Crisis y tensi贸n en la frontera colombo-venezolana

馃嚚馃嚧 馃嚮馃嚜 Las disidencias de las FARC, el ELN y el ej茅rcito venezolano se enfrentan en el marco de un largo conflicto en el a帽o donde Colombia elige a su nuevo presidente.

La frontera colombo-venezolana es extensa y porosa, una larga l铆nea divisoria que se prolonga desde el mar Caribe hasta la Amazon铆a. Su traza actual se remonta al Laudo Arbitral Espa帽ol de 1891, firmado tiempo despu茅s de que las mezquindades nacionales y los intereses imperialistas llevaran a la divisi贸n de la gran Colombia, el sue帽o de Bol铆var y Miranda, que un铆a -adem谩s de estas dos naciones- a Panam谩 y Ecuador.

Una zona rica en recursos donde abundan el petr贸leo, el colt谩n, el carb贸n, el oro y -como es costumbre en nuestra regi贸n- las actividades legales e ilegales que hace cuatro d茅cadas desatan una intensa conflictividad en la zona.

芦La situaci贸n de violencia en la frontera colombo-venezolana no es nueva. Viene desde hace d茅cadas y se da en un territorio muy poroso donde interact煤an cerca de 6 millones de personas禄, explic贸 a El Grito del Sur Javier Calder贸n Castillo, soci贸logo colombiano e investigador de CELAG. Sin embargo, durante los 煤ltimos meses las escaladas de violencia entre las disidencias de las FARC, el Ej茅rcito de Liberaci贸n Nacional (ELN) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) han vuelto a llamar la atenci贸n sobre lo que sucede en el l铆mite entre ambos pa铆ses.

La semana pasada, la organizaci贸n popular venezolana Corriente Revolucionaria Bolivar y Zamora (CRBZ), de base campesina y profundo arraigo territorial en las regiones fronterizas, denunci贸 que 芦hombres armados del ELN colombiano invadieron las Comunas La Gran Uni贸n y V铆ctor D铆az Ojeda, bajo el argumento de la guerra que libran con las llamadas disidencias del 10掳 Frente de las FARC禄.

芦Desde hace casi cuatro