Una marcha para proteger lo que queda de Buenos Aires

馃寙 M谩s de 140 mil edificios hist贸ricos de la Ciudad est谩n desprotegidos legalmente frente al avance de la especulaci贸n inmobiliaria. Organizaciones marchan este s谩bado para reivindicar el patrimonio arquitect贸nico, "una forma de defender nuestro legado cultural y nuestra calidad de vida".

鈥淪in identidad no hay futuro鈥, dice una de las consignas con que organizaciones civiles y sociales se movilizar谩n este s谩bado hacia la Legislatura porte帽a para denunciar que Buenos Aires se est谩 quedando sin su patrimonio arquitect贸nico hist贸rico. 鈥淣o s贸lo estamos perdiendo parte de nuestro propio legado cultural, sino tambi茅n calidad de vida: la expansi贸n de la especulaci贸n inmobiliaria est谩 haciendo que casi todos los barrios estallen de cemento, cuando necesitamos todo lo contrario, como qued贸 demostrado con la pandemia鈥, explic贸 en di谩logo con El Grito del Sur el arquitecto Mauro Sbarbati, miembro de la ONG Basta de Demoler.

La intenci贸n de las organizaciones es plantear la necesidad de una serie de pol铆ticas p煤blicas que protejan de su demolici贸n a unos 141 mil edificios construidos antes de 1941, a帽o que se fij贸 por ley como punto de partida para ser declarados patrimonio arquitect贸nico. De ese universo de edificios, s贸lo un 13 por ciento, unos 18 mil, est谩n a resguardo, aunque en una suerte de 鈥渓imbo legal鈥, dado que para prohibir su demolici贸n la Legislatura debe aprobar un proyecto de ley por cada uno, y en su mayor铆a est谩n cerca de perder estado parlamentario. El organismo encargado de determinar el 鈥渧alor鈥 de los edificios de la Ciudad es el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP), que no reconoce la participaci贸n de les vecines ni de sus ONGs.

鈥淣osotros no decimos que no hay que construir, sino que no hay que demoler. De hecho, una de nuestras propuestas es tomar el modelo de Montevideo, que utiliz贸 las viviendas de su casco hist贸rico para refaccionarlas, ampliarlas y utilizarlas para construir vivienda social鈥, argument贸 Sbarbati. Otras de las propuestas del colectivo es la creaci贸n de un organismo de control vecinal de todo el patrimonio.

La movilizaci贸n ser谩 este s谩bado 30 desde las cuatro de la tarde

Parte del problema que denuncian las organizaciones tiene que ver con el nuevo c贸digo urban铆stico, que permiti贸 ampliar la capacidad constructiva hacia el cielo en todos los barrios porte帽os, y las excepciones para construir que distintas empresas consiguieron mediante convenios puntuales con el Gobierno porte帽o. 鈥淪olicitamos que de forma urgente se suspendan los efectos del C贸digo Urban铆stico, aprobado en el 2018, que permite la destrucci贸n de la identidad de los barrios residenciales de casas bajas e impulsa la sobreconstrucci贸n en otros barrios ya consolidados sin que se haya establecido c贸mo se incrementar谩 la infraestructura de servicios p煤blicos domiciliarios y no domiciliarios, necesaria para soportar el aumento de la densidad constructiva y demogr谩fica鈥, dijo por su parte Jonatan Baldiviezo, del Observatorio por el Derecho a la Ciudad.

鈥淣ecesitamos repensar la planificaci贸n de la Ciudad y de su 谩rea Metropolitana frente a la crisis habitacional, ambiental y sanitaria. La nueva Planificaci贸n debe responder a una Democracia Participativa y Ambiental. Las comunidades y la ciudadan铆a somos quienes debemos decidir c贸mo vivir. Necesitamos que dejen de defender los intereses econ贸micos de unos pocos en contra de los derechos colectivos de la ciudadan铆a. La construcci贸n de mega edificios no resuelve en absoluto el d茅ficit habitacional de larga data en la Ciudad de Buenos Aires鈥, agreg贸.

鈥淟a nueva Planificaci贸n debe responder a nuevos paradigmas urbanos basados en criterios de justicia ambiental, clim谩tica, de g茅nero y social. Necesitamos mejorar el ambiente urbano con m谩s espacios verdes, protegiendo el arbolado p煤blico y recuperando la totalidad de la costanera para el disfrute y goce del conjunto de la ciudadan铆a鈥, se帽al贸 por su parte Mar铆a Eva Koutsovitis, de la C谩tedra de Ingenier铆a Comunitaria (CLIC) de la UBA.

Compart铆

Comentarios

Matias Ferrari

Periodista, comunicador y militante social. Trabaj贸 en P谩gina/12 y colabor贸 en la investigaci贸n del libro "Macristocracia" publicado por Editorial Planeta.