Se sigue cocinando la ley de Etiquetado Frontal

馃エ A pesar de los boicots de la industria alimenticia, hoy se llev贸 a cabo la 煤ltima reuni贸n del plenario de comisiones de la C谩mara de Diputados por el proyecto de ley de Etiquetado Frontal.

A pesar del intento de frenar la iniciativa, hoy se retom贸 el tratamiento de la ley de Etiquetado Frontal en plenario de comisiones de la C谩mara de Diputados. El proyecto, que ya cuenta con media sanci贸n en el Senado -con 64 votos a favor y 3 en contra-, fue abordado esta tarde en una reuni贸n de especialistas frente a las comisiones de Legislaci贸n General, Acci贸n Social y Salud P煤blica, Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia y de Industria.

La ley de Etiquetado Frontal propone implementar un sistema de oct贸gonos negros con bordes blancos, que no podr谩n ocupar menos del 5% del frente del paquete, para identificar los alimentos y bebidas envasados que cuenten con exceso de az煤cares, sodio, grasas totales, grasas saturadas y calor铆as, seg煤n los valores estipulados por el 芦Perfil de Nutrientes de la OPS禄. La ley no aplica a los alimentos frescos o m铆nimamente procesados, como pueden ser los frutos secos, miel, carnes frescas, arroces, miel, frutas y verduras entre otros. A esto se suma, entre otros puntos, la regulaci贸n de la publicidad, es decir, que las presentaciones de aquellos productos que tengan un exceso en estos valores no podr谩n incluir dibujos animados ni elementos que llamen la atenci贸n de les ni帽es, y la limitaci贸n del comercio de alimentos dentro de las instituciones educativas.

鈥淓s un proyecto que viene a tratar una problem谩tica grave que es la de las enfermedades cr贸nicas no transmisibles, que en nuestro pa铆s se cobran por d铆a 640 personas. No es simplemente saber c贸mo se componen los alimentos, la ley tiene dos patas fundamentales que son tal vez de las que menos se habla. Por un lado est谩 la regulaci贸n de la publicidad en ni帽os, ni帽as y adolescentes, eso es fundamental porque muchas veces les ni帽es se fijan m谩s en el paquete, en que aparezca el personaje que les gusta y no saben qu茅 es lo que llevan a su boca. Otra tiene que ver con la educaci贸n nutricional y el comercio, ya que si se sanciona la ley los productos que tengan al menos un sello de advertencia no podr谩n ser comercializados en las instituciones educativas鈥 asegur贸 a El Grito del Sur Mijael Kaufman Falchuk, activista de Consciente Colectivo.  芦Cuando dicen que no conviene para la econom铆a es necesario pensar que el Estado tambi茅n tiene un gasto multimillonario frente a estas problem谩ticas鈥.

El sistema de etiquetado frontal es considerado por la Organizaci贸n Panamericana de la Salud (OPS) como el m谩s adecuado a la hora de prevenir la obesidad y otras enfermedades no transmisibles y ya se ha implementado en otros pa铆ses de la regi贸n como Chile, M茅xico, Per煤 y Uruguay. En ese sentido, la intervenci贸n del senador chileno Guido Girardi, autor de la ley sancionada en 2016, en la reuni贸n plenaria result贸 fundamental.

Si bien la propuesta legislativa es acompa帽ada por un gran grupo de organizaciones, muchas de ellas ligadas al ambientalismo, y cuenta con un amplio consenso social, en su camino el etiquetado ya debi贸 enfrentarse a la presi贸n de sus detractores que sostienen que podr铆a ser perjudicial para la industria, entre ellos el secretario de Relaciones Econ贸micas Internacionales Jorge Neme, quien durante el tratamiento en la C谩mara de Senadores asegur贸 que dicho rotulado podr铆a poner en riesgo la exportaci贸n de 1500 millones de d贸lares en alimentos envasados a Brasil, que cuenta con otra regulaci贸n. Frente a tal argumento, la p谩gina de la OPS asegura que 鈥渆l hecho de adoptar en cada pa铆s un sistema nacional diferente no modifica la situaci贸n actual. Los productos de todas maneras tendr谩n que poder venderse en m谩s de un mercado y cumplir con los requisitos de cada uno鈥.

