芦El pueblo elegido禄 volvi贸 a ba帽ar Gaza de sangre

馃挘 El ej茅rcito israel铆 atac贸 Gaza y dej贸 35 muertos, entre ellos 12 ni帽os. An谩lisis de los factores que inciden en la nueva etapa de un hist贸rico conflicto.

芦El pueblo elegido禄 volvi贸 a bombardear Gaza. Al menos 35 muertos (entre ellos, 12 ni帽es) y 700 heridos es el saldo que dej贸 una nueva ofensiva del ej茅rcito israel铆 sobre el territorio palestino de la Franja de Gaza. El ataque representa la mayor escalada de violencia desde 2017 y agrava la situaci贸n en esta zona caliente de Medio Oriente, donde se definen algunas de las tensiones de la geopol铆tica mundial. El conflicto comenz贸 hace unas semanas, cuando el Estado de Israel prohibi贸 el derecho de reuni贸n a los palestinos en la explanada de las Mezquitas durante el sagrado mes del Ramad谩n. Esto dispar贸 una serie de protestas de la comunidad palestina de Jerusal茅n Este que colisionaron, a su vez, con movilizaciones de jud铆os de ultraderecha. 驴Qu茅 sucede en la ciudad sagrada? A continuaci贸n, algunas pistas para intentar comprender mejor el escenario

La actual etapa de violencia se desat贸 luego de que un tribunal israel铆 decidiera dilatar el plazo para los desalojos de inmuebles en la zona Este de Jerusal茅n, de mayor铆a musulmana pero ocupada por Israel desde 1967. El desalojo de pobladores originarios para instalar colonias jud铆as es una pol铆tica que comenz贸 hace a帽os en los territorios palestinos y que alcanz贸 su c煤spide en la ciudad de Jerusal茅n, un territorio sagrado para el cristianismo, el juda铆smo y el islam. A la gentrificaci贸n producto de la compra de inmuebles en la parte musulmana de la ciudad (donde se asientan en su mayor铆a jud铆os ortodoxos), se le suman las limitaciones que tienen los pobladores palestinos para acceder a la vivienda e incluso a la ciudadan铆a. Israel controla Jerusal茅n desde hace m谩s de 50 a帽os, a pesar de las llamadas de la comunidad internacional y la ONU de internacionalizar la capital que ambos pueblos reclaman.

Tambi茅n se suma la complejidad de la pandemia: el Ejecutivo israel铆 prohibi贸 hace semanas algunas de las concentraciones en la explanada de las Mezquitas, el tercer lugar m谩s sagrado para el islam. Esto desat贸 el rechazo de la comunidad palestina y sus representaciones pol铆ticas. Adem谩s aparece otro hecho que no es novedoso pero que cobr贸 importancia en los 煤ltimos a帽os: el rol que comienzan a ocupar las expresiones de ultraderecha de sectores jud铆os nacionalistas. Estos grupos convocan desde hace a帽os a movilizarse por el 芦D铆a de Jerusal茅n禄, en conmemoraci贸n de la anexi贸n de la parte musulmana de la ciudad por parte del Estado sionista en 1967. Una caravana de nacionalistas y ultraortodoxos por el barrio musulm谩n: en otras palabras, una provocaci贸n directa y un llamado al enfrentamiento, que cuenta con la anuencia de las autoridades jud铆as.

En este marco comenzaron los enfrentamientos en Jerusal茅n, donde la polic铆a protegi贸 a los manifestantes ultraortodoxos y se enfrent贸 con la comunidad palestina. A la represi贸n le sigui贸 entonces la ya tradicional lluvia de cohetes desde la Franja de Gaza, la gran mayor铆a de 茅stos repelidos por el escudo antimisiles israel铆. En las ultimas horas se conoci贸 una v铆ctima fatal israel铆, en la ciudad de Rishon leTzion, y tres heridos graves (entre ellos una menor) luego del impacto de un cohete en un autob煤s en los suburbios de Tel Aviv. El premier israel铆, Benjam铆n Netanyahu, declar贸 que Hamas 芦cruz贸 una l铆nea roja禄 y la respuesta israel铆, como siempre, fue desproporcionada: una cacer铆a abierta que termin贸 con al menos 35 muertos y m谩s de 700 palestinos heridos, seg煤n inform贸 la Media Luna Roja.

Un elemento m谩s que abona a entender la crisis tiene que ver con la correlaci贸n de fuerzas al interior de Israel y Palestina. Pese a que la Autoridad Palestina de Mahmud Abas (que gobierna Cisjordania) denunci贸 芦una agresi贸n b谩rbara禄 de las fuerzas israel铆es, el Estado sionista ha logrado en los 煤ltimos a帽os dividir el territorio palestino -y su dirigencia- entre una administraci贸n moderada y dialoguista (Al Fatah y Mahmud Abbas en Cisjordania) y otra islamista y radical, a la que demoniza, bloquea y combate militarmente (Hamas en Gaza). La divisi贸n territorial palestina abon贸 tambi茅n a la dispersi贸n de su dirigencia. Una estrategia de siglos aggiornada al conflicto en Medio Oriente: divide y colonizar谩s.

Del otro lado, un Israel cada vez m谩s derechizado y radicalizado. En las elecciones legislativas de este a帽o volvi贸 a imponerse el derechista Likud, del actual premier Netanyahu y en tercer lugar se ubic贸 la formaci贸n de su primer ministro suplente, Benny Glantz. Segundo finaliz贸 Yair Lapid, quien se presenta como 芦centrista禄 pero ya afirm贸 que podr铆a ceder el liderazgo de una hipot茅tica coalici贸n al derechista Naftal铆 Bennet, con tal de conformar gobierno. Relegado al sexto puesto qued贸 el laborismo de HaHavod谩, con apenas un 6% de los votos. Olvidadas en el tiempo quedaron aquellas im谩genes de los kibutz, espacios comunitarios de trabajo de la tierra y crianza colectiva: la fotograf铆a del Israel actual es la lluvia de bombas sobre Gaza, el asesinato a mansalva con el c铆nico apellido de 芦selectivo禄, la colonizaci贸n impulsada desde el Estado y el crecimiento de las ultraderechas.

Entre misiles y muertes se escribe con sangre un cap铆tulo m谩s del complejo conflicto entre Palestina e Israel. Queda abierta la pregunta por el impacto que pueda traer el flamante liderazgo de Joe Biden en Estados Unidos y la incidencia que tendr谩 esto en una dirigencia israel铆 que apost贸 fuerte y desde un primer momento por la candidatura de Trump, el primer presidente norteamericano en reconocer a Jerusal茅n como capital de Israel.

Compart铆

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abraz贸 al Diego y le dijo que lo quer铆a mucho. F煤tbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabaj贸 en TeleSUR, HispanTV y AM750. Desde hace 8 a帽os le pone cabeza y coraz贸n a El Grito del Sur. Actualmente tambi茅n labura en CELAG y aporta en campa帽as electorales en Latinoam茅rica.