«Ciudades protegidas» y el desafío de vacunar a los indecisos

💉 Casi 70 municipios de la Provincia de Buenos Aires finalizaron la vacunación de las personas inscriptas, lo cual dio nacimiento a las "ciudades protegidas". La estrategia del gobierno de Kicillof para llegar a la población aún no vacunada.

La semana pasada, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires anunció que 69 municipios ya finalizaron la vacunación de las personas inscriptas y que todos los y las mayores de 18 que aún no se hayan registrado tendrán vacunación libre de primera dosis con DNI que acredite domicilio en dichos distritos. Esta noticia muestra el éxito del plan de vacunación: entre el 10 de junio y el 10 de julio, la Provincia aplicó 2,5 millones de primeras dosis y 600 mil del segundo componente. 

De esta forma, entre las «ciudades protegidas» destacan Arrecifes, Ayacucho, Azul, Baradero, Brandsen, Junín, Luján, Necochea, Olavarría, Pehuajó, San Andrés de Giles y San Antonio de Areco. «Ya son 69 de los 135 municipios bonaerenses los que cuentan con ciudades protegidas porque se ha inmunizado con al menos una dosis al 95% de los inscriptos», celebró el gobernador Axel Kicillof. 

Hasta el momento se verifica un mayor avance de la campaña de vacunación en el interior provincial, teniendo en cuenta las disparidades en la cantidad de población. Hasta el 9 de julio, en los municipios del Gran Buenos Aires el 35,3% de la población tenía al menos una dosis de la vacuna, mientras que sólo el 8% había completado el esquema de vacunación. En el interior provincial, en tanto, la población alcanzada con la primera dosis hasta esa fecha era del 45,8% del total, mientras que el 12,8% ya había recibido ambas dosis.

«En los próximos 15 días estaríamos terminando con los mayores de 18 años inscriptos. Ya tuvimos 10 millones de inscriptos y nos está faltando llegar a dos millones de compatriotas bonaerenses, sólo un 20% para tener a toda la población objetiva vacunada», señaló a El Grito del Sur Jorge Rachid, médico sanitarista y asesor del gobierno provincial. 

La administración de Axel Kicillof ya tiene su estrategia para llegar a la población aún no vacunada: a partir del viernes pasado se instalaron postas itinerantes de vacunación en estaciones de trenes que permanecerán una semana en cada lugar y todos los sábados habrá operativos casa por casa para seguir sumando voluntades. «Somos uno de los países con menor resistencia a la vacunación. Si hubo una campaña anti-vacunas, ésta ya fue absolutamente vencida. Muchos se están yendo a vacunar ahora porque no se enteraron o no tuvieron los mecanismos para acceder. Por eso estamos logrando que se vacunen 10 mil personas por día que previamente no estaban inscriptas», expresó Rachid.

El caso de Baradero, una de las «ciudades protegidas»

Hasta el momento, el municipio de Baradero -ubicado en el norte bonaerense- lleva aplicadas 22.111 vacunas de la primera dosis sobre una población vacunable de 29 mil personas. Es decir, sólo resta alcanzar a unas 7 mil personas. «En su gran mayoría, quienes no se anotaron es por desconfianza con la vacuna y cierto miedo alentado por la desinformación», dijo a este medio Nicolás Natalicchio, director general de Atención Primaria y Prevención de la Salud. 

El funcionario de este municipio señaló que «Baradero cuenta con tres localidades satélites, donde estamos llegando puerta a puerta para alcanzar las zonas con menor y mayor densidad poblacional. Y cuando se retomen las clases después del receso invernal, también vamos a plantear que se vacunen en los establecimientos educativos a las y los adolescentes mayores de 18 años. Venimos muy bien y también estamos avanzando con las segundas dosis».

El próximo paso: les niñes y adolescentes

La donación por parte de Estados Unidos de 3,5 millones de dosis de Moderna aceleró los planes y si la FDA (ente regulador en EE.UU.) aprueba su aplicación en personas de 12 a 17 años, esa cantidad alcanzaría para inocular con una dosis al 82 por ciento de dicha franja etaria en Argentina. También se espera la autorización de Anmat para su uso de emergencia en territorio doméstico, con lo cual en agosto podría comenzar la vacunación en este segmento.

«Estamos esperando la autorización de la Comisión Nacional de Inmunología para avanzar en la vacunación de los niños. Está el caso de la Sinopharm, que en China vacuna a los mayores de 3 años. Lo mismo ocurre con la vacuna de Moderna, que inmuniza a los mayores de 12 años. También están en curso las negociaciones con Pfizer, habilitada para menores de 18. Queremos cerrar la inmunidad comunitaria para fines de agosto», concluyó el sanitarista Jorge Rachid.

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Licenciado y profesor en Ciencias de la Comunicación (UBA). Periodista comprometido con los intereses populares.