2001, una crisis cantada

馃幖 El libro, que acaba de salir en formato ebook, propone un recorrido por la m煤sica que acompa帽贸 y atraves贸 el estallido pol铆tico, econ贸mico y social del que se cumplen veinte a帽os.

鈥淔ue tan profunda la crisis que no hubo g茅nero musical que no haya respondido con alguna obra鈥, cuenta Mart铆n Liut, investigador, docente y compilador de 2001, una crisis cantada (Gourmet Musical). 鈥淣o pasa siempre y es un repertorio que en un punto es inc贸modo鈥.

Desde el tango al rock, del heavy metal al folklore y desde el pop al jazz o a la cumbia villera, la escena musical de fines de los 麓90 y principios de los 2000 dej贸 su marca en canciones que narraron el contexto y los acontecimientos, en algunos casos invitando a la acci贸n y a la participaci贸n pol铆tica, 鈥渋nclusive en g茅neros habitualmente ajenos a mezclar arte y pol铆tica o compromiso social鈥.

2001, una crisis cantada surge de un proyecto de investigaci贸n de la Universidad Nacional de Quilmes y de la Universidad del Litoral. 鈥淗ab铆a muchas canciones que estaban dando vuelta antes y despu茅s de la crisis, pensamos en hacer un mapa de ese repertorio鈥. Se viene (1998) de Bersuit Vergarabat; La casa desaparecida (1999), de Fito P谩ez; El enemigo (2001), de Luis Alberto Spinetta; Industria Argentina (2003), de Damas Gratis y El 谩ngel de la bicicleta (2005), de Le贸n Gieco, son algunas de las diez canciones que en el libro se analizan en profundidad. 鈥淨uisimos mostrar que el arco es mucho m谩s amplio en el tiempo. O sea, desde 1995 hasta el 2004, 2005, tenemos un repertorio de canciones espec铆ficas que fueron acompa帽ando los vaivenes de esa crisis鈥.

Para el autor, el nombre del libro tiene doble acepci贸n: 鈥減or un lado, por c贸mo la m煤sica habl贸 de esa crisis y adem谩s c贸mo los artistas fueron marcando que se ven铆a esta explosi贸n鈥.

Mart铆n Liut

驴Cu谩les son las caracter铆sticas del 鈥榬epertorio de la crisis鈥?

Es un repertorio denso y complejo. Durante los 鈥90, las canciones son augurios: gente que est谩 diciendo 鈥渆sto est谩 todo mal鈥, est谩n alertando sobre algo que va a pasar. Otros, incluso, hacen una invitaci贸n a la acci贸n como en 鈥渟e viene el estallido鈥, una canci贸n que en realidad no se compuso para el gobierno de De la R煤a, sino que fue por el final del gobierno de Menem, o sea que el augurio no fue tal. Pero lo que pasa es que esa canci贸n, como lo que pasa con la m煤sica popular, son canciones que est谩n disponibles y la gente la usaba en las fiestas, en las mesas de los partidos pol铆ticos. Hab铆a una cosa de mala onda y mal clima y esa canci贸n funciona como una herramienta de invitaci贸n a la acci贸n. Luego, el 19 y 20 de diciembre espec铆ficamente, lo que hay es un paisaje sonoro de la protesta. Lo vimos mucho a trav茅s de la tele, de los movileros. Ten茅s los ruidos de la represi贸n, los caballos corriendo, las madres en Plaza de Mayo, los vidrios rompi茅ndose, la gente golpeando chapas y cacerolas a la noche, los cantitos 鈥淎r-gen-tina Ar-gen-tina鈥, 鈥淨u茅 se vayan todos鈥. Hay una m煤sica de la protesta que forma parte de la acci贸n pol铆tica. Por 煤ltimo, yo encuentro que hay dos cosas: por un lado, la canci贸n popular argentina se enfoca en digerir lo que pas贸, digerir el trauma. Hay canciones que reflexionan sobre eso, por ejemplo Argentina 2002 de Palo Pandolfo, que es una canci贸n cortita y que es una especie de cuartetazo, que dice De qu茅 te sirve / de qu茅 te sirve si todo cae. Y el otro t贸pico importante son las canciones como memoriales, como recuerdos. El 脕ngel de la bicicleta de Le贸n Gieco es un homenaje a Pocho Lepratti, militante social que es asesinado en Rosario y que justamente sus 煤ltimas palabras fueron bajen las armas / que ac谩 solo hay pibes comiendo, esa canci贸n es un memorial en el sentido fuerte del t茅rmino. El otro caso es una canci贸n bell铆sima, que no es tan conocida, de Jorge Fandermole, uno de los l铆deres de la trova rosarina, que se llama Junio, es un homenaje a Maximiliano Kosteki y Dar铆o Santill谩n de seis minutos. Es una canci贸n doloros铆sima, muy dif铆cil de escuchar y no ponerse a llorar.

