Game over para Guaid贸: di谩logo y elecciones en Venezuela

馃嚮馃嚜 Con la participaci贸n electoral de la oposici贸n en las pr贸ximas elecciones del 21 de noviembre, finaliza el periplo del "autoproclamado" presidente y su apuesta destituyente.

Vuelven el di谩logo pol铆tico y las elecciones a Venezuela. Luego de tres a帽os de una infructuosa lucha destituyente, que incluy贸 el nombramiento de un 芦presidente interino禄, una ardua presi贸n internacional, el boicot electoral en tres citas y un asedio econ贸mico con bloqueo financiero incluido, la oposici贸n venezolana vuelve a la mesa de di谩logo con el rabo entre las piernas. Esta semana continuaron en M茅xico las conversaciones entre el chavismo y los sectores opositores en Venezuela, comenzadas en el mes de agosto. El dato de mayor relevancia es que este martes, el expresidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, anunci贸 que los principales partidos opositores se presentar谩n unidos a las multielecciones del 21 de noviembre en donde se elegir谩n gobernadores y alcaldes.

El objetivo del gobierno de Nicol谩s Maduro es claro: una vez derrotada la estrategia insurreccional del sector m谩s radicalizado de la derecha, busca construir las condiciones para que la oposici贸n se presente a elecciones y pueda relegitimar los procesos institucionales en Venezuela. Para eso cambi贸 las autoridades del Tribunal Superior Electoral, liber贸 a dirigentes pol铆ticos detenidos por amenazar la democracia y envi贸 nueve representantes a M茅xico con el objetivo de tender puentes con sus adversarios. Entre las exigencias de Maduro hay un tema central: el levantamiento del bloqueo econ贸mico que impide al pa铆s operar normalmente en el mercado financiero internacional y que ha confiscado gran parte de sus reservas internacionales, entre ellas mil millones de d贸lares en oro depositados en el Banco de Inglaterra.

芦Es el momento de recuperar todos los recursos que han sido robados a Venezuela en ese juego pol铆tico irresponsable, sin olvido, pero con perd贸n禄, sentenci贸 el presidente Maduro respecto a las negociaciones. Al frente de la delegaci贸n oficialista est谩 Jorge Rodr铆guez, uno de los hombres fuertes del madurismo. Rodr铆guez, actual presidente de la Asamblea Nacional, defini贸 como 芦un logro禄 que la oposici贸n aceptara sentarse a dialogar con el gobierno bolivariano.

Por parte de la oposici贸n, en la mesa de di谩logo participaron los representantes del llamado G4: el ex candidato presidencial Henrique Capriles (Primero Justicia), el diputado Tom谩s Guanipa, Gerardo Blyde, Carlos Vecchio as铆 como el ex diputado Stalin Gonz谩lez. Llam贸 la atenci贸n la ausencia del autoproclamado presidente Juan Guaid贸, as铆 como la de otros sectores minoritarios. 芦El di谩logo es entre el gobierno y una de las oposiciones, no la oposici贸n. Aparte del G4, est谩 la oposici贸n representada en la AN (Alianza Democr谩tica) y est谩 la oposici贸n extremista-abstencionista (representada en Mar铆a Corina Machado y otros) que no est谩n en la mesa de M茅xico禄, explic贸 en di谩logo con El Grito del Sur Enrique Ochoa Antich, ex diputado y opositor moderado.

芦Pareciera como si el objetivo del G4 fuese no tanto derrotar al gobierno sino confirmar su hegemon铆a en el campo opositor. No le ser谩 dif铆cil: desde que Ch谩vez dividi贸 al pa铆s en dos (ricos-pobres, oposici贸n-gobierno, derecha-izquierda, los que est谩n contra m铆 y los que est谩n conmigo), la base social y electoral de la oposici贸n es la clase media y su liderazgo es de clase media alta. Liderazgos plebeyos como el de Henry Falc贸n o Claudio Ferm铆n, no ser谩n aceptados por esa base social y electoral禄, se帽al贸 Ochoa Antich, quien expresa el descr茅dito de buena parte de la sociedad venezolana que no apoya al gobierno pero que tampoco se ve representada en la oposici贸n.

