Parir en pandemia y de forma humanizada

馃ぐ馃徏 En la Semana del Parto Respetado, hablamos con madres y especialistas para indagar sobre obstetras, lactancia y cuidados durante el puerperio. 驴C贸mo se implementa la ley y c贸mo es parir en pandemia?

Cuando Cecilia qued贸 embarazada de su hijo Dante en diciembre de 2019, el concepto de parto respetado/humanizado le sonaba como algo raro, ajeno. 鈥淢e parec铆a que no me iba a interesar o que no ten铆a que ver conmigo. Despu茅s, cuando vi que tiene que ver con poder tomar agua o moverse durante el trabajo de parto me pareci贸 que eran cosas l贸gicas y me empez贸 a preocupar que eso no fuera a cumplirse鈥, cuenta a El Grito del Sur.

A partir de este lunes 17 de mayo se celebra la Semana del Parto Respetado, una iniciativa impulsada por la Asociaci贸n Francesa por el Parto Respetado y apoyada por, entre otros, Unicef y la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS). 鈥淓l parto humanizado tiene que ver con un paradigma de Unicef que es el de las Maternidades Centradas en la Familia (MCF). Antes hab铆a un modelo seg煤n el cual la parturienta ten铆a que estar a disposici贸n del m茅dico, que era el que ten铆a que estar c贸modo para traer la vida al mundo鈥, explica a este medio Eugenia Aldabe, licenciada en obstetricia.

鈥淎 las primeras consultas (del primer trimestre del embarazo) pude ir con mi marido, Germ谩n, porque fue antes de la pandemia -detalla Cecilia-. Yo arranqu茅 con un obstetra cualquiera de la obra social y despu茅s me puse a averiguar sobre el parto respetado. Le consult茅 a ese obstetra qu茅 opinaba del parto respetado y 茅l me dijo que cre铆a que no exist铆a porque si hab铆a uno respetado quer铆a decir que hab铆a otro que no鈥.

Cecilia sali贸 de esa consulta y decidi贸 no volver m谩s. Ella se puso a buscar informaci贸n en Internet y dio con el grupo (secreto) de Facebook 鈥淧ara saber con quien parimos鈥, coordinado por Ver贸nica Marcote, puericultora, doula y autora de Nosotras Parimos. Gu铆a para un parto respetado. 鈥淵o buscaba con qui茅n atenderme y encontr茅 informaci贸n sobre Gonzalo Guzm谩n que coordina un equipo de parto respetado que incluye un grupo de parteras y una psic贸loga. Me gustar铆a que fueran m谩s conocidos porque lo que hacen es 煤nico, pueden acceder personas con obra social o atenderse con este grupo en la Maternidad Estela de Carlotto (ubicada en Moreno y donde atienden partos de baja complejidad). Yo me atend铆 con este equipo desde la mitad de mi embarazo en adelante鈥, afirma Cecilia.

La ley de Parto Humanizado N掳 25.929 se sancion贸 en 2004 y se reglament贸 en 2015. La ley establece que la persona gestante tiene derecho a: recibir informaci贸n clara sobre las intervenciones m茅dicas que pudieran tener lugar durante el embarazo para que pueda elegir libremente cuando exista la alternativa; a ser tratada con respeto y respetando su intimidad; a que se respeten los tiempos biol贸gicos y psicol贸gicos del parto sin suministrar medicamentos que aceleren el proceso de forma injustificada; a estar acompa帽ada por la persona que desee y a que tenga a su hije al lado en el establecimiento sanitario (si no existieran complicaciones), entre otras cosas.

Durante el embarazo, la persona gestante tambi茅n tiene derecho a acceder a la Preparaci贸n Integral para la Maternidad y para la Lactancia Materna, una asesor铆a complementaria al control prenatal. 鈥淓s lo que se conoce como 鈥榗urso de preparto鈥 -se帽ala Aldabe-. Se le informa a la persona los cambios que va a tener durante el embarazo, las pautas de alarma (que indican si hay que ir o no a la guardia), c贸mo contar las contracciones, c贸mo preparar el bolso, qu茅 va a pasar cuando lleguen a la guardia a parir, c贸mo le van a dar a su beb茅 y tambi茅n se habla de lactancia. De esa forma, la persona se puede sentir m谩s acompa帽ada y esta informaci贸n conviene que tambi茅n la tenga la familia鈥.

Al inicio de la pandemia en marzo de 2020, 鈥渟e suspendi贸 la entrada de los acompa帽antes en muchos lugares鈥, relata Aldabe, 鈥渁unque la ley nunca dijo lo contrario鈥. 鈥淎nte el desconcierto total se suspendi贸. Despu茅s se empez贸 a implementar el uso de equipo de protecci贸n personal para ponerle al acompa帽ante para que pueda estar en el parto (no en ces谩rea) y en el trabajo de parto. Y solo puede haber un acompa帽ante鈥, asegura.

En el caso de las consultas durante el embarazo, agrega la licenciada en obstetricia, 鈥渓a OMS sac贸 actualizaciones diciendo c贸mo deben ser las citas鈥. 鈥淪e reduce la cantidad y el tiempo de las citas para adem谩s higienizar. Nosotros (en un hospital p煤blico) antes ten铆amos demanda espont谩nea, es decir, llegabas y te atend铆as, mientras que ahora ten茅s que sacar un turno鈥, enumera.

