Varones, estereotipos y corporalidades

馃搳 A partir de una encuesta lanzada desde los perfiles de redes sociales de Bellamente y Privilegiados, se busca relevar el impacto de los estereotipos en la percepci贸n de los varones sobre sus propios cuerpos.

Masculinidades

Dos potencias se saludan para hablar de la construcci贸n de las masculinidades: los perfiles de Privilegiados y Bellamente lanzaron una encuesta para realizar un estudio sobre c贸mo las redes sociales impactan en la imagen corporal y el refuerzo de los estereotipos en varones. 鈥淟o que hicimos fue pensar en conjunto qu茅 problem谩ticas tienen las masculinidades con la imagen corporal. Y quer铆amos visibilizarlas, porque no hay muchos n煤meros en Argentina sobre qu茅 pasa con la imagen corporal de los varones鈥, cuenta Candela Yatche, creadora de Bellamente, un perfil de redes sociales desde el que se abordan diversas tem谩ticas ligadas principalmente a mandatos sociales, estereotipos de belleza y medios de comunicaci贸n.

鈥淓l trabajo surge a partir de la experiencia positiva de un estudio anterior, realizado durante la pandemia, que buscaba entender los des贸rdenes alimenticios en el contexto de encierro de cuarentena. Contexto en el que surgieron muchos mensajes gordoodiantes, que se escudaban en una moral de la ‘saludabilidad’ y hablaban del sedentarismo, la falta de actividad al aire libre, la inclinaci贸n a comer de m谩s por aburrimiento o estar m谩s tiempo en las casas. Discursos que asociaban subir de peso con estar mal鈥, suma Luc铆a Rodr铆guez, de Privilegiados, una cuenta tambi茅n de redes sociales, pero abocada a masculinidades. Y agrega: 鈥淓n este nuevo estudio la idea es entender tambi茅n qu茅 discursos, qu茅 representaciones circulan en torno a los cuerpos masculinos y la exigencia de cumplir ciertos mandatos hegem贸nicos. Nos pareci贸 muy interesante ser parte porque sabemos que el cuidado del cuerpo es un tema tab煤 o negado por las masculinidades, m谩s a煤n cuando se cruza con mandatos est茅ticos, siempre asociados a las mujeres鈥.

Durante 2020, Bellamente realiz贸 dos estudios similares en el marco de un proyecto UBACyT dirigido por la profesora Guillermina Rutsztein. Del primer y segundo estudio, en los que participaron 6596 y 6945 mujeres respectivamente, se desprenden los siguientes datos: el 68% de las mujeres utiliza aplicaciones o filtros para editar sus fotos antes de publicarlas, 5 de cada 10 mujeres que respondieron la encuesta tienen un alto grado de internalizaci贸n del ideal de delgadez, y un 12 por ciento ligado al ideal de muscularidad, y m谩s de la mitad compara frecuentemente su cuerpo con las personas que ven en Instagram. Sobre esta base, desde Privilegiados y Bellamente buscan ahora realizar un estudio para recabar informaci贸n sobre el impacto de estas mismas cuestiones en los varones y 鈥渕ostrar estas incomodidades corporales o estas problem谩ticas que pueden tener las masculinidades鈥.

鈥淓s importante remarcar que hay una desigualdad de g茅nero en cuanto a la insatisfacci贸n corporal: a las mujeres siempre se nos exigi贸 mucho m谩s encajar en el estereotipo de belleza. Pero igualmente hay un ideal de belleza masculina y en los 煤ltimos a帽os se estuvo viendo c贸mo se lanzan cada vez m谩s ‘productos de belleza’ o ‘servicios’, que est谩n destinados a un p煤blico masculino, cuando quiz谩s antes eso estaba m谩s orientado a las femineidades. Ah铆 podemos ver entonces el cambio cultural que hubo en el 煤ltimo tiempo鈥, remarca la joven creadora de Bellamente.

Yatche plantea que en los 煤ltimos a帽os ha aumentado el grado de insatisfacci贸n de los varones con sus corporalidades y eso se ha visto traducido en trastornos alimenticios y fen贸menos como la vigorexia, un tipo de trastorno del comportamiento que parte de creer que se tiene menos m煤sculo del que se tiene o de que no es suficiente para alcanzar el estereotipo de var贸n musculoso. 鈥淰ivimos en una sociedad gordoodiante en la que hay un ideal de belleza, que es delgado, entonces todo lo que se sale de la norma es considerado un defecto o no atractivo. Se refuerza tanto la delgadez como sin贸nimo de belleza, de felicidad, de 茅xito, que las personas tenemos miedo de no poder encajar en esos estereotipos y no ser deseados, deseadas y deseades鈥, cuestiona.

El formulario que empez贸 a circular hace poco m谩s de una semana lleva acumuladas m谩s de 1500 respuestas y est谩 apuntado a personas que se autoperciban varones y tengan entre 18 y 35 a帽os de edad. 鈥淪eg煤n los estudios que han hecho las compa帽eras de Bellamente, el impacto es mayor en esas edades, y despu茅s de los 35 a帽os empieza a disminuir el grado de importancia de los varones sobre nuestra imagen, c贸mo es percibida, y quiz谩s nos importan menos algunos comentarios鈥, explica Andr茅s Arbit, otra de las cabezas detr谩s del perfil de Privilegiados.

