De Perón a Kicillof: viajes de egresados y derecho al goce de la juventud

🧐 La polémica por los viajes de egresados subsidiados en la Provincia de Buenos Aires dio cuenta no solo de una mirada clasista por parte de sectores opositores, sino que eludió el histórico vínculo entre peronismo y juventud. Opina Marcos Mutuverría, autor del libro "Juventudes, peronismo, pasiones e igualdad". 

El pasado 8 de octubre, el gobernador bonaerense Axel Kicillof anunció «viajes de egresados gratis» para 220 mil alumnos y alumnas en toda la Provincia como forma de reactivar el sector turístico, uno de los más golpeados por la llegada de la pandemia. La medida despertó el rechazo de sectores políticos y mediáticos opositores, que tildaron la medida de electoralista y acusaron al oficialismo de «influir en el voto hipotecando nuestro futuro», tal como señaló el candidato a diputado nacional Diego Santilli (Juntos por el Cambio). Estos dichos fueron retrucados por Kicillof, quien afirmó que «todos los que vayan a disfrutar de estos viajes de egresados van a gastar ese dinero en sectores turísticos de la Provincia de Buenos Aires que estuvieron un año y medio sin actividad». 

De acuerdo con Marcos Mutuverría, Doctor en Ciencias Sociales y autor del libro Juventudes, peronismo, pasiones e igualdad, «la juventud siempre ocupa un lugar que funciona como chivo expiatorio en los medios y en algunos sectores políticos. Siempre hay un etiquetamiento mediático señalando a la juventud como irresponsable, con falta de compromiso o teniendo connotaciones negativas». «Esto se vio nuevamente en la pandemia, porque si uno miraba la televisión o leía algunas notas periodísticas parecía que los jóvenes eran los únicos responsables de los contagios», señala el investigador en diálogo con El Grito del Sur

En ese marco, toda política pública que apunte a fomentar el ocio y la recreación de les jóvenes -luego de un año y medio de pandemia que implicó diversas privaciones- será considerada como «populista». En dichas críticas se entrecruzan también miradas de tinte clasista: el propio Santilli había enviado a su hijo en marzo de este año a Cancún (México) para disfrutar de su viaje de egresados y luego éste regresó contagiado de coronavirus. «Las decisiones gubernamentales no están aisladas de la arena política del momento. Lamentablemente, Argentina es un país que tiene una cuestión clasista y racializada bastante marcada. Hay un sector de la oposición y de los medios que cree que algunos jóvenes pueden acceder a determinadas cuestiones y otros no. No fue una problemática mayor que algunos chicos trucharan sus pruebas PCR y viajaran al exterior, pero sí lo fue una política gubernamental que beneficia a los que menos tienen en medio de una pandemia que afectó la emocionalidad de toda la población», plantea Mutuverría.

Otro punto no abordado en la polémica por los viajes de egresados fue la histórica relación entre peronismo y juventud, que se materializó en iniciativas como la Unidad Turística Chapadmalal -espacio donde les jóvenes se reúnen para hablar y escucharse, en un clima de compañerismo y respeto- y los Juegos Nacionales Evita, entre otras políticas nacidas a mitad del siglo XX que apuntaron al desarrollo educativo y el esparcimiento social de este sector. «En el primer peronismo hubo un montón de políticas públicas apuntadas a la juventud, el deporte y la creación de diferentes torneos. Eso es algo que se ha ido trasladando a lo largo del tiempo mediante un trasvasamiento generacional, por lo que la juventud siempre fue partícipe. En los primeros gobiernos kirchneristas hubo una interpelación directa del Ejecutivo a la juventud para que sea parte de la calle, del cambio y del apoyo a las políticas públicas», explica el también doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de General Sarmiento.

Jóvenes en Chapadmalal

«Con el actual gobierno debe hacerse una lectura contradictoria. Por un lado aparecen estas medidas, pero por el otro brilla por su ausencia un discurso que convoque a la juventud. Si bien la medida de los viajes de egresados se limita a la Provincia de Buenos Aires, hay otras medidas tomadas a nivel nacional que son una reacción a tiempo. Producto del desgaste de gestionar la pandemia, hay una falta de interpelación a ciertos sectores que se busca resolver con estas políticas hacia la juventud», concluye Marcos Mutuverría.

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Licenciado y profesor en Ciencias de la Comunicación (UBA). Periodista comprometido con los intereses populares.