre todo, para que sea revisado. Estamos a tiempo, los cargos no fueron cubiertos todavía y tanto el Poder Ejecutivo como el conjunto de los bloques del Senado de la Nación merecen recibir ternas en donde tengan la posibilidad de elegir mujeres», agregó el referente de ACIJ.

Este grupo de organizaciones solicita la revisión de dichas prácticas y la búsqueda de los medios necesarios para evitar la aprobación de los pliegos procedentes de estos -y otros- concursos que hayan violado las obligaciones del Estado en materia de acceso igualitario de las mujeres a los cargos judiciales.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

«No queremos que nos denominen provida»