Ramón Muerza

«Los empleados de comercio cobramos mal hace mucho tiempo”

La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) acordó un aumento del 21% en tres tramos para el primer trimestre de 2021. Ramón Muerza, principal opositor a la conducción del sindicato, señala la preocupación por los bajos salarios en el sector y critica la negociación de Cavalieri.

Luego de un 2020 de incertidumbre e inestabilidad laboral, en el que los trabajadores y las trabajadoras de comercio sufrieron un fuerte derrumbe de sus ingresos producto de la pandemia del COVID-19, finalmente el gremio que lidera Armando Cavalieri pactó un aumento salarial con la Cámara Argentina de Comercio (CAC), CAME y UDECA. Las partes acordaron que volverán a reunirse en abril para continuar con las negociaciones para el período entrante. “En función de amortiguar el duro golpe que ha sufrido el poder adquisitivo de los trabajadores como consecuencia del curso inflacionario y las variaciones económicas, el titular del gremio consiguió un incremento del 21% y la anexión de los 5000 mil pesos (no remunerativos) a los sueldos básicos de los trabajadores”, reza el comunicado que emitió el sindicato tras sellar el acuerdo que fue homologado por el Ministerio de Trabajo el pasado miércoles mediante la resolución 73/2021.

Desde la conducción del gremio con mayor cantidad de afiliados del país (cerca de 1,2 millones) sostuvieron que si al aumento pactado para este trimestre se le suman los montos fijos no remunerativos acordados el año pasado, la paritaria que comprende el período abril 2020 – marzo 2021 constituyó un aumento cercano al 35% para los trabajadores y las trabajadoras encuadradas en el CCT 130/75.

Sin embargo, para Ramón Muerza, dirigente de la lista opositora en comercio y único candidato con posibilidades reales de ganarle a Cavalieri en las elecciones previstas para 2022, la situación dista mucho de ser la esperada. En diálogo con El Grito del Sur, el dirigente gremial sostuvo que “esta paritaria es malísima porque no es lo que la gente esperaba”. El líder de la lista granate morada y delegado general de la cadena de supermercados COTO se mostró crítico y dijo que “si las cifras que se acordaron pasan a ser remunerativas recién en marzo, entonces los trabajadores vamos a cobrar menos en marzo que lo que cobramos en diciembre pasado”. Y agregó: “este acuerdo rige para una sola categoría del convenio que son los compañeros que trabajan 48 horas (semanales), cuando en los supermercados o call centers hay compañeros que trabajan 24 o 32 horas y por lo tanto no están alcanzados por el aumento. Es mentira que el salario básico va a llegar a 60 mil pesos”.

La crisis económica que dejó la gestión de Cambiemos y que se agudizó con la pandemia llevó a la quiebra a miles de pequeños y medianos comercios, y muchos de los que quedaron en pie permanecieron parte del 2020 con las persianas bajas, provocando que una gran masa de laburantes -en su mayoría no registrados- se quedaran sin sus fuentes de ingresos. No fue el caso de las grandes cadenas distribuidoras y de supermercados, que no dejaron de obtener rentabilidad en un contexto económico adverso. En este sentido, Muerza sostuvo que “los grandes establecimientos como supermercados, mayoristas o incluso call centers, las empresas importantes en donde la gente está registrada, permanecieron todo el año abiertos y es ahí donde se sufre y en donde este acuerdo salarial repercute”. “Nosotros hoy tenemos tres categorías que están por debajo de la línea de la pobreza”, sentenció el delegado opositor. Y además agregó: “Esto no es un problema de la pandemia, los empleados de comercio venimos cobrando mal hace mucho tiempo”.

Con fuertes críticas hacia la actual conducción, Ramón Muerza se prepara para desbancar al histórico dirigente mercantil en los comicios previstos para septiembre de 2022. No es la primera vez que lo intenta: ya en 2018 estuvo cerca de quedarse con el puesto de secretario general en una elección muy reñida pero también plagada de irregularidades. Al ser consultado por este medio sobre los detalles de aquel proceso eleccionario, el líder de la lista granate morada sostuvo con firmeza que en aquella ocasión obtuvo el triunfo legítimamente pero que Cavalieri le “robó” la elección, avalado por el ex secretario de Trabajo Jorge Triaca. “De hecho Triaca deja de ser secretario de Trabajo por las irregularidades que comete en la elección de Comercio. Y después asume Sica, que me cita a mí y me dice que le tienen que dar el certificado provisorio de autoridad a Cavalieri por orden de Macri. Nosotros ganamos por una diferencia de 208 votos, pese a que ellos sumaron dos urnas más a último momento con las cuales se adjudicaron el triunfo”, enfatizó Muerza.

Ya en plena campaña, Muerza espera que su base lo vuelva a elegir en los próximos comicios para conducir el gremio con mayor cantidad de afiliados del país, a la vez que teje alianzas con sectores de peso de la CGT como Hugo y Pablo Moyano, e incluso con el dirigente de la Juventud Sindical Cristian Jerónimo, con el objetivo de llegar fortalecido a una instancia decisiva que tendrá expectante a todo el arco sindical.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

«Queremos volver a las aulas, pero de forma segura»