Sarlo, Ajmechet y Bullrich: ¿Qué hay detrás de la nueva embestida anti-Malvinas?

😠 Referentes de la derecha volvieron a poner en duda la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas. "Hay que transmitir este amor profundo por la cuestión Malvinas para llegar a las generaciones venideras", señala Edgardo Esteban, director del Museo Malvinas.

En los últimos tiempos, Malvinas volvió a estar en el centro de la opinión pública luego de que referentes intelectuales y políticos ligados a Juntos por el Cambio realizaran declaraciones que buscan socavar la soberanía sobre las Islas y la lucha por su recuperación. La primera en mencionar el tema fue la presidenta del Pro, Patricia Bullrich, quien expresó en abril de este año que el Gobierno podría haber entregado este territorio a cambio de vacunas Pfizer. Luego salieron a la luz unos viejos tuits de la precandidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio, la historiadora Sabrina Ajmechet, quien en abril de 2015 decía que «las Malvinas no existen. Las Falkland Islands son de los kelpers». Finalmente, esta semana la ensayista Beatriz Sarlo afirmó que «las Malvinas son territorio británico» y sumó: «No hay habitante de ese lugar que no viva la llegada de militares como una invasión». 

Provocación o no, los dichos de Sarlo generaron una catarata de repudios aunque más de uno se encargó de recalcar que su posición «antimalvinas» no es nueva. Cabe destacar que, en agosto de 2020, la ley 27.757 aprobada en el Congreso Nacional permitió a nuestro país una ampliación territorial que supone 1,7 millones de kilómetros cuadrados y le confiere derechos soberanos sobre las riquezas minerales en ese suelo y subsuelo marinos. La aceptación del mapa ampliado por parte de la ONU reafirma, por supuesto, la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y demás territorios que actualmente ocupa Gran Bretaña en la zona.

«Que Sarlo se refiera con tanta liviandad a un tema tan afín al pueblo argentino, de tanta pertenencia en lo que significa la transversalidad -la defensa de las Islas Malvinas es una de las pocas cosas que nos unen- y que forma parte de nuestra Constitución Nacional, es no tomar dimensión de la más grande base militar que existe en el Hemisferio Sur y no recordar a nuestros caídos en 1982. El objetivo que tiene el Reino Unido es el control de la Antártida en lo que tiene que ver con los recursos naturales y la reserva de agua potable que existe allí. Esto es parte de nuestro mapa bicontinental», opinó en diálogo con El Grito del Sur Edgardo Esteban, excombatiente y actual director del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur. 

Beatriz Sarlo

La embestida actual de sectores derechistas remite a lo ocurrido entre 2012, cuando un grupo de intelectuales afines al macrismo presentaron un documento en el que reconocían el «derecho» a la autodeterminación de los kelpers y cuestionaban la elección del 2 de abril para conmemorar el Día del veterano y los caídos en la guerra de Malvinas. Luego llegaría el referéndum del 10 y 11 de marzo de 2013, en el cual el 99,83% de los habitantes de la isla votaron por la continuidad de la administración británica, en razón del pedido argentino para negociar la devolución de la soberanía del archipiélago.

«Es como la teoría del péndulo: cuando hay gobiernos nacionales y populares se plantea la soberanía como principal objetivo. Malvinas es una cuestión de Estado y por eso hay que exigirle al Reino Unido que se siente a dialogar, como establece la Resolución 2035. Es un territorio usurpado y tenemos que luchar contra el colonialismo. En cambio, cuando hay gobiernos neoliberales lo único que les importa son las relaciones carnales y los vínculos con el Reino Unido. Hasta les genera rechazo esta mirada malvinera y este amor profundo del pueblo argentino por las Islas Malvinas, que son parte de nuestra identidad», agregó Esteban.

Quien también se refirió al tema Malvinas en los últimos días fue Juan José Gómez Centurión, tras señalar que «Sarlo es parte del proceso de desmalvinización que se inició después de que se perdió la guerra». Sin embargo, el director del Museo Malvinas prefirió no polemizar con el excandidato presidencial y sostuvo que «a él no lo escuché hablar mucho de soberanía. Gómez Centurión fue funcionario del gobierno de Macri, por lo que no puede borrar con el codo lo que hizo anteriormente. Los que han querido desmalvinizar al país son sus propios aliados». 

Desde el Museo Malvinas inauguraron recientemente el Concurso Federal de Murales «Mi Club y Malvinas», una iniciativa que busca reafirmar y difundir entre les jóvenes los derechos de soberanía sobre las Islas. Precisamente, Edgardo Esteban se refirió al rol de la educación para contrarrestar estas miradas ignorantes sobre una de las principales causas nacionales. «Hay que trabajar sobre el pasado y el presente, pero también transmitir este amor profundo y la pertenencia en la cuestión Malvinas, abordando el tema también desde la geopolítica y la soberanía. Por eso hay que inculcar el mapa bicontinental y trabajarlo desde la concientización para llegar a las generaciones venideras. Malvinas debería estar por encima de cualquier mirada político-partidaria, es una cuestión de Estado», concluyó el excombatiente. 

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Comunicación (UBA). Periodista hecho desde abajo, con los pies en el barro. Fanático del fútbol y analista de la política.