Los contagios suben antes del primer día de la vuelta a clases

Las clases presenciales porteñas arrancan con más de 150 docentes con COVID

Pese a que la ministra Acuña sólo reconoce una veintena de casos, fuentes que participaron de los testeos voluntarios afirman que la cifra es muchísimo mayor. La Ciudad insiste en que no se cerrarán los establecimientos donde hubo contactos estrechos. El gremio ADEMYS sigue sosteniendo la convocatoria a un paro de 72 horas en reclamo de mayores cuidados.

El 8 de febrero los trabajadores y trabajadoras de la educación se reincorporaron a sus tareas laborales y, junto al equipo directivo de cada escuela, comenzaron con la diagramación de las clases presenciales, que empiezan éste miércoles 17 de febrero. Según datos oficiales de la cartera educativa que dirige Soledad Acuña, desde el lunes 8 hasta el lunes 15 de febrero, 4815 docentes se realizaron el testeo voluntario de COVID, la gran mayoría en alguno de los tres centros ubicados en la Ciudad y otros mediante su prepaga u obra social. Una fuente de los Centros de testeos voluntarios informó a El Grito del Sur que, en las últimas 72 horas se testearon cerca de 3000 maestros en La Rural, de los cuales 132 trabajadores de la educación dieron positivo; y hasta el momento se conoce que alrededor de una veintena de esos docentes tuvieron contacto estrecho con sus compañeras y compañeros de trabajo, y como resultados todos fueron aislados.

El Gobierno porteño se niega a reconocer esta cifra de docentes infectados y alega que “hasta hoy, solo hay 21 casos confirmados de maestros y maestras con COVID”, lo que se presume que hasta la fecha, hay 153 docentes con la enfermedad. Pese a la gravedad de la situación desde el Ministerio de Educación de la Ciudad, aseguraron a este medio que las escuelas en las que se produjo contacto estrecho, “van a abrir igual y que ningún colegio va a cerrar si se confirman más casos positivos”.

“Es por eso que nosotros impulsamos una medida de fuerza de 72 horas, un poco para visibilizar esto que está pasando y que no están dadas las condiciones para arrancar las clases presenciales”, advierte a El Grito del Sur Amanda Martin, Secretaria Gremial del sindicato docente ADEMYS. La referenta educativa subraya también que “mientras más testeos se realizaron los docentes, más casos se confirmaron en las últimas horas, de aquí la necesidad de que los testeos no sean voluntarios sino obligatorios”.  Por último la titular de la secretaría gremial de ADEMYS aseguró que, “mañana miércoles se va a expresar, por un lado una fuerte adhesión al paro, y por otro una presencialidad parcial de estudiantes que va a dar cuenta de una preocupación real de las familias de exponer a sus hijos en medio de la pandemia, y de una preocupación general de toda la comunidad educativa. Por eso las direcciones de cada escuela elaboraron diagramas de poca presencialidad y bastante virtualidad”.

Los dos primeros casos de docentes con COVID confirmados fueron el de un profesor del colegio Otto Krause, y otro ocurrido en la Escuela 12 DE 10 de Belgrano. A las pocas horas de la jornada del miércoles 10 de febrero se conocieron una seguidilla de casos positivos entre la comunidad educativa: Un docente en el Jardín Integral 13 del DE 20; un trabajador de la Escuela parroquial Santa Clara; y otro contagio positivo en la Escuela parroquial Harilaos;

En menos de 24 horas la lista de docentes y personal auxiliar con COVID de escuelas porteñas, se incrementó rápidamente. Una auxiliar en la EEM 7 DE 9, otro trabajador de la Escuela 2 DE 21; un positivo en la Escuela Infantil N° 05 del DE 19 en Villa Soldati; otro caso en la Escuela N°11 del Distrito Escolar 2; y un auxiliar de la Escuela de Música Juan Pedro Esnaola. Por último, y hasta el momento, se conocieron 3 casos más: Un positivo en la IES Juan Ramón Fernández, más conocida como el “Lenguas Vivas”; otro positivo en la ENS Sofía Broquen Spangerberg; y el confirmado en la noche del día viernes pasado en el Liceo N°2 Amancio Alcorta de Caballito, mismo edificio que comparte con el Normal 4.
Este último caso es polémico ya que el profesor que dio positivo, fue a la institución con fiebre y el termómetro del gobierno de la Ciudad, no lo detectó. Lo que produjo mucha incertidumbre entre la comunidad educativa del Liceo, una vez que se confirmó el positivo del profesor.

“Nos preocupa mucho la situación, porque cada caso de docente con COVID advierte que el virus estuvo en los edificios escolares en cuestión, y por eso seguimos reclamándole al Ministerio que tome las medidas de seguridad en estos casos y que distribuya cuanto antes todos los elementos de protección contra COVID”, señala a El Grito del Sur, Pablo Francisco, titular de la Comisión de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (CYMAT) de la UTE. Francisco aseguró que si mañana hay escuelas que no han recibido el kit contra COVID que el gobierno proteño tenía que entregar, esas escuelas no abrirán. En el mismo sentido, el titular de la CyMAT, desmiente a la Ministra Soledad Acuña, que el jueves de la semana pasada había asegurado que “el 98% de las escuelas proteñas habían recibido el Kit”. “Esto no es así”, asegura Francisco. “Hasta el viernes de la semana pasada el 80% no recibió éste Kit, y durante el fin de semana las escuelas no recibieron tampoco material”, remata.