#Pogo

Lanzan el primer chamamé disidente, no binario y multicultural

Con el objetivo de resignificar el género musical y poner en valor el lugar de las mujeres, Bagner lanzó "Mujer", el primer chamamé disidente realizado exclusivamente por artistas del colectivo LGBT+.

Casi como si hubiese sido planeado, el mismo día en que la UNESCO declaró el Chamamé como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, publicó «Mujer», el single grabado y producido por Esteban Bagner, músique, productor y artista disidente de la localidad de Morón, en el que participan únicamente personas del colectivo LGBT+. Mujer es el primer chamamé disidente en el que se expone una narrativa no cis-género. En diálogo con El Grito del Sur, Bagner contó el proceso de creación de la canción, quiénes intervinieron en él, qué representa para ellos y ellas haber lanzado el primer chamamé disidente y sus próximos proyectos artístico-musicales.

¿Cómo surge «Mujer»?

Musicalmente “MUJER” surgió entre el 2019 como un demo, una idea de algo que nos parecía interesante reivindicar que era el chamamé como género musical, en donde cabe destacar que ancestralmente, en sus orígenes el rol de la mujer era esencial, y por último en el 2020 se hizo todo el proceso formal y final de grabación de todos los instrumentos, la mezcla y el mastering, ya decididos a que viera la luz en las plataformas de streaming. Ahora desde el punto de vista de nuestra labor como activistas, surge por que creo que el futuro es de la mujer, una mujer no binaria. El hombre ya tuvo su tiempo, es hora de equilibrar la balanza. Por eso visibilizo a la mujer en todas sus formas. Las mujeres conforman la mitad de la población mundial; sin embargo, vergonzosamente no cuentan con los mismos derechos y oportunidades de los que gozan la otra mitad de los habitantes.

¿Quiénes intervinieron en el proceso de creación de la canción?

En principio creo importante destacar que Bagner es un colectivo de artistas que abarca músicos, cantantes, modelos, cineastas, entre otros. Algunos de ellos son cesionistas y otros permanecen en los proyectos según sus inquietudes artísticas, pero ninguno forma parte estable, es por esto que no utilizamos fotos de prensa que den a la idea de un grupo o banda o inclusive un solista sino que utilizamos “avatares” que representen la idea del proyecto en cuestión como por ejemplo en “MUJER”, con su gráfica tan particular con esta modelo de un canon de belleza no hegemónico. Además, una de las características es que todos los participantes son del colectivo LGTB+ de alrededor del mundo.

Cabe destacar que la canción cuenta con todos los instrumentos típicos del chamamé como acordeón, cajón, caxixis compuestos y tocados especialmente por músicos profesionales y acompañados con los vocales de Zara T. Otra particularidad es que hemos incursionado en las nuevas tecnologías que nos permitieron estar a cada uno de nosotros en sus hogares o estudios sin contacto físico, lo que en otras épocas hubiera sido considerado una locura pero en tiempos de pandemia resultó ser la respuesta a nuestro trabajo.

¿Qué representa para ustedes haber creado el primer chamamé disidente?

Venimos a repensar los roles y géneros, las sexualidades y su representación, venimos a contar nuestras historias y venimos a visibilizar un quiebre que ya existe a través de expresiones creativas y académicas. El chamamé es una danza muy importante y  la danza es el espacio donde se puede discutir, plasmar y criticar la forma en que se nos violenta y oprime a través de construcciones que nos dejan excluidos de la realidad. El primer chamamé disidente, no binario y multicultural con el cual buscamos visibilizar la otredad significa eso, ver al otro como un igual en sus diferencias.

¿Cómo recibieron la noticia del reconocimiento otorgado por la UNESCO?

Que la UNESCO haya decidido otorgar al chamamé un reconocimiento tan notable en principio nos llena de orgullo, pero nos tomó por sorpresa también. Se produjo una sincronía de factores que no podríamos haber previsto. “MUJER” ya tenia fecha de salida al mercado mucho tiempo antes, ya que esto se coordina con la compañía discográfica y la distribuidora con antelación, pero fue como una bendición que nuestra irrupción en las plataformas de streaming coincidiera con el comunicado de la UNESCO y el debido tratamiento que tuvo en los medios de comunicación, ya que se puso en la mesa la discusión de los géneros de baile, las danzas y si es posible disfrutarlas y tratarlas desde un punto de vista no binario y antipatriarcal. Por eso, desde #YoBailoMujer invitamos a todos los que quieran y lo sientan a que capturen en video ese momento de baile que represente su libertad como ya otros lo han venido haciendo desde que salió “MUJER”.

¿Qué otros proyectos tienen en mente?

Creemos que el mundo entero está pasando por procesos de conquistas, de luchas y de retrocesos también, así que mientras haya desigualdad, va a haber cosas para reclamar, luchas por las que pelear y amigues con los que cooperar. El activismo social y de derechos humanos es uno de los principales pilares de nuestro accionar. Ya con “MUJER” hemos tocado temas como los cánones de belleza no hegemónicos y el bodypositive, el empoderamiento de la mujer en su rol social y la problemática de las relaciones no cis genero. Estamos seguros de que estos temas seguirán siendo parte de nuestro trabajo y seguramente incluiremos otras temáticas como violencia en los vínculos tóxicos y femicidios. Sabemos que la música puede entretener y eso está bien, pero confiamos también en que puede educar y tener un trasfondo social y político que deje sentadas las bases del cambio para las próximas generaciones.