Embarazadas denuncian ser víctimas de hisopados forzados en el Hospital Italiano

«Todas lloran, pero las hisopamos igual»

A partir del cambio de protocolo por el recrudecimiento de los casos de COVID-19, en las últimas semanas aumentaron los casos de violencia obstétrica en los hospitales. Un grupo de mujeres internadas en el Hospital Italiano asegura que existen maltratos e hisopados forzados.

Mercedes (nombre que eligió para preservar su identidad) tiene 40 años y se encuentra embarazada de 37 semanas, esperando parir en el Hospital Italiano. Sin embargo, como a muchas otras parturientas, el cambio de algunos protocolos por el aumento de casos de COVID-19 durante las últimas semanas obligó a que se realizara un hisopado forzado, aún sin tener síntomas ni contactos estrechos. Este tipo de situaciones no son nuevas, ya que desde que comenzó el aislamiento diferentes organizaciones vienen denunciando el aumento de la violencia obstétrica en Argentina y en el mundo.

“En el Hospital Italiano están hisopando a mujeres embarazadas sanas, sin síntomas ni contactos estrechos. Lo hacen cuando llegan a internarse, en pleno trabajo de parto y con contracciones. Si no lo logran en ese momento lo hacen después de parir”, asegura la embarazada. “Yo podría ir con una carta documento de un abogado porque tengo recursos, pero hay personas que no los tienen. No es justo que tengamos que andar preocupándonos por esto, hay mujeres muy angustiadas por el tema”, señala.

Según el informe “Gestar y parir en contexto de pandemia”, realizado por la organización Las Casildas, entre el 24 de marzo y el 31 de mayo 69% de las mujeres embarazadas encuestadas (533 casos de todo el país) sufrieron cancelación de turnos y estudios, y al 59% de ellas no les ofrecieron ningún tipo de alternativa. Además, el 31% de las mamás fueron separadas de sus hijes después del nacimiento, aunque las recomendaciones sobre lactancia materna durante la pandemia de la Organización Mundial de la Salud aclaran que los beneficios “del contacto piel a piel y la lactancia materna superan ampliamente los posibles riesgos de transmisión y enfermedad asociados a la COVID-19”. De estos partos, el 78% fue realizado en clínicas privadas, en el 43% de los casos de manera inducida y en el 50% con cesárea, 38.5% de las veces programada.

“Hay un tema con la infantilización de la embarazada. Nos ponen en el lugar de niñas. Cuando traté de interactuar con el Hospital lo primero que hice fue hablar con la obstetra que, medio en chiste medio en serio, me mandó al psicólogo. Después elevé una carta formal a las autoridades y me aseguraron que (el hisopado) era parte del protocolo, pero en la CONSAVID (Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de Violencia de Género) me aseguraron que -desde que empezó la pandemia- estaban usando eso como excusa para justificar la vulneración de derechos”. «El testeo queda totalmente a discreción de la institución privada, en el Hospital Italiano está haciendo las cosas como les parece, esto no sucede en casi ningún otro hospital, así que eso te da la pauta que lo del protocolo no es cierto»,  suma y aclara que si bien en su caso el costo del hisopado quedaría cubierto por el Plan de Salud del Hospital Italiano, para quienes se encuentran bajo otras coberturas el testeo (que ronda los 6 mil pesos como mínimo) corre por cuenta propia.

“Existe un grupo de Facebook donde se está haciendo un relevamiento de los hospitales que hisopan. Cuando preguntaron por el Italiano una de las parteras contestó ‘si, todas lloran pero las hisopamos igual’ como si fuéramos cosas que van a parir y pataleamos. Me pareció muy violenta la respuesta. Hisopan a la mujer pero no hisopan a su compañero -generalmente el padre del bebé- que puede entrar y salir de la institución. En ese sentido, la injusticia es doble y hay una falta de criterio ridícula”, agrega Mercedes.

La violencia hacia las personas gestantes durante la pandemia no se limita a los hisopados. Si bien el Ministerio de Salud especificó que -en caso de no sea identificado como sospechoso- el acompañante podrá tener acceso a la clínica, Mercedes aclara que la situación se agravó: «De vuelta no están dejando entrar a las mujeres acompañadas a las ecografías y a las consultas obstétricas. A veces en la ecografía te enterás de que algo está mal y no tener alguien para agarrarle la mano es muy difícil. A veces necesitás a tu compañero o compañera para consultarle algo o simplemente para no estar sola. Yo desde que empezó mi embarazo tuve solamente dos consultas presenciales -las demás virtuales- y en todas mis ecografías estuve sola. Gracias a que es mi segundo bebé me la banqué, pero si era el primero hubiese estado mucho más angustiada».

El avance de derechos en Santa Fe

Las medidas tomadas en el caso de la provincia de Santa Fe marcaron un avance significativo sobre el tema. El 13 de agosto, luego de las denuncias realizadas por un grupo de colectivas feministas (Observatorio de Violencia Obstétrica Rosario, Latiendo Juntos, Membyra y el Colectivo Autoconvocado Mujeres en Tribu y Doulas de Rosario y Santa Fe), el Ministerio de Salud de esta provincia emitió un comunicado expresando que el test no resulta recomendable en embarazadas asintomáticas “ya sea en forma previa a controles rutinarios o para estudios complementarios, partos o cesáreas, como así tampoco en personas que requieran de una cirugía programada; cumplimentándose en todos los casos con las medidas de utilización de equipos de protección personal y bioseguridad indicadas en el protocolo provincial vigente”. El documento, firmado por el secretario de Salud, Jorge Prieto, también aclara: “Las recomendaciones para embarazadas con sospecha y/o confirmación de Covid-19 no difieren de las indicadas para la población adulta» por lo cual el hisopado «solo resulta recomendable para aquellos pacientes que cumplan criterios clinicos-epidemiológicos de caso sospechoso según el protocolo provincial vigente, o sean contactos estrechos de un caso confirmado dentro de los 14 días previos a la intervención». En ese marco, el grupo de mujeres internadas en el Hospital Italiano exigen que se apliquen las mismas medidas en esta clínica.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

«El Estado da respuesta a las enfermedades que el mercado desatiende»