En el caso de Cecilia, su marido pudo ir a las consultas del primer trimestre y luego 鈥減udo participar gracias a la tecnolog铆a鈥. 鈥淓n las ecograf铆as me dejaban grabar para mandarle el video o grababa audios para que pudiera escuchar el latido del coraz贸n -recuerda-. Me parec铆a un garr贸n que al obstetra lo conociera reci茅n el d铆a del parto, as铆 que pudimos arreglar para que se conocieran antes鈥.

Trabajo de parto en casa. Foto gentileza de Cecilia y Germ谩n.

Aldabe afirma que, aunque las condiciones edilicias del lugar donde trabaja dificultan la posibilidad de brindar intimidad en la sala de partos, se atiende a les pacientes de forma humanizada y acorde a la ley. 鈥淧odemos poner las luces bajas, tenemos un pendrive con m煤sica, pudimos instalar un fierro y colgar una tela para que la embarazada se pueda colgar de ah铆 y su cuerpo est茅 suspendido, tenemos la pelota para que haga esferodinamia, que ayuda a ampliar la pelvis, a la dilataci贸n y para tolerar el dolor. Tambi茅n tenemos un banquito de parto para que est茅n c贸modas durante las contracciones, pero tambi茅n se pueden quedar y parir ah铆. Lo m谩s importante es que est茅 c贸moda鈥, explica.

Cecilia decidi贸 hacer el trabajo de parto en su casa acompa帽ada por una doula. 鈥淵o fisur茅 bolsa un s谩bado al mediod铆a y mi hijo naci贸 el domingo a las dos de la tarde. Sab铆a lo que estaba pasando en mi cuerpo, que la fisura es un s铆ntoma temprano y no me intern茅 porque ah铆 caes en el ritmo del hospital y pueden acelerar el parto con oxitocina. El beb茅 elige cu谩ndo nacer鈥, afirma.

En su casa ten铆a pelota, tela, un horno para poner esencias y su esposo y la doula la conten铆an y le hac铆an masajes para aliviar el dolor. 鈥淣o registr茅 nada, es dif铆cil de explicar, como que est谩s en un viaje en un momento. Todo sali贸 bien, pero porque no dej茅 nada librado al azar y cubr铆 todas las posibilidades. Tener a la doula y a la partera que me hizo el seguimiento al momento del parto est谩 buen铆simo, pero son cosas que tuve que pagar aparte鈥, se帽ala.

Adem谩s, Cecilia present贸 en el hospital un plan de parto -ampar谩ndose en la ley de Parto Humanizado, entre otras- en el que pidi贸 que se respetaran sus derechos y los de su hijo. 鈥淒ej茅 por escrito todo lo que quer铆a, lo que no. Me ayudaron las parteras para que la instituci贸n viera que ellos no son los 煤nicos que quieren usar, por ejemplo, la pelota. Quiz谩s no lo ley贸 nadie, pero yo me sent铆 poderosa haci茅ndolo y present谩ndolo鈥, afirma. El plan estipula, entre otras cosas, que Cecilia se negaba a guardar silencio o a permanecer acostada en la camilla. 鈥淒eseo dar a luz en la posici贸n elegida por m铆 en ese momento鈥, expresa el documento.

Parto. Foto gentileza de Cecilia y Germ谩n

鈥淟o m谩s importante para el puerperio es la asesor铆a en lactancia -asegura Aldabe-. Es importante preguntarle a la madre si quiere dar el pecho y decirle que el beb茅 tiene derecho a alimentarse con la mejor leche, que es la suya. Lo que hacemos es acompa帽arlas en la lactancia porque es normal que al principio cueste y a veces se frustran mucho. Tienen que saber que el beb茅 est谩 aprendiendo igual que ellas y que lo que intenta con el llanto es comunicarse鈥. 

En el caso de que la persona no quiera amamantar a su beb茅, las y los trabajadores de la salud deben brindarle informaci贸n sobre leche que no sea materna y qu茅 cuidados debe tener para evitar una mastitis. 

鈥淎dem谩s del curso de preparto, le铆 muchas cuentas de Instagram de puericultoras para tener m谩s informaci贸n -relata Cecilia-. Yo iba decidida a que nadie le diera f贸rmula, lo puse en el plan de parto. En el hospital me ayudaron mucho porque tuve que usar pezonera para que el beb茅 pudiera agarrarse mejor. Al principio cost贸 y fue importante tener la informaci贸n porque muchas a veces deciden no dar la teta por eso鈥.

Ahora Cecilia forma parte de un grupo de pu茅rperas con hijes de 0 a 2 a帽os que funciona por WhatsApp y hace encuentros mensuales por Zoom. 鈥淪e hablan cosas de la crianza y las primerizas preguntamos boludeces, cosas que en general terminan con 鈥榗onsultale al pediatra鈥 -se r铆e-. El grupo sirve para hacer catarsis o, como dicen, para 鈥榟acer tribu鈥. A m铆 el puerperio me peg贸 bien, pero hay chicas que necesitan de esa contenci贸n y por la pandemia, la necesidad de la catarsis es doble鈥.

Compart铆

Comentarios

Ludmila Ferrer

Periodista y Licenciada en Comunicaci贸n Social (UBA). Escribe tambi茅n en P谩gina/12 y sigue m谩s podcasts de los que puede escuchar.