Sin embargo, los di谩logos avanzan. Al levantamiento de las sanciones econ贸micas y la realizaci贸n de elecciones limpias, se suma el reclamo de la oposici贸n por el ingreso de ayuda humanitaria y la liberaci贸n de dirigentes opositores detenidos. Adem谩s, desde el gobierno bolivariano se exige el 芦reconocimiento pleno禄 de la Asamblea Nacional y los diversos poderes del pa铆s, as铆 como el 芦respeto al Estado Constitucional de Derecho禄.

鈥淧ido un aplauso para ellos. Felicitaciones por la decisi贸n que han tomado鈥, declar贸 Maduro luego de conocer que la oposici贸n se presentar谩 a la cita electoral. 芦En cualquier caso, es un proceso positivo que tenemos muchos a帽os reclamando禄, agreg贸 Ochoa Antich. 芦Lamentablemente tard铆o: resolver participar a dos meses de las elecciones, luego de haber inoculado al electorado opositor con la peste abstencionista y hacerlo con varias candidaturas, har谩 m谩s complicada una victoria de la oposici贸n. As铆, el gobierno podr谩 ganar a煤n siendo minor铆a, como Maduro gan贸 con s贸lo 30 por ciento en 2018 y el PSUV con s贸lo 26 por ciento en 2020禄.

El investigador Franco Bielma marc贸 algunas conclusiones interesantes en su an谩lisis para el Instituto Samuel Robinson y destac贸 el reconocimiento mutuo como piedra angular del di谩logo: 芦Los actores se reconocen como gobierno de Venezuela y Plataforma Unitaria y este memor谩ndum firmado da por sepultado la idea de gobierno interino禄. Bielma se帽al贸 que el di谩logo es una derrota de la estrategia de Guaid贸 en sus principales reclamos: el cese de la usurpaci贸n y el gobierno de transici贸n. En un escenario din谩mico, los planteos del autoproclamado presidente quedaron por fuera de la mesa y expresan el fracaso de la agenda destituyente. Y el investigador agreg贸 un dato crucial: 芦El documento firmado en M茅xico establece que nada est谩 acordado hasta que todo est茅 acordado禄, lo que brinda un manto de incertidumbre para los acuerdos parciales. Sin embargo, las recientes declaraciones de representantes del oficialismo y la oposici贸n auguran un futuro pr贸spero y de entendimiento entre ambas partes.

Pero en la mesa falta un actor de peso: el gobierno de Estados Unidos, interlocutor de la oposici贸n venezolana en toda su estrategia de poder. La asunci贸n de Joe Biden, la salida de Donald Trump y el cambio en la pol铆tica exterior tambi茅n explican el nuevo di谩logo. A la agon铆a del grupo de Lima, sin Trump y con un Bolsonaro debilitado, la estrategia destituyente conden贸 a Guaid贸 y Leopoldo L贸pez al aislamiento interno y a la p茅rdida de apoyo social de numerosos sectores. Sumado a esto, la pandemia evidenci贸 que, pese a la presi贸n y el reconocimiento internacional, el Ministerio de Salud imaginario de Juan Guaid贸 no tuvo ninguna pol铆tica p煤blica y Maduro, por su parte, volvi贸 a demostrar qui茅n controla los resortes del Estado.

Ahora, la oposici贸n abandon贸 el camino de la subversi贸n iniciado en 2017 y vuelve a la mesa de di谩logo. Todas las miradas est谩n puestas en lo que pasar谩 en los pr贸ximos meses para que el pueblo venezolano recupere la capacidad de definir sus diferencias en el terreno democr谩tico.

Compart铆

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abraz贸 al Diego y le dijo que lo quer铆a mucho. F煤tbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabaj贸 en TeleSUR, HispanTV y AM750. Desde hace 8 a帽os le pone cabeza y coraz贸n a El Grito del Sur. Actualmente tambi茅n labura en CELAG y aporta en campa帽as electorales en Latinoam茅rica.