Yo te creo, Britney

馃帳 Luego de estrenarse el documental de Netflix "Britney vs. Spears", la Justicia suspendi贸 a Jamie Spears, padre de la cantante, como su tutor legal. Despu茅s de 13 a帽os, la batalla por el #FreeBritney contin煤a.

El #FreeBritney pas贸 de ser una remera a una realidad: esta semana, la jueza Brenda Penny removi贸 a Jamie Spears, padre de la cantante, de su rol de tutor legal despu茅s de 13 a帽os y fij贸 para el 12 de noviembre una nueva audiencia para evaluar la posibilidad de terminar para siempre con la tutela (conservatorship). Casi en simult谩neo, Netflix estren贸 el documental Britney vs. Spears, donde se revelaron documentos del caso que confirman que la artista hab铆a pedido cambiar de abogado dos veces y la Justicia le neg贸 las solicitudes.

鈥淗onestamente, no pensaba que alguien fuera a creerme鈥, dijo Britney en la audiencia de junio cuando habl贸 por primera vez y cont贸 lo que padec铆a, c贸mo su padre disfrutaba de controlarla, c贸mo la medicaron con litio cuando dijo que no quer铆a hacer su segunda residencia en Las Vegas, c贸mo lloraba todos los d铆as, c贸mo no era feliz. Britney dijo basta y esta vez fue escuchada.

Britney vs. Spears relata el ascenso de la cantante y la crisis personal que tuvo despu茅s de su divorcio con el padre de sus hijos, el bailar铆n Kevin Federline. La ca铆da de la princesa del pop -sobre la que Tamara Tenenbaum reflexion贸 en 2020 en Anfibia– habilit贸 a su padre a pedir la tutela alegando 鈥渄emencia鈥 y as铆 tomar control de todos los aspectos de su vida: su dinero, sus propiedades, los medicamentos que deb铆a tomar, todas sus decisiones y la posibilidad de ver a sus hijos. 

A lo largo del documental, las fuentes cercanas a Britney aseguraron que Jamie Spears amenazaba a su hija ya que, si se 鈥減ortaba bien鈥, le permitir铆an seguir en contacto con sus hijos.

AFP

Pero quiz谩s lo m谩s resonante de Britney vs. Spears es la confirmaci贸n de que la cantante intent贸 cambiar de abogado dos veces en el primer a帽o de la tutela. La Justicia de California asign贸 a Samuel Ingham III como defensor de Britney y ella pidi贸 que fuera reemplazado por Adam Streisand. Meses despu茅s, la joven present贸 un documento argumentando que Ingham no defend铆a sus intereses y que ella no confiaba en 茅l.

鈥淐iertamente, esta mujer que puede completar dos nuevos CD y prepararse para hacer una gira nacional tiene suficiente capacidad, despu茅s de casi un a帽o de tutela preventiva, de elegir a su propia defensa y que sea alguien en quien ella conf铆a鈥, escribi贸 Britney en enero de 2009 en su presentaci贸n judicial.

Ambos pedidos fueron rechazados y reci茅n este a帽o la jueza Penny permiti贸 que la cantante eligiera a su propio abogado, Mathew Rosengart, quien asegur贸 que pedir谩 que se investigue a Spears por el manejo negligente de las finanzas de Britney. 

En los 13 a帽os que lleva la tutela, Britney sac贸 cinco discos, hizo dos giras –Circus y Femme Fatale-, una residencia de cuatro a帽os en Las Vegas –Britney: A Piece of Me– que termin贸 en otra gira, fue jurado en The X Factor y tuvo otras apariciones p煤blicas. Seg煤n el documental de Netflix, entre 2013 y 2018, Jamie Spears gan贸 2.1 millones de d贸lares de los tours y un salario de 16 mil d贸lares por mes, mientras que le pagaba a su hija una mesada de 8 mil d贸lares por mes.

Fue en 2019, dos a帽os despu茅s de que el #MeToo inundara las calles de Estados Unidos, que Britney se baj贸 de su segunda residencia en Las Vegas. Su silencio llam贸 la atenci贸n de sus fans, se rumore贸 una posible internaci贸n en contra de su voluntad a medida que en las redes sociales crec铆a el hashtag que hoy est谩 en boca de todes: #FreeBritney.

Britney vs Spears es uno de los muchos documentales que salieron estos a帽os y que abordan la conservatorship de la artista pop. En esta ocasi贸n, las realizadoras son la documentalista Erin Lee Carr y Jenny Eliscu, periodista de la revista Rolling Stone que entrevist贸 a Britney en reiteradas oportunidades. Fue Eliscu quien colabor贸 en 2009 para que la cantante pudiera presentar los papeles en los que ped铆a cambiar de abogado.

Eliscu record贸 que cuando entrevist贸 a Britney por primera vez, se sorprendi贸 por lo agradable y genuina que era. Pero despu茅s de que empezara la tutela, la periodista cont贸 que tuvo que enviar las preguntas por adelantado, que nunca pudo estar a solas con Britney y que la cantante estaba triste, desganada.

Todav铆a resta saber si la Justicia californiana permitir谩 que Britney recupere plenamente su libertad, si designar谩n un tutor imparcial para su vida personal, si otras personas llevar谩n el control de sus finanzas o si volver谩 a los escenarios -la cantante prometi贸 no actuar mientras su padre tuviera el control de su fortuna-. Solo se sabe que Britney habla y, esta vez, el mundo la escucha.

Compart铆

Comentarios

Ludmila Ferrer

Periodista y Licenciada en Comunicaci贸n Social (UBA). Escribe tambi茅n en P谩gina/12 y sigue m谩s podcasts de los que puede escuchar.