Al horno con el ciberacoso

馃嵃 Luego del conflicto con el ni帽o pastelero Maura Rivero, licenciada en Comunicaci贸n Social y formadora de docentes, analiza desde la ESI la presencia de les ni帽es en redes sociales.

Joaqu铆n Nahuel abri贸 sus cuentas de Twitter e Instagram para vender tortas y as铆 juntar dinero para una operaci贸n reconstructiva. Con su carisma y buena onda, r谩pidamente sum贸 seguidores y logr贸 reunir el dinero para eso y para los utensilios e insumos de cocina. Pero con la misma velocidad apareci贸 el ciberacoso y Raquel, la madre del ni帽o, decidi贸 poner la cuenta en privado para frenar las agresiones. Si bien Joaqu铆n pidi贸 no hablar m谩s del tema y dijo que 茅l 鈥渓os perdona a todos鈥, todav铆a queda abierta la pregunta de qu茅 sucede con les ni帽es en las redes sociales.

鈥淎unque sabemos del odio que circula en las redes sociales, en especial en Twitter, lo que pas贸 nos tom贸 por sorpresa porque el que recibi贸 toda esa agresi贸n fue un ni帽o鈥, dijo a este medio Maura Rivero, licenciada en Comunicaci贸n Social y formadora de docentes especializada en g茅neros, sexualidades y comunicaci贸n.

Rivero se帽al贸 que existe una 鈥渘aturalizaci贸n鈥 de la presencia de les ni帽es en las redes sociales. Para tener una cuenta propia de correo electr贸nico es requisito tener 13 a帽os y, a su vez, solo se necesita un correo para tener una cuenta en redes sociales. 鈥淓l dato de la edad es f谩cil de cambiar -afirma la especialista-. Lo que no se tiene en cuenta y que se intenta trabajar con las familias en las escuelas es que entiendan que todo lo que se sube a las redes queda en Internet para siempre鈥.

Joaqu铆n aprendi贸 a amar la cocina gracias a su abuelo, que fue quien le ense帽贸 a hacer bizcochuelos. El dinero que le daban sus padres lo ahorraba para ir al supermercado a comprar ingredientes y cocinar para su familia. Lo que sobraba, lo donaba a vecines de su barrio. 

Pero en 2019 Joaqu铆n tuvo un accidente en su casa, la ambulancia nunca lleg贸 y fue la polic铆a la que llev贸 al ni帽o y su familia al hospital. Joaqu铆n estuvo meses internado en el Hospital del Quemado y como su tratamiento de rehabilitaci贸n qued贸 frenado por la pandemia, les m茅diques ya no podr铆an hacerle nuevos injertos de piel y tendr铆an que introducir cuatro expansores bajo la piel del rostro. Cada uno sale 500 d贸lares.

La familia empez贸 a hacer rifas para juntar el dinero y Joaqu铆n horne贸 tortas para que formaran parte de los premios. Al mejorar, decidi贸 abrir su cuenta en Twitter. 鈥淨uiero ser pastelero鈥, escribi贸 en su perfil. Su popularidad creci贸, las agresiones tambi茅n.

鈥淪oy la mam谩 de Joaco! Sepan disculpar,pero ya no va a tener tw. Le dijeron pastelero discapacitado, que su brazo no es lo 煤nico deformado, yo entiendo que tw sea as铆 pero es un nene y esto le est谩 haciendo mal! empez贸 con preguntas y es por eso que empec茅 a revisar -escribi贸 Raquel, la madre del ni帽o-. Le dijeron que sus tortas se quemaron como 茅l, y empez贸 a preguntar si 茅l es discapacitado? Si sus tortas son feas? Entre otras preguntas鈥. Raquel bloque贸 a los agresores y puso la cuenta en privado. 鈥淎hora queda en joaco si quiere seguir ac谩 o no鈥, agreg贸. Joaqu铆n decidi贸 seguir.

鈥淟a imagen de este ni帽o se viraliz贸 en Argentina y otros pa铆ses. Esto va a seguir estando en redes, es un estigma enorme para un ni帽o que sigue formando su subjetividad, su identidad, y que dif铆cilmente puedan contrarrestar todos los mensajes de amor que recibi贸, que por suerte fueron muchos鈥, reflexion贸 Rivero.

Seg煤n un estudio realizado por Unicef, uno de cada tres estudiantes en 30 pa铆ses dijo haber sido v铆ctima de ciberbullying, y uno de cada cinco inform贸 haber faltado a la escuela por esta causa. Las redes sociales son el espacio a trav茅s del cual m谩s violencia reciben. 

鈥淯na de las batallas de la ESI es que se nombren las problem谩ticas sociales. Es necesario que les ni帽es cuenten con la supervisi贸n de un adulte que vea que no le est茅n mandando pornograf铆a a trav茅s de las redes, por ejemplo. Hay que decirle a les ni帽es que hay personas en este mundo que disfrutan de cosas que vulneran sus derechos y tenemos que ser varios conteniendo y escuchando lo que sucede a nuestro alrededor鈥, opin贸 Rivero.

Y aunque asegur贸 que 鈥渘o hay una receta para la ESI鈥, destac贸 la importancia de 鈥渓a pregunta y la repregunta鈥. 鈥淪i promov茅s el di谩logo desde siempre, nunca va a llamar la atenci贸n una pregunta. No hace falta apartar un momento del d铆a para eso, sino cuando escuch谩s un ruido se puede preguntar 鈥樎縬u茅 video est谩s viendo?鈥, que cuenten por qu茅 les gusta lo que consumen -ejemplific贸 Rivero-. A veces les ni帽es vienen con preguntas y suelen tener una respuesta prefigurada. Se les puede contestar por qu茅 nos preguntan eso o tambi茅n admitir un 鈥榥o s茅鈥 y buscar la respuesta juntos鈥.

鈥淓s necesario hablar sin eufemismos de lo que puede pasar en las redes. La autonom铆a (a medida que les ni帽es crecen) hacen que los riesgos aumenten, por eso es necesario alertar, prevenir, darles herramientas para saber qu茅 hacer para ver si un perfil es falso, c贸mo bloquear a alguien que nos manda fotos que no queremos ver. Las familias, la comunidad educativa entera, tiene que acompa帽ar鈥, concluy贸. 

Compart铆

Comentarios

Ludmila Ferrer

Periodista y Licenciada en Comunicaci贸n Social (UBA). Escribe tambi茅n en P谩gina/12 y sigue m谩s podcasts de los que puede escuchar.