Lealtad sí, unidad no

✌️ A menos de un mes de las elecciones legislativas, tras varias idas y vueltas, habrá dos marchas oficialistas en el marco de la celebración del Día de la Lealtad. ¿Afloran nuevamente las diferencias por la orientación del Gobierno?

Tres días atrás, Alberto Fernández había suspendido el acto con movilización previsto para el domingo 17 de octubre por el Día de la Lealtad -que coincide precisamente con el Día de la Madre- y llamó a plegarse al de la CGT y los movimientos sociales al día siguiente como forma de mostrar unidad dentro del Frente de Todos. Sin embargo, las organizaciones más ligadas al kirchnerismo duro no cancelaron su convocatoria y los tironeos no tardaron en llegar: por esta razón, el Presidente se vio obligado durante la tarde de ayer a ratificar la movilización del 17.

En un claro guiño a su sector, fue la propia vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner quien compartió a través de sus redes sociales la carta del Partido Justicialista (PJ) con firma de Alberto Fernández. «Transformemos este encuentro en una verdadera fiesta de la democracia. Recordemos aquel 17 de octubre pero sobre todo estemos muy unidos para construir entre todos y todas un futuro mejor», dijo ayer el mandatario en la misiva del PJ.

A menos de un mes de las elecciones legislativas, la celebración por el Día de la Lealtad vuelve a exhibir las diferencias por la orientación gubernamental al interior del Frente de Todos. Los sectores que se movilizarán el domingo 17 a la Plaza de Mayo estarán encabezados por La Cámpora, la Asociación Madres de Plaza de Mayo y la CTA de lxs Trabajadorxs. Allí se hará escuchar la idea del no-pago de la deuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) porque «los salarios no alcanzan y la deuda es con el pueblo». Esto va en línea con el «ajuste» denunciado recientemente por la vicepresidenta, justo en momentos claves en que el ministro de Economía Martín Guzmán encara el proceso de negociaciones con el FMI desde los Estados Unidos.

Por otro lado, la CGT marchará el lunes 18 hacia el Monumento al Trabajo bajo la consigna «Desarrollo, Producción y Trabajo». No habrá discursos pero sí se dará lectura a un comunicado, en el que fijará la postura de la entidad gremial con vistas a generar nuevos puestos de trabajo. Dicha consigna es compartida por los movimientos sociales enrolados en la UTEP, que marcharán junto a la CGT e incorporarán a la jornada su histórico reclamo por «Tierra, Techo y Trabajo». Se estima la presencia de 72 organizaciones políticas que componen la CGT y la UTEP.

Este año no se repetirá la imagen de 2019, donde hubo unidad en la celebración de la emblemática fecha peronista.

«Apostamos a fortalecer la unidad que se está construyendo desde la CGT y plantear también la necesidad de impulsar la participación orgánica de la UTEP como gremio confederado. Va a ser una jornada contundente y masiva con los tres ejes planteados», señaló a El Grito del Sur Gildo Onorato, secretario gremial de la UTEP. «Los trabajadores siempre tuvimos en claro que la movilización era el 18, la UTEP lo definió hace casi un mes. Las marchas y contramarchas de la dirigencia política no son motivo de opinión por parte de nuestro espacio», agregó.

Desde Madres de Plaza de Mayo son optimistas en que habrá una concurrencia «importante» el domingo 17. «Como dijo Hebe ayer, pareciera que la gente tiene muchas ganas de ir a la Plaza y de juntarnos para reclamar sus derechos y dar sus puntos de vista. Se marcha por el no pago de la deuda y habrá un par de oradores, pero aún no está confirmado quiénes serán. Hoy vamos a sacar una nueva convocatoria para marchar desde 9 de Julio y Avenida de Mayo a las 15.30», explicó a este medio uno de los responsables de prensa de dicha organización. 

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Licenciado y profesor en Ciencias de la Comunicación (UBA). Periodista comprometido con los intereses populares.