Boric, presidente electo de Chile: renacer谩 mi pueblo de su ruina

馃嚚馃嚤 路 Con una participaci贸n electoral r茅cord, Gabriel Boric se impuso en segunda vuelta y ser谩 presidente de Chile. Un ping眉ino patag贸nico a La Moneda, la amenaza ultraderechista y el rol del autonomismo son algunos de los desaf铆os que tendr谩 el mandatario m谩s joven de la historia del otro lado de la Cordillera.

Un dirigente universitario de 35 a帽os, de origen izquierdista, oriundo de la Patagonia y que llega al poder en alianza con el Partido Comunista: este domingo, Gabriel Boric se consagr贸 como presidente de Chile con el 55,87% y super贸 en casi un mill贸n de votos al candidato ultraderechista Jos茅 Antonio Kast. Con una participaci贸n r茅cord desde la instauraci贸n del voto voluntario (que, de todas maneras, orill贸 apenas el 55%), el pueblo chileno opt贸 por el representante de Apruebo Dignidad, quien no solo expresaba el impulso a la Asamblea Constituyente y las transformaciones sociales de fondo sino que tambi茅n cosech贸 adhesiones durante toda la segunda vuelta para evitar la llegada del pinochetismo.

El escenario pol铆tico chileno se divide en dos grandes campos antag贸nicos que se definen por la negaci贸n: de un lado, el antipinochetismo; del otro, el anticomunismo. Estas dos variables tuvieron su expresi贸n en el ballotage y dejaron relegados a las dos hist贸ricas identidades pol铆ticas chilenas, nacidas a partir del regreso de la democracia: la derecha neoliberal y la Concertaci贸n, un marco pol铆tico de centro izquierda que nunca se atrevi贸 a criticar el modelo econ贸mico chileno. Con la llegada de Boric se acaban 16 a帽os de gobierno donde la Moneda oscil贸 entre Michelle Bachelet y Sebasti谩n Pi帽era. Resta por ver qu茅 capacidad tiene el joven 芦pinguino禄 para poner en cuesti贸n uno de los sistemas econ贸micos m谩s desiguales de Am茅rica Latina.

鈥淯n Gobierno con los pies en la calle鈥. El primer discurso de Boric dio la pauta de lo que buscar谩 debatir desde su gesti贸n en el Ejecutivo. El flamante primer mandatario habl贸 en聽mapudung煤n聽(idioma mapuche), se帽al贸 que las decisiones no se tomar谩n dentro de cuatro paredes en La Moneda y sentenci贸: 芦La esperanza le gan贸 al miedo禄, una especie de 芦el amor vence al odio禄 en su versi贸n trasandina. Asimismo, Boric denunci贸 las maniobras que se dieron durante la jornada para evitar que los ciudadanos fueran a votar y carg贸 contra el pinochetismo y su legado. Por 煤ltimo, se dirigi贸 a los ni帽os y les agradeci贸 por sus aportes en la campa帽a.

El triunfo de Boric no quita la relevancia de la excelente performance del candidato de la ultraderecha Jos茅 Antonio Kast. Hijo de un militar nazi, ultracat贸lico, con un fuerte discurso de mano dura contra la inmigraci贸n y las diversidades, este pinochetista se col贸 en la segunda vuelta con un mantra de 芦orden y estabilidad禄 luego de las masivas movilizaciones que sacudieron Chile. Su derrota no quita de escena la fuerza que han adquirido en los 煤ltimos a帽os los proyectos de extrema derecha en la regi贸n. Una vez conocidos los resultados, Kast reconoci贸 el triunfo de Boric, quien se帽al贸 que deber谩n 芦construir puentes para que nuestros compatriotas vivan mejor禄.

El resultado de la primera vuelta no deja de llamar la atenci贸n sobre un rasgo caracter铆stico del pa铆s trasandino: el peso del autonomismo y su correlato en el ausentismo electoral. Lejos de las lecturas que empatan un levantamiento insurreccional con un avance institucional en la conquista de derechos, Chile demostr贸 el profundo da帽o que hizo el neoliberalismo (desincentivando la participaci贸n) pero tambi茅n lo contraproducentes que resultan algunas ideas instaladas dentro de la propia izquierda. El autonomismo, la postura de 芦cambiar el mundo sin tomar el poder禄 o algunas frases trilladas como 芦nuestros sue帽os no caben en sus urnas禄 abonaron a que un gran sector movilizado y combativo abonara a la apat铆a electoral de la primera vuelta. Una advertencia que tambi茅n tuvo lugar en Ecuador y las posiciones de la CONAIE y que resulta una amenaza en pa铆ses sin fuertes tradiciones partidarias: que el descr茅dito en las instituciones le gane la pulseada a la institucionalizaci贸n de las conquistas. Finalmente, el miedo al fascismo fue un motor que logr贸 que votar谩n incluso m谩s chilenos que en el plebiscito constituyente.

Termina un a帽o de reconfiguraciones regionales que ubica nuevos presidentes en Per煤, Ecuador, Honduras y Chile y que abre la esperanza para un 2021 donde el neoliberalismo se juega dos de de sus principales posiciones: en mayo vota Colombia, con Gustavo Petro como principal favorito, y en octubre Brasil repone una suerte de remake chilena, con el regreso de Lula para enfrentar a la extrema derecha de Jair Bolsonaro. En tiempos de victorias p铆rricas y circunstanciales, el triunfo en Chile puede ser un buen impulso para desequilibrar el empate hegem贸nico que se extendi贸 durante los 煤ltimos a帽os en la regi贸n y volver a correr el escenario hacia el campo de la integraci贸n nacional y popular.

Compart铆

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abraz贸 al Diego y le dijo que lo quer铆a mucho. F煤tbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabaj贸 en TeleSUR, HispanTV y AM750. Desde hace 8 a帽os le pone cabeza y coraz贸n a El Grito del Sur. Actualmente tambi茅n labura en CELAG y aporta en campa帽as electorales en Latinoam茅rica.