Mujeres que reman contra la corriente

馃殺 Como parte del programa "Puertos en clave de g茅nero", la Subsecretar铆a de Asuntos Portuarios del Ministerio de Producci贸n, Ciencia e Innovaci贸n Tecnol贸gica realiz贸 el primer Relevamiento Provincial de G茅neros en el 脕mbito Portuario.

Marinos, navegantes, mercaderes, piratas, obreros con brazos tatuados y anclas pesadas. De Quinquela Mart铆n a La Sirenita, el imaginario de los puertos no admite feminidades en la cubierta de los barcos. Si bien hist贸ricamente todo trabajo femenizado ha sido invisibilizado, en el 谩mbito portuario hasta el d铆a de hoy las mujeres siguen teniendo que remar contra la corriente para hacerse paso.

Con el objetivo de generar estad铆sticas para pensar pol铆ticas a futuro, la Subsecretar铆a de Asuntos Portuarios del Ministerio de Producci贸n, Ciencia e Innovaci贸n Tecnol贸gica de la Provincia de Buenos Aires realiz贸 el primer Relevamiento de G茅neros en el 脕mbito Portuario. El mismo forma parte del programa 鈥淧uertos en clave de g茅nero鈥, en el cual articulan de forma transversal las trabajadoras de la Subsecretar铆a y referentes de los ocho consorcios bajo su 贸rbita. 鈥淗asta el momento no hab铆a ning煤n dato exacto de la cantidad de mujeres que trabajan en los puertos. Para nosotras esto era importante no solo como herramienta de visibilizaci贸n, sino tambi茅n como punto de partida para pensar estrategias para la inserci贸n de mujeres. Ni que hablar las diversidades, que no suelen estar contempladas en los relevamientos鈥, explic贸 Valentina Burke, asesora de la Subsecretar铆a de Asuntos Portuarios.

Si bien antes de realizar el relevamiento ya part铆an de la base de que se trataba de un 谩rea masculinizada, las trabajadoras aseguraron que pormenorizar la composici贸n y distribuci贸n jer谩rquica en t茅rminos de g茅neros permite establecer una referencia. 鈥淐uando pens谩s en el trabajador portuario, se te viene a la cabeza el obrero de principios del siglo XX bajando bolsas de papa y eso no refleja la realidad de hoy en d铆a. Sin embargo, el imaginario se sostiene y en ese imaginario la mujer no entra鈥, agreg贸 Mariana I帽iguez, directora de Estudios y Monitoreo Portuario de la Subsecretar铆a de Asuntos Portuarios.聽

Los resultados son contundentes: a diciembre de 2020, de les 2.980 trabajadores de los Puertos Bonaerenses, 87 por ciento eran varones y apenas 13 por ciento mujeres, distribuidas en mayor medida en las tareas administrativas (35 por ciento), el 谩rea de limpieza (7) y la operaci贸n de equipos (2). En el trabajo de los muelles, el total de los contratados eran hombres. Si bien esto ha cambiado en los 煤ltimos meses, en nuestro pa铆s contin煤a vigente la ley 11.317, promulgada en 1924, que establece diez actividades prohibidas para mujeres y menores de 18 a帽os, entre ellas la carga y descarga de nav铆os. 鈥淎ctualmente, la ley es m谩s simb贸lica que una condici贸n real. Al d铆a de hoy, hay compa帽eras que logramos que ingresaran luego del relevamiento. Tambi茅n es verdad que muchos otros art铆culos se han modificado y ese no鈥, aclar贸 I帽iguez.聽 Entre las disidencias, solo se cont贸 une trabajadore ocupando un cargo jer谩rquico.

Como suele suceder, la falta de representatividad no se condice con la poca formaci贸n: mientras que el 44 por ciento de las trabajadoras cuenta con estudios universitarios y de posgrado completos, ese porcentaje solo alcanza al 18 por ciento de los hombres. Esta proporci贸n no se refleja en los puestos jer谩rquicos, donde el 82 por ciento es ocupado por hombres e incluso cuando llegan a estos lugares las mujeres siguen asentadas en los rangos de menor jerarqu铆a, distribuy茅ndose el 58 por ciento restante en las jefaturas, el 19 en las coordinaciones y solo el 23 restante en las gerencias.

Levar anclas, pensar otros puertos

Desde el a帽o 2019, el Equipo de Puertos en Clave de G茅neros trabaja en conjunto con el Ministerio de Mujeres, Pol铆ticas de G茅nero y Diversidad Sexual de la Provincia llevando a cabo ciclos de sensibilizaci贸n, acompa帽ando el proceso de construcci贸n de espacios de g茅neros y elaborando protocolos contra las violencias. Adem谩s, en conjunto con las otras 谩reas del Ministerio de Producci贸n, se conform贸 la Mesa Transversal de G茅neros del Ministerio de Producci贸n de PBA, a trav茅s de la cual se llev贸 adelante una Encuesta de Percepciones sobre temas de g茅nero y la capacitaci贸n en Ley Micaela.

鈥淐uando damos charlas de sensibilizaci贸n buscamos bajar las tem谩ticas a lo llano, derribando mitos y cambiando preconceptos, no solo sobre nuestra actividad en particular, sino sobre el trabajo en general. Esto lleva a que tanto hombres como mujeres que quieran integrarse al sector lo puedan encarar desde otra perspectiva鈥, aport贸 I帽iguez.

鈥淎l comienzo les genera incomodidad, pero luego el mismo malestar lleva a interpelarse sobre qu茅 cosas se deben cambiar鈥, respondi贸 Burke a la pregunta por la reacci贸n de los trabajadores de puertos frente a la propuesta de reflexionar y construir nuevas masculinidades. 鈥淵a el hecho de estar haciendo preguntas para los varones que trabajan en el 谩rea portuaria es un avance y un gesto de deconstrucci贸n鈥, sum贸 la asesora de la Subsecretar铆a de Asuntos Portuarios y destac贸 la importancia de que se hayan designado tres mujeres como directoras de puertos.

El primer relevamiento tuvo como eje las tareas de cuidado y la violencia de g茅nero, de lo cual se desprendi贸 que solo el 15 por ciento de las instituciones portuarias aplica el protocolo contra las violencias de g茅nero, el 20 por ciento otorga licencias extendidas por paternidad y el 12 por ciento tiene lactario. En ese sentido, las entrevistadas enfatizaron que la principal meta a futuro es generar ambientes laborales libres de violencias, con protocolos que no se limiten a la letra y redistribuyendo las tareas de cuidado. 鈥淭ener lactarios, licencias extendidas y remuneradas, lugares a donde ir a denunciar, son condiciones fundamentales para que m谩s mujeres se integren a la profesi贸n. Actualmente, m谩s all谩 de los prejuicios machistas, no existen condiciones materiales para que entre a trabajar en un puerto una mujer que est谩 maternando, o a la inversa, si un hombre quiere tener un rol m谩s activo en las tareas de cuidado, se le torna realmente complejo. El desaf铆o va en ese sentido鈥, concluy贸 I帽iguez.

Compart铆

Comentarios

Dalia Cybel

Historiadora del arte y periodista feminista. Fan谩tica de los libros y la siesta. En Instagram es @orquidiarios