芦IRSA y Larreta desoyen las advertencias de la ONU sobre cambio clim谩tico禄

馃寠 El informe del IPCC de la ONU advierte sobre los riesgos de inundaciones y olas de calor que producen el tipo de edificaci贸n que la Ciudad pretende habilitarle a IRSA. La pr贸xima audiencia p煤blica pondr谩 en cuesti贸n estos reclamos.

El avance legislativo del convenio entre el Gobierno porte帽o y la gigante del Real State IRSA para la construcci贸n de un complejo de edificios en la ex Ciudad Deportiva de Boca despert贸 un amplio rechazo de organizaciones civiles ligadas a la defensa del medio ambiente. El domingo pasado, m谩s de mil vecines participaron de una bicicleteada en reclamo de la conservaci贸n de esos terrenos, bajo la consigna 鈥淣o a las torres, s铆 a los humedales鈥. Las caracter铆sticas y ventajas del predio, un humedal con salida al R铆o de La Plata, cobraron una nueva relevancia a la luz del 煤ltimo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim谩tico (IPCC) de la ONU, publicado hace un mes y casi en simult谩neo a la presentaci贸n del pol茅mico proyecto del oficialismo porte帽o.

鈥淟a edificaci贸n del barrio VIP de IRSA en Costanera Sur complicar铆a el ingreso de las brisas y los vientos desde el R铆o, que son fundamentales para mitigar el efecto conocido como isla de calor urbana sobre el que la ONU viene llamando la atenci贸n. Adem谩s, implica la p茅rdida de m谩s espacios verdes absorbentes, aumentando el riesgo de inundaciones鈥, explic贸 a El Grito del Sur Mar铆a Eva Koutsovitis, docente de la maestr铆a de Tecnolog铆as Urbanas Sostenibles de la Facultad de Ingenier铆a de la UBA y una de las principales activistas que pelean para levantar en la zona un parque verde p煤blico. Parte de esos argumentos ser谩n expuestos en la pr贸xima audiencia p煤blica para discutir el destino de las 70 hect谩reas en propiedad de la empresa, a partir del 15 de septiembre.  

鈥淟a combinaci贸n del aumento del nivel del mar y el incremento de las lluvias hacen m谩s probable el riesgo de inundaci贸n鈥, alert贸 el informe del IPCC de la ONU destinado espec铆ficamente a las ciudades. En su reporte, los expertos comparan a Buenos Aires con Nueva York y otros conglomerados urbanos del mundo en t茅rminos de incremento de temperaturas. Sobre todo ese combo de posibles males derivados del cambio clim谩tico, se帽al贸 adem谩s que la altura y la densidad de las edificaciones inmobiliarias 鈥渞educen la ventilaci贸n natural鈥 y complican la absorci贸n del agua. La soluci贸n: 鈥渕ayor cantidad de parques, plazas y jardines鈥. 

芦Los informes deI IPCC suelen ser muy cuidadosos en el uso de alg煤n tipo de lenguaje que pueda ser alarmista, y son precavidos con los adjetivos que usan para describir la gravedad de la situaci贸n. Por eso en este 煤ltimo, llam贸 la atenci贸n que se hayan utilizado t茅rminos tan claros y extremos. Se hizo evidente que la comunidad cient铆fica est谩 queriendo encender las alarmas de la sociedad. En ese marco, es muy peligroso que se planifiquen proyectos inmobiliarios como el de Costanera Sur. Pensemos que lo que se construye hoy en la Ciudad tendr谩 una vida 煤til de al menos 50 a帽os, y en un contexto de tanta incertidumbre futura y riesgo en materia clim谩tica necesitamos proponer 谩reas urbanas costeras mas resilientes, escuchando estas alarmas que enciende el IPCC禄, destac贸 por su parte Mar铆a Jos茅 Leveratto, del Colectivo de Arquitectas.