驴Qu茅 hallazgos sobresalen al estudiar la m煤sica de esos a帽os?

Constatamos que a medida que va avanzando la d茅cada del 鈥90 y que el malestar social va creciendo, los artistas van produciendo canciones, y no solamente los artistas vinculados al canto comprometido de protesta. Uno empieza a encontrar que hasta en g茅neros que habitualmente no se dedican a la reflexi贸n social, a medida que la crisis avanza le dedican alguna canci贸n espec铆fica. Por darte un ejemplo, Miguel Mateos en el 鈥95 canta una canci贸n que se llama El argentinito, en el medio de la televisi贸n de la d茅cada del 鈥90 y dice No manden comida / no manden medicinas / no manden nada a Somalia / m谩ndenlo a Tucum谩n. En el 鈥97, 鈥98, 鈥99, hay tangos, folklores, Ra煤l Carnota compone un tema que se llama Fin de Siglo que muestra el clima de pesadumbre que hab铆a en esa 茅poca; en la m煤sica pop, Marcela Morelo compone una canci贸n que se llama Argentina te quiero, en donde reflexiona sobre la gente que se estaba yendo del pa铆s; en el jazz, que uno dice es una m煤sica m谩s cool y dem谩s, Eleonora Eubel le dedica una canci贸n al FMI, Mr. Devil number six, en un tono pendenciero, eso es interesante. Yo creo que la crisis del 2001 se fue cocinando a fuego lento y fue tan trasversal que todo el mundo termin贸 reaccionando, pero no ocurre siempre as铆. Lo que hicimos nosotros fue un mosaico, siempre aparece una canci贸n nueva para el repertorio. Nos interesaba mostrar c贸mo cada artista seg煤n su edad, seg煤n el g茅nero musical en el que trabaje y seg煤n su trayectoria, respondi贸 a la crisis, con las herramientas que ten铆a, eso era interesante verlo. Otro ejemplo inesperado, en el a帽o 2001, es lo que pasa en el Teatro Col贸n, donde se hace un ballet sobre la obra Estancia, de Alberto Ginastera, una obra cl谩sica de la m煤sica nacionalista argentina, del campo, pero que deciden trasladar al presente y entonces en un momento se ve una escena de piquete en la coreograf铆a. Efectivamente el core贸grafo tambi茅n se estaba dando cuenta de lo que estaba pasando y el Col贸n no pod铆a ser una isla, de hecho la puesta fue pol茅mica porque hubo gente que se ofendi贸, porque 鈥渃贸mo vas a traer la realidad adentro del escenario del Col贸n鈥. Ah铆 ves c贸mo hasta un artista vinculado a la danza cl谩sica, estaba tomando nota de que lo que estaba pasando era muy grave y que ten铆a que responder inclusive desde la danza a ese fen贸meno. No hubo artista que no fuera interpelado, aparte porque tambi茅n en muchos casos ellos mismos estaban atravesados por las crisis.

En el libro sostienen que hacia final del siglo XX el rock nacional ten铆a un lugar hegem贸nico y 鈥渦na aspiraci贸n program谩tica de asumirse como leg铆timo portador de una identidad argentina鈥 驴Por qu茅 fue as铆?

