“Repensarnos”, un proyecto para varones que ejercen violencia de género en CABA

💙 Fruto del trabajo de organizaciones y a través de la legisladora María Bielli, se presentó en la Legislatura porteña un proyecto que busca fortalecer y ampliar los dispositivos de abordaje destinados a varones que ejercen y/o ejercieron violencia de género.

Luego de un año y medio en el que la violencia de género no mermó, la legisladora del Frente de Todos María Bielli presentó un proyecto que viene a generar herramientas y nuevas alternativas para trabajar sobre el tema. Durante los meses de ASPO (marzo a junio 2020), los Centros Integrales de la Mujer atendieron un 60% más de casos que en todo el año 2019 y la línea 144 de la Ciudad registró un aumento de los llamados del 48%. Sin embargo, los recursos no aumentaron: actualmente el Gobierno porteño destina tan solo $276 anuales por mujer para la atención de la violencia de género. “Cuando hablamos de violencia de género vemos muchas políticas focalizadas en las víctimas, pero si algo entendimos como movimiento feminista, sobre todo después del Ni Una Menos, es que la transformación no se hace solamente hacia dentro. Necesitamos que toda la sociedad esté comprometida con la problemática”, explicó Bielli a El Grito del Sur.

Sobre este diagnóstico y junto a organizaciones políticas y sociales surgió la propuesta de crear «Repensarnos», un programa que integra diferentes dispositivos de atención a varones que ejercen y/o ejercieron violencia de género. Al proceso de discusión y armado del proyecto se sumaron algunes funcionaries y personas que, desde diversas experiencias, vienen trabajando en el área, como Ariel Sánchez, director bonaerense de Promoción de Masculinidades para la Igualdad; Sandra Zimmerman, Esteban Vaccher y Gonzalo López del Espacio de Psicoeducación en Conductas Violentas (EPECOVI) de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad; Liliana Carrasco, jefa del Servicio de Abordaje Integral en Violencia de Género del Hospital Álvarez; compañeres del colectivo de Varones Antipatriarcales; y asesores/as de la Legislatura.

“Las organizaciones ya vienen llevando un rol fundamental en el abordaje de las violencias en los últimos años, que como consecuencia del abandono del Gobierno de la Ciudad y la ausencia de políticas públicas efectivas, han tenido que tejer redes y establecer diferentes mecanismos de acompañamiento”, resaltó la legisladora. “Si el proyecto fuera aprobado y se implementara el programa “Repensarnos”, las organizaciones seguirían de todos modos teniendo un rol fundamental, ya que son ellas las que se encuentran presentes en los territorios y las que en las asambleas y en distintos espacios dentro de ellas, llevan adelante los acompañamientos”, añadió.

Fue a partir de una reunión que mantuvieron referentes y referentas porteñas del Frente de Todos con compañeras de la Dirección de Control y Asistencia a la Ejecución Penal (DCAEP – Ex patronato de liberados) que se acrecentó la preocupación por esta temática, ya que -fruto de un relevamiento realizado en dispositivos públicos y privados- se observó no solo que la cantidad de dispositivos existentes era insuficiente, sino que además todos ellos se encuentran sin vacantes hasta 2022.

En ese momento, Bielli decidió tomar cartas en el asunto y elaborar un proyecto que ponga el foco en los alarmantes niveles de violencia, pero que también empiece a proponer herramientas y trazar distintas estrategias para trabajar con quienes la ejercen. En concreto, busca desarrollar herramientas para la prevención y promoción de la construcción y/o reconstrucción de vínculos responsables, a través de una línea telefónica específica donde poder llamar y recibir la información correspondiente. Asimismo, plantean que esta línea telefónica, y el programa en general, sea difundido a través de una campaña para que todes les vecines de la Ciudad de Buenos Aires sepan que cuentan con esta posibilidad.

“El objetivo principal de este proyecto es contribuir a reducir la violencia de género. Desde esta perspectiva, hace tiempo que los movimientos feministas reclaman por mejores mecanismos de abordaje de situaciones de violencia, donde no se produzcan procesos de revictimización o el peso de la protección no caiga sobre las mujeres y las disidencias; mecanismos que reconozcan la violencia de género como un fenómeno cultural que no se soluciona, únicamente, con penas basadas en la reclusión carcelaria”, detalló Bielli.

Consultada acerca de cómo hacer para que aquellas personas que ejercen y/o ejercieron violencia se acerquen a dichos dispositivos o acudan a la línea telefónica, la legisladora del Frente de Todos respondió; “Si los espacios no existen, es más difícil acercarse al objetivo y como dije anteriormente, el rol de las organizaciones sociales es fundamental en este tipo de proceso. Hay muchas organizaciones políticas y sociales que se dan la tarea de trabajar hacia dentro pero también hacia fuera de sus organizaciones. En este mismo sentido proponen “Repensarnos” para poder “desnaturalizar” los estereotipos de género, identificar los micromachismos, que tal como lo indica el nombre a veces son pequeños o están en un gesto, una acción chiquita, pero que van sedimentando y contribuyen a consolidar roles y estereotipos de género”.

Por último planteó: “Entendemos que los terceros -amigues, conocides, familiares- tienen un rol muy importante en el acompañamiento a un varón que presenta conductas violentas. Asimismo, el proyecto contempla la realización de una campaña de difusión, para que quienes lleguen al programa no lo hagan sólo como consecuencia de derivaciones judiciales, sino también por demanda espontánea. Entendemos que este proyecto viene a ser una herramienta más para debatir, para trabajar en nuestros territorios y nuestro entorno para poder construir entre todes una sociedad más justa e igualitaria”.

Compartí

Comentarios

Christopher Loyola

Community manager autodidacta. Mi única relación tóxica es con las redes sociales. El reggaetón es mi terapia y el perreito mi rutina diaria. Militante de la educación pública y seguidor de la agenda de las juventudes. Estudio -o al menos lo intento- la Tecnicatura en Política, Gestión y Comunicación de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV). Soldado del invierno y catador de milanesas ahre.