Más de 1000 docentes de todos los niveles participaron de los plenarios

La UTE definió un plan de acción para la vuelta a clases presenciales

Luego de una semana de plenarios virtuales, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) resolvió rechazar el protocolo elaborado por el Ministerio de Educación de la Ciudad y definió un plan de acción para la siguiente semana.

Luego de una semana en la que la docencia porteña debió regresar a las escuelas para recibir las capacitaciones correspondientes y evaluar el estado edilicio de los edificios, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) realizó un total de 11 plenarios virtuales de los que participaron más de 1000 maestros y maestras de los distintos niveles. Durante los encuentros, que duraron un promedio de cuatro horas cada uno, se expusieron no solo las preocupaciones producto de los protocolos elaborados por las autoridades porteñas, sino también una serie de ideas y propuestas acordes a la realidad de cada institución escolar, para así garantizar un retorno cuidado a los colegios.

Como resultado de los plenarios, la UTE resolvió judicializar al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, a la ministra de Educación, Soledad Acuña y a su par de Salud, Fernán Quirós, por sus decisiones gubernamentales y los daños personales y sanitarios que pudieran ocasionar en la comunidad educativa. Además, decidieron rechazar el protocolo confeccionado por las autoridades porteñas por considerarlo «ambiguo, impreciso, contradictorio, parcial e insuficiente para garantizar la salud de la comunidad educativa». «Habla de sugerencias, “en la medida de las posibilidades”, y recomienda», explica Paula Galigniana, secretaria de Comunicación de la UTE, en diálogo con El Grito del Sur. «Tampoco da especificidades según los niveles y modalidades ni sobre las situaciones donde lo pedagógico es exclusivamente de cercanía», agrega.

Contrario al discurso de numerosos funcionarios y medios de comunicación que buscaron instalar una rivalidad entre quienes quieren volver a las escuelas y quienes supuestamente se oponían a ello, la representante de la UTE dejó en claro que este miércoles 17 de febrero los y las docentes se presentarán en las escuelas. No sucede lo mismo si nos referimos a ADEMYS, el segundo gremio mayoritario de la Ciudad, que resolvió el pasado jueves un paro de 72 horas para el 17, 18 y 19 de febrero.

Sin embargo, la UTE no habla de vuelta a las escuelas de manera pasiva y el plenario de delegados y delagadas ya ordenó un plan de acción compuesto por una serie de medidas. El 17 de febrero, día en que la comunidad educativa se reincorpora en su totalidad a los edificios escolares, se realizará una jornada de organización, lucha y difusión en defensa de la salud y la educación; afichadas en las escuelas, videos y campañas en redes sociales; presentación de amparos judiciales masivos para que trabajadores y trabajadoras de más de 60 años, así como también trabajadores y trabajadoras de menos de 60 años convivientes con personas en situación de riesgo sanitario, puedan brindar sus clases de manera remota. Asimismo, propusieron la conformación de un Comité de seguimiento por comuna para que evalúen la situación epidemiológica y la infraestructura edilicia; y por último, la creación de una mesa de diálogo y mutua colaboración para que cooperadoras, estudiantes, docentes y auxiliares educativos junto con especialistas evalúen la situación sanitaria por escuela y elaboren una Verificación Técnica Escolar. «Vamos a ir a los territorios a defender la salud y garantizar el cuidado», expresó.

A solo tres días del inicio del ciclo lectivo 2021, tal como lo dispuso el Ministerio de Educación de la Ciudad, la docencia, atravesada por el anhelo del reencuentro y al mismo tiempo preocupada por riesgos posibles, se prepara para reencontrarse con sus estudiantes. La modalidad dependerá en cada caso de la situación edilicia de cada escuela y de la situación particular de docentes, estudiantes y familias. Las direcciones escolares, tal como les ordenó la cartera educativa conducida por Soledad Acuña, ya elaboraron los protocolos sanitarios y definieron los parámetros que se manejarán y deberán respetarse en cada institución para un desarrollo seguro de las actividades académicas. «Vamos a dejar constancia en actas sino se cumplen las condiciones mínimas necesarias para la presencialidad», advirtió Galigniana.

De este modo, el próximo miércoles 17 se reincorporan los chicos y chicas desde los 45 días hasta los 5 años, los primeros tres grados del nivel primario y educación especial, y también 1º y 2º año de los colegios secundarios. El lunes 22 de febrero se suman los y las estudiantes del segundo ciclo del nivel primario y educación especial, es decir, de 4º a 7º grado. El 1 de marzo comienzan las clases para quienes se encuentren cursando 3º, 4º, 5º y 6º año, en el caso de las escuelas técnicas. Una semana después inician las escuelas de jóvenes y adultos, para finalizar el 22 de marzo con la incorporación final, que involucra al nivel superior.