Arbit identifica este fen贸meno de mayor preocupaci贸n de los varones sobre su cuerpo como respuesta directa de un comportamiento social que ha impuesto un mandato y un peso sobre las masculinidades para seguir performando sus identidades. 鈥淟o que podemos ver con el correr de los a帽os es c贸mo se empezaron a construir otros mandatos desde la cultura y c贸mo la sociedad lo ha impulsado. Ahora lo podemos ver cada vez m谩s claro en las redes sociales y c贸mo esto va impactando: existen nuevos mandatos de los f铆sicos y muchos m谩s varones j贸venes van al gimnasio, por ejemplo鈥, afirma.

Su compa帽era, Luc铆a Rodr铆guez, pone sobre la mesa tambi茅n el 鈥渃ontexto capitalista鈥, como un elemento m谩s a la hora de analizar los distintos motivos que llevan a que cada vez m谩s varones le presten atenci贸n a su apariencia y persigan un ideal de belleza o musculatura, basado en los cuerpos que muestra la industria de la moda y las redes sociales. 鈥淓n un contexto capitalista, el cuerpo y la imagen es un producto de consumo m谩s, que nos da valor, en donde se mide nuestro 茅xito. El mandato de 茅xito, de ser el mejor, de estar perfectamente integrados en la sociedad en un rol ‘ganador’, de tener objetos de valor, un auto caro, ropa cara, tambi茅n impacta sobre la idea de un cuerpo ‘exitoso’, que en nuestra sociedad es el sin贸nimo de flaco y en el caso de los varones musculado y tonificado鈥, reflexiona.

Si bien muchos de estos sucesos pasan por las redes sociales, ya que es una herramienta al alcance de la mano, es importante tambi茅n poner el foco en los discursos que reproducen los medios de comunicaci贸n y la falta de inclusi贸n de corporalidades diversas y mensajes que no profundicen el estereotipo hegem贸nico. No es una novedad para nadie encontrarse en decenas de portales con 鈥渘oticias鈥 que analizan la figura de hombres y mujeres del mundo, ligando muchas veces su figura esbelta y tonificada a una idea de mayor y mejor salud. Y justamente dichos comentarios generan que estos mandatos se perpet煤en en la sociedad.

En ese sentido, Arbit plantea que 鈥渓as redes sociales y los medios de comunicaci贸n son claves a la hora de influir y cristalizar estos estereotipos que se est谩n transformando en el mandato del deber ser de los cuerpos鈥. Y en la misma l铆nea opina Candela Yatche: 鈥淟a belleza es una construcci贸n social que parte justamente de los comentarios de las personas, los mensajes de los medios, las fotos que se difunden en redes sociales, etc茅tera. Y para modificar ese ideal de belleza tiene que haber, sin lugar a dudas, un cambio en los mensajes que se siguen reproduciendo en los medios, donde hay notas que s贸lo hablan de un cuerpo y no de una persona鈥.

Desde Privilegiados sostienen de todas formas que 鈥減odemos pensar tambi茅n que los mandatos no son totalmente negativos鈥. 鈥淓s decir, si alguien elige ir al gimnasio porque le gusta o le divierte, y lo hace a conciencia y no por una presi贸n del deber ser, no podemos decir que est谩 mal. Eso no es lo que est谩 mal. El problema es marcarlo como el norte, el punto a llegar para toda la humanidad y universalizar esas realidades鈥.

Una vez que finalice el estudio se publicar谩n los resultados en redes sociales y se realizar谩 adem谩s, desde el Instagram de Privilegiados (@privilegiados_rrss), un video para hablar sobre el tema.

Pero ojo, esto no ser谩 lo 煤nico que surja como resultado del estudio. Consultades por El Grito del Sur sobre las medidas que consideran necesarias para contrarrestar esta idealizaci贸n del cuerpo delgado y musculoso, les entrevistades arrojaron una serie de propuestas: desde espacios de reflexi贸n para poder pensar; desde una 茅tica feminista, los cuerpos, los v铆nculos, las masculinidades, la diversidad y los derechos humanos; la construcci贸n de discursos m谩s emp谩ticos; la se帽alizaci贸n del uso de filtros y edici贸n de im谩genes que se muestran en las redes y en las publicidades; promover una mayor diversidad corporal, entre otras.

Compart铆

Comentarios

Christopher Loyola

Community manager autodidacta. Mi 煤nica relaci贸n t贸xica es con las redes sociales. El reggaet贸n es mi terapia y el perreito mi rutina diaria. Militante de la educaci贸n p煤blica y seguidor de la agenda de las juventudes. Estudio -o al menos lo intento- la Tecnicatura en Pol铆tica, Gesti贸n y Comunicaci贸n de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV). Soldado del invierno y catador de milanesas ahre.