芦Toda la planificaci贸n del borde costero de la Ciudad y del AMBA deber铆a pensarse con criterios integrales, no se la puede entender como pieza sueltas y aut贸nomas. Ese modo sesgado y uniforme que tiene el Gobierno de la Ciudad para encarar la planificaci贸n da cuenta criterios y prioridades que no responden a los desaf铆os ambientales actuales. En Buenos Aires debemos esperar incrementos en el nivel del mar, en sudestadas y en lluvias intensas con mayores riesgos de inundaci贸n, temperaturas y olas de calor. Los bordes costeros son espacios fr谩giles y l谩biles, y tambi茅n muy importantes dentro de una estrategia para mitigar y adaptarnos al cambio clim谩tico禄, agreg贸.

芦Las superficies verdes absorbentes cumplen un rol clave a la hora de mitigar las inundaciones y las olas de calor, las dos amenazas de origen natural que enfrenta la Ciudad禄, explic贸 por su parte Koutsovitis. 鈥淪in embargo, la Ciudad privatiz贸 150 hect谩reas de superficies verdes en los 煤ltimos 13 a帽os鈥, agreg贸. La 鈥渆cuaci贸n ambiental se complica a煤n m谩s鈥, dijo la especialista, con la 煤ltima modificaci贸n del nuevo C贸digo Urban铆stico, en el que 鈥渆l Ejecutivo porte帽o plante贸 convertir los pulmones de manzana en estacionamientos subterr谩neos鈥.

El informe de los expertos llam贸 la atenci贸n sobre la posibilidad de que la temperatura promedio global llegue a ascender hasta los 2 grados en los pr贸ximos 20 a帽os, 鈥渁 menos que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan de manera inmediata, r谩pida y a gran escala鈥. Las consecuencias de ese desastre 鈥測a afectan de m煤ltiples maneras a todas las regiones de la Tierra鈥, incluido el cono sur. En ese marco, en las ciudades como Buenos Aires, 鈥渁lgunos aspectos del cambio clim谩tico pueden verse amplificados, en particular el calor (ya que las zonas urbanas suelen ser m谩s c谩lidas que sus alrededores) y las inundaciones debidas a episodios de precipitaciones intensas y al aumento del nivel del mar en las ciudades costeras鈥.

En ese sentido, Koutsovitis cuestion贸 la orientaci贸n el Ejecutivo porte帽o, no s贸lo por la construcci贸n de torres. 鈥淟a intervenci贸n en materia de infraestructura pluvial llevada a cabo en las 煤ltimas d茅cadas en la Ciudad de Buenos Aires, fundamentalmente en los arroyos Maldonado y Vega construyendo mega t煤neles aliviadores, corresponden a un paradigma de infraestructura superado hace d茅cadas. Este tipo de dise帽o de mega obras no son compatibles con el actual r茅gimen de precipitaciones, ya que son ineficientes para lluvias intensas y de corta duraci贸n. Los paradigmas m谩s modernos en materia de infraestructura pluvial, denominados Sistemas de Drenaje Sostenible, est谩n basados en sistemas descentralizados donde se potencian los procesos de retenci贸n, laminaci贸n e infiltraci贸n de las aguas de lluvia鈥, especific贸. 

La especialista remarc贸, adem谩s, que 鈥淏uenos Aires est谩 yendo a contramano de los nuevos modelos de Ciudad que por ejemplo se est谩n desarrollando en Par铆s o Barcelona, modelos de proximidad que ponen en valor el tiempo como eje de la calidad de vida urbana. 脡stos plantean nuevas movilidades y la importancia de democratizar el espacio p煤blico, donde se inscriben demandas del urbanismo feminista鈥. 鈥淭odos estos debates se vienen dando al calor de la crisis clim谩tica. Sin embargo, desde el punto de vista de construir resiliencia urbana estamos yendo a contramano del mundo鈥, concluy贸.

Compart铆

Comentarios

Matias Ferrari

Periodista, comunicador y militante social. Trabaj贸 en P谩gina/12 y colabor贸 en la investigaci贸n del libro "Macristocracia" publicado por Editorial Planeta.