El sindicato de Google hace temblar los Estados Unidos

馃摬 Luego de varios a帽os de protestas por casos de abusos, discriminaci贸n y despidos arbitrarios en la empresa Google, un nuevo sindicato se erige como faro en la regi贸n estadounidense de Silicon Valley y se propone transformar el comportamiento 茅tico de las compa帽铆as tecnol贸gicas.

Se trata de Alphabet Workers Union (AWU), la primera organizaci贸n sindical formada por trabajadores y trabajadoras de Google, cuya empresa matriz es la multinacional Alphabet Inc. El nuevo sindicato, que ya cuenta con alrededor de 800 afiliados y afiliadas, fue anunciado en enero de 2021 a trav茅s del peri贸dico New York Times y caus贸 estupor en el empresariado de Silicon Valley, una regi贸n antisindical por excelencia. 

鈥淒urante demasiado tiempo, miles de nosotros en Google, y otras subsidiarias de Alphabet, hemos planteado algunas preocupaciones en nuestro lugar de trabajo que fueron desestimadas por los ejecutivos鈥, expresaron Parul Koul y Chewy Shaw, presidenta y vicepresidente del sindicato, respectivamente. 鈥淣uestros patrones han colaborado con gobiernos represivos de todo el mundo. Han desarrollado tecnolog铆a de inteligencia artificial para el Departamento de Defensa y se han beneficiado de los anuncios de un grupo de odio鈥, dispararon. En ese sentido, se帽alaron que uno de sus logros previos a la constituci贸n del sindicato fue que los ejecutivos de Google abandonaran Project Maven, un programa de inteligencia artificial dise帽ado entre la empresa y el Pent谩gono, y Project Dragonfly, pol茅mico plan para lanzar un motor de b煤squeda en China. 

El proceso de organizaci贸n del sindicato no se dio de la noche a la ma帽ana. Uno de los g茅rmenes que originaron su creaci贸n fueron las protestas del 1 de noviembre de 2018, cuando cerca de 20.000 trabajadores y trabajadoras de Google, Weymo y Verily -entre otras empresas de Alphabet- realizaron un paro de actividades en diferentes pa铆ses para denunciar la actitud que tuvo la compa帽铆a respecto de varios directivos denunciados por acoso sexual, entre ellos el creador de Android, Andy Rubin, quien fue desvinculado e indemnizado con la suma de 90 millones de d贸lares. 鈥淧ara aquellos que son esc茅pticos de los sindicatos o creen que las empresas de tecnolog铆a son m谩s innovadoras sin ellos, queremos se帽alar que 茅stos y otros problemas m谩s importantes persisten. En Alphabet contin煤a la discriminaci贸n y el acoso鈥, denunciaron Parul Koul y Chewy Shaw en el peri贸dico New York Times.

La mayor铆a de les integrantes del AWU son ingenieros, ingenieras, desarrolladores de software y programadores, altamente calificados y con buenas remuneraciones. Hoy buscan trascender los reclamos salariales y se proponen objetivos ambiciosos como cambiar la estructura y los principios 茅ticos que gu铆an el funcionamiento empresarial de Google y otras compa帽铆as del Grupo Alphabet. 鈥淭odos merecemos un ambiente de trabajo libre de acoso, discriminaci贸n y represalias, independientemente de la edad, pa铆s de origen, g茅nero, religi贸n u orientaci贸n sexual鈥, reza uno de los puntos del estatuto gremial de AWU. Asimismo, exigen transparencia en los proyectos corporativos y reclaman la posibilidad de negarse a trabajar en iniciativas que no est茅n en sinton铆a con sus valores.

鈥淪e est谩 formando un nuevo sindicalismo pol铆tico en la era de la revoluci贸n digital, que no s贸lo disputa salarios, sino que adem谩s hace una cr铆tica pol铆tica y 茅tica a la conducta de las grandes corporaciones鈥, dijo a El Grito del Sur el abogado laboralista Juan Manuel Ottaviano. 鈥淟as empresas de Silicon Valley est谩n dando una guerra a nivel global por el monopolio de los datos y est谩n dispuestas a traspasar todo limite 茅tico para ganar esa guerra. Por suerte no son s贸lo los usuarios y los activistas ambientales los que est谩n problematizando este tipo de comportamientos, sino tambi茅n los propios trabajadores y trabajadoras de esas compa帽铆as鈥, agreg贸 Ottaviano.

Las denuncias manifestadas por Alphabet Workers Union contrastan con las cl谩sicas im谩genes de los empleados de Google trabajando en espacios con mesas de ping pong, toboganes que comunican un piso con otro, hamacas y sillones de confort. Marina Adamini, soci贸loga e investigadora del CONICET, explica a este medio que 鈥渓os espacios l煤dicos y las oficinas que parecen casas forman parte de una estrategia empresarial que promueve la 麓individualizaci贸n麓 de las relaciones laborales鈥 y 鈥渆sto favorece, entre otras cosas, que los contratos o los aumentos salariales se establezcan de forma individual seg煤n el rendimiento de cada persona, algo que es posible por la inexistencia de sindicatos y de convenios colectivos en el sector鈥. Asimismo, Adamini sostiene que 鈥渓a oficina ambientada como si fuese un living genera un espacio 麓deslaboralizado麓 y esto favorece que se acepte la extensi贸n de la jornada laboral sin previo acuerdo鈥. 

Por otro lado, la creaci贸n del sindicato en Google tuvo eco en otras regiones de Estados Unidos. Actualmente, en el estado de Alabama, trabajadores y trabajadoras de los almacenes de Amazon -multinacional del comercio online- est谩n llevando adelante un plebiscito para definir si se organizan sindicalmente, o no. Por su parte, la empresa Amazon, que en 2020 factur贸 386.000 millones de d贸lares -38% m谩s que el a帽o anterior- intenta obstaculizar el proceso de organizaci贸n con pr谩cticas persecutorias y amenazas de despidos. 

No son hechos menores, incluso el propio presidente Joe Biden sent贸 posici贸n a trav茅s de su cuenta de Twitter. 鈥淟os trabajadores en Alabama, y 鈥嬧媏n todo Estados Unidos, est谩n votando si organizar un sindicato en su lugar de trabajo. Es una elecci贸n de vital importancia, que debe tomarse sin intimidaci贸n o amenazas por parte de los empleadores. Cada trabajador deber铆a tener la opci贸n libre y justa de afiliarse a un sindicato鈥, escribi贸 el mandatario norteamericano. 鈥淗ay que retrotraerse 40 a帽os hasta la presidencia de Jimmy Carter para encontrar un presidente de EE.UU que se pronuncie p煤blicamente a favor de la sindicalizaci贸n en una compa帽铆a de primer nivel mundial como Amazon, y que adem谩s condene su conducta antisindical鈥, explic贸 Ottaviano a este medio.

Especialistas e investigadores de diversas latitudes siguen con atenci贸n el proceso de organizaci贸n sindical que se viene gestando en el seno de la industria tecnol贸gica estadounidense. Para la soci贸loga Adamini, corporaciones como Google o Amazon encarnan 鈥渦na ofensiva neoliberal que viene de mediados de los 麓70 y que tiene entre sus objetivos flexibilizar al m谩ximo las relaciones laborales鈥. 鈥淎unque desde el discurso empresarial se pueden rescatar aspectos positivos, en realidad su modelo de negocios termina desprotegiendo y segmentando al colectivo de trabajadores y trabajadoras鈥, concluy贸. 

Compart铆

Comentarios

Jerem铆as Herrera

Es licenciado en Comunicaci贸n Social (UBA). Publica notas sindicales en El Grito del Sur. Adem谩s es jugador de f煤tbol amateur, Bostero y maradoniano. Una vez viaj贸 a Cuba con la ilusi贸n de conocer a Fidel Castro.