鈥淓n la reuni贸n hubo un representante de la C谩mara de Comercio estadounidense, ah铆 vemos qu茅 significa cuando decimos que el lobby se hizo persona. Se quiere generar el mito de que la ley genera un problema para la econom铆a como si fuera una responsabilidad individual y no colectiva. Son las empresas las que generan que estemos en medio de una crisis clim谩tica禄, cuenta Falchuk. Y agrega: 芦Est谩 comprobado por la experiencia de otros pa铆ses que no se pierden puestos de trabajo. Al contrario, el d铆a de ma帽ana se espera que las empresas para tener menos etiquetas negras puedan cambiar la composici贸n de sus alimentos as铆 van a tener menos sodio, menos grasas, etc鈥.

En el plano alimentario, otres especialistas aducen que, si bien es necesario que exista una pol铆tica p煤blica, el sistema de etiquetas podr铆a fomentar la obsesividad hacia los alimentos 鈥渟aludables鈥, generar miedos o  propiciar trastornos en la conducta alimentaria. Asimismo, aseguran que al basarse en el producto final y no en sus componentes la legislaci贸n no ser铆a suficiente para abordar el problema del sobrepeso y la obesidad. En ese sentido, si bien la norma chilena tiene un importante apoyo en las encuestas de opini贸n y ha tenido influencia en los h谩bitos de consumo, entre el 2016 y el 2017 el pa铆s cordillerano sufri贸 un incremento del 9,3% en la proporci贸n de mayores a 15 a帽os con obesidad y la tasa de obesidad infantil no vari贸 entre el 2018 y el 2019, manteni茅ndose entre las m谩s altas de Am茅rica Latina y el Caribe. En este sentido, la experiencia vecina refleja la implicancia de factores econ贸micos a la hora de elegir, ya que la mayor铆a de los alimentos que lograron reformular sus componentes aumentaron su costo. Adem谩s, al no existir una gradualidad en las nomenclatura, muchas empresas decidieron no invertir dinero en innovaciones tendientes a reducir la proporci贸n de estos valores, sino a modificarlos puntualmente para quitarle etiquetas a los alimentos, sin contemplar mejoras en su valor nutritivo.  

En ese sentido, el activista hace 茅nfasis en que la ley de Etiquetado Frontal no se trata de una legislaci贸n elitista o sectaria, sino una herramienta que busca amparar a los sectores m谩s vulnerados. 鈥淓n un pa铆s donde hay alrededor de un 42,9% de pobres, quienes podemos elegir qu茅 comer tenemos que mejorar nuestros consumos teniendo la premisa de que elegir qu茅 comer en un pa铆s donde hay hambre siempre es un privilegio. Pero esta ley no es solo para un grupo, esta ley viene a regular que en Argentina cualquier pibe o piba, viva en el barrio que sea, tenga una mejor alimentaci贸n, que el mismo paquete de galletitas que come hoy en d铆a en unos a帽os pueda tener menos sodio o grasa禄, explica Mijael. 芦Muchas veces dicen que las empresas son solidarias porque mandan kilos de comida a los merenderos, pero eso no tiene nada de alimento. Cuando dicen que 茅sta es una ley que solo abarca una parte de la poblaci贸n, lo que quieren es desprestigiar el reclamo para que no avance鈥, finaliza Falchuk.

Compart铆

Comentarios

El Grito del Sur

El Grito del Sur es un medio popular de la Ciudad de Buenos Aires.
Fundado el 23 de septiembre de 2012 en el natalicio de Mariano Moreno.