«El Estado da respuesta a las enfermedades que el mercado desatiende»

Presidente de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP), el bioquímico Gastón Morán habló en una entrevista con El Grito del Sur sobre la importancia de la producción pública de medicamentos. "Ésta debe estar alineada con la política de ciencia y técnica, y con la política industrial", señala.

La producción pública de medicamentos en el país descansa en unos 30 laboratorios públicos que dependen de Nación, de provincias y de universidades nacionales. Es una herramienta con la que cuentan los gobiernos para garantizar a la población el acceso a los medicamentos, pero que puede servir también para impulsar el desarrollo científico y productivo nacional.

Gastón Morán es bioquímico y preside la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP) desde febrero de 2020. El organismo fue creado en 2014 para articular y promover la actividad de la producción pública. En diálogo con El Grito del Sur, Morán explica la importancia de la misma y cuál es la nueva etapa en la que se encuentra la agencia. “La producción pública de medicamentos tiene que estar alineada con la política nacional de medicamentos, con la política de ciencia y técnica, y con la política industrial”, asegura.

¿Cuál es la misión de la ANLAP?

La misión de la ANLAP es fortalecer la producción pública de medicamentos, declarada de interés público por la ley 26.688. Una política nacional de medicamentos tiene varias herramientas y la producción pública es una de ellas. La agencia está alineada con la política nacional de medicamentos y forma parte del Consejo Nacional para la Política de Medicamentos.

¿Por qué es importante una política de producción pública de medicamentos?

La producción pública da respuesta a las enfermedades que el mercado desatiende porque no encuentra interés y para las que el Estado tiene que dar respuesta. Por ejemplo, tenemos un relevamiento de todos los programas del Ministerio de Salud y otros financiadores, en los que se identificaron enfermedades para las que hoy no hay tratamiento. Por otro lado, es importante para el desarrollo y la soberanía científico sanitaria. Estamos trabajando con las áreas de ciencia y técnica para llegar al desarrollo y producción de nuevos medicamentos, siempre buscando vinculaciones y socios estratégicos. No estamos para enfrentar con nadie sino para unir capacidades. La vinculación público-privada está planteada en la ley de creación de la ANLAP y es algo que tenemos en agenda.

¿En qué se diferencia un medicamento de producción pública de un medicamento de producción privada?

No hay diferencias en términos de acción terapéutica y de calidad. Se podría diferenciar que el laboratorio público no ocupa el canal comercial que ocupan los laboratorios privados, en cuanto a todo lo que es distribución en farmacias. Los medicamentos de producción pública llegan directamente al sistema de salud público, ya sea a través de los ministerios o de hospitales. Por ejemplo, este año acompañamos a los laboratorios públicos en las licitaciones del programa Remediar para la compra pública de medicamentos y los resultados fueron positivos. También se podría diferenciar que la rentabilidad de un laboratorio público es social; las ganancias siempre se invierten en el propio laboratorio o en el sistema público.

A raíz del debate por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, se habló mucho del caso del misoprostol producido en el Laboratorio Industrial Farmacéutico de Santa Fe. Sin embargo, su distribución fue habilitada solo en dicha provincia. ¿Cuáles son los requisitos para que un medicamento de fabricación pública circule en todo el país?

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) es la autoridad nacional que recibe los pedidos de los laboratorios públicos para certificar sus productos y que puedan estar disponibles en todo el país. En el caso del misoprostol producido por el Laboratorio Industrial Farmacéutico de Santa Fe, se está en la etapa final de registro del mismo. Una vez que el producto sea aprobado tendrá circulación nacional. Hay provincias que tienen producción pública y que aprueban los medicamentos de forma provincial. Eso fue lo que pasó con el misoprostol en Santa Fe.

Gastón Morán, presidente de ANLAP (a la derecha)

Este año asumiste como presidente de la ANLAP. ¿Cuál es el enfoque de esta nueva gestión y qué balance haces del trabajo realizado?

El balance es totalmente positivo. Desde el comienzo tomamos la producción pública no solo como la manufactura del medicamento sino como su desarrollo científico y tecnológico. Un medicamento tiene toda una etapa previa que es la investigación, desarrollo, escalado, y después viene la producción. La producción pública de medicamentos tiene que estar alineada con la política nacional de medicamentos, con la política de ciencia y técnica, y con la política industrial. Pese a la pandemia hemos logrado una agenda conjunta con los ministerios de Ciencia y Tecnología y de Producción, que es el resultado de todo un año de trabajo y que se va a ver plasmada en los próximos días. Por ejemplo, firmamos dos convenios, uno para becas cofinanciadas entre la ANLAP y el CONICET, y otro con la Agencia I+D+I para buscar líneas de financiamiento conjuntas. También estamos invitando a las universidades nacionales a formar parte de la ANLAP porque necesitamos empezar a investigar y desarrollar. Una segunda etapa será buscar vinculaciones con el sector industrial privado, algo que creo que va a ser necesario.

La agencia fue creada en 2014. Puede decirse que la trayectoria es corta. ¿En qué etapa se encuentran hoy?

Dentro de esa trayectoria 2020 es el año que se puso el foco en fortalecer la agencia, mediante la puesta en marcha de su estructura organizativa. La ANLAP transitó un primer período solo con el directorio nombrado, sin posibilidades de gastar el presupuesto. Luego, un segundo período donde se empieza a descentralizar y puede empezar a ejecutar los recursos. Ahora estamos en el período en el que la descentralización es absoluta y ya tenemos una estructura organizativa, con un directorio y otras tres direcciones por debajo. Además, incorporamos personal técnico que nos permite contar con una dirección científico tecnológica, una dirección técnica y una dirección nacional. Esta última es una dirección estratégica que lo que hace es vincular todo: ver las necesidades que tiene el sistema, cómo se vincula con las otras dos direcciones, juntar información, investigar mercados, hacer análisis de costos y precios.

Gastón Morán, a la derecha del ministro de Salud Ginés González García.

Antes señalaste la búsqueda de líneas de financiamiento. ¿Con qué fines son?

Otorgamos y buscamos líneas de financiamiento para que los laboratorios públicos puedan lograr la aprobación de la ANMAT. Muchos ya la tienen pero otros todavía no. Por otro lado, todo lo que se relaciona con formulaciones huérfanas es un tema importante. Por ejemplo, hemos financiado proyectos de formulaciones pediátricas y estamos trabajando en ello con un laboratorio de la Universidad Nacional de Rosario, que ya cuenta con la aprobación de la ANMAT. También buscamos financiamiento para nuevos proyectos de investigación y desarrollo.

La investigación de mercados y la búsqueda de colaboración con el sector privado podrían ser interpretadas como una intención de exportar medicamentos. ¿Es algo en lo que están pensando?

Sí, es algo que consideramos, pero creo que tenemos que dar unos pasos antes para recién empezar a exportar, por una cuestión de cómo esta compuesta la matriz productiva. Hemos charlado con organismos y hemos visto de poder exportar medicamentos. Es algo en lo que estamos trabajando.

¿Cuáles son las expectativas para 2021?

Será un año importante. Vamos a comenzar a ver plasmado el trabajo estratégico que planificamos en este primer año, en términos de avanzar en la aprobación de más laboratorios por parte de ANMAT y en la presentación de nuevos proyectos de investigación y el seguimiento de los existentes. De hecho, ya se aprobaron becas ANLAP-Conicet, que comenzarán a funcionar en 2021.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El «Día V» porteño: arrancó la vacunación contra el Covid en el Hospital Argerich

Compartí

Comentarios

Nicolas Deza

nicklasdeza@gmail.com