El rock ocupa un lugar central porque tiene mucha m谩s capacidad de enunciaci贸n y parad贸jicamente en los 鈥90 tiene mucha potencia econ贸mica por su centralidad, el soporte de la industria discogr谩fica y la visibilidad medi谩tica, entonces te encontr谩s con un tema como La Casa desaparecida, de Fito P谩ez, que est谩 en el disco 鈥淎bre鈥 de 1999, que es una canci贸n que dura once minutos y medio y cuyo estribillo es Qu茅 paso en la Argentina / es la casa desaparecida. Est谩 diciendo qu茅 est谩 pasando en este pa铆s que se hab铆a planteado en la vuelta de la democracia dar de comer, educar y curar y no lo est谩 pudiendo hacer. Despu茅s esto avanza. Hacia 2001 es La Mosca con Hoy estoy peor que ayer pero mejor que ma帽ana, una canci贸n que dice que no nos van a quitar la triste alegr铆a de bailar. El videoclip tiene una murga en medio de una ciudad deteriorada, eligen locaciones donde est谩 todo hecho pomada, porque la crisis a partir de 鈥98 en adelante hab铆a generado una desocupaci贸n galopante y entonces esta banda, vinculada a la fiesta, se detiene a hacer una canci贸n que es bailable y la podes cantar saltando, aunque sin embargo est谩 diciendo algo est谩 mal. Y esto va in crescendo hasta llegar a la crisis. En algunos casos no es un repertorio que est茅 todo el tiempo sonando, como s铆 se viene el estallido que qued贸 muy asociada a la musicalizaci贸n del 19 y 20.

驴Por qu茅 esa canci贸n hoy puede usarse con otra significaci贸n?

Las canciones tienen vidas sociales inesperadas a veces. Se viene tiene un truco, no dice de qui茅n es el estallido, entonces est谩 disponible para que un grupo de libertarios se pueda apropiar de esa canci贸n y usarla con fines que no fueron pensados en su contexto original. Y ah铆 viene la cuesti贸n de las vidas sociales de las canciones que, no conten铆a a los libertarios pero s铆 tiene una cuesti贸n respecto a la ambig眉edad de cu谩l es el estallido y en qu茅 consiste, que hace que est茅 disponible para que alguien la pueda tomar. Hay mucha historia de eso en el mundo de las campa帽as pol铆ticas. El caso famoso de Born in the U.S.A., de Bruce Springsteen, que es un tipo de izquierda y Ronald Reagan, candidato republicano, quiso usar esa canci贸n. Claro dice Born in the USA, el estribillo parece festivo, pero tuvo una disputa ah铆 respecto del uso.

Mart铆n Liut

驴Qu茅 pasa en ese entonces con la cumbia villera?

La cumbia villera estaba en su apogeo pero vinculada m谩s a la cuesti贸n de lo microsocial, o sea lo que pasaba en el cuerpo a cuerpo, con la polic铆a, el delito, las mujeres. Industria Argentina, el tema de Damas Gratis es interesante porque es una canci贸n un poco desplazada del g茅nero y en esa canci贸n hablan de la Argentina, hablan directamente de los pol铆ticos. Aparece el discurso antipol铆tica de 鈥減ol铆ticos de porquer铆a se robaron todo lo que quedaba鈥. Es interesante que para esa canci贸n Lezcano invita a Fidel Nadal, entonces la canci贸n no es una cumbia villera, sino que es un ska o un raggamuffin. Dentro del repertorio de Damas Gratis esa canci贸n est谩 desplazada. Hasta ese momento, la cumbia villera ven铆a hablando de cosas microsociales y ah铆 dicen 鈥減ar谩, hablemos de la Argentina鈥. El otro caso es Mala Fama, que tiene una canci贸n que se llama Argentina tambi茅n, no solamente hablan del barrio sino de lo que est谩 pasando.

驴Hoy la m煤sica habla de lo que est谩 pasando?

En la actualidad hay dos cosas: por un lado una crisis econ贸mica renovada, la vuelta al FMI y un dato importante: c贸mo las canciones populares conforman un archivo que est谩 a disposici贸n de todos. No solamente del musicalizador de radio sino de los propios artistas que tienen su repertorio y lo pueden tomar y el p煤blico, la gente que lo pude recuperar. La m煤sica popular tiene una riqueza enorme. Por otro lado, yo creo que hay que ver qu茅 va a pasar con el repertorio de la pandemia. Est谩n empezando a salir discos de gente que estuvo haciendo m煤sica mientras estaba encerrada, creo que va a generar otro tipo de reflexi贸n. Eso nos va a disparar a un mont贸n de preguntas sobre c贸mo procesa la sociedad y c贸mo los artistas nos acompa帽an porque Spotify y las plataformas crecieron un mont贸n en cuanto a la cantidad de escuchas. O sea que evidentemente la m煤sica juega muchos m谩s papeles que el mero entretenimiento. No es solamente ponerla de fondo.

Compart铆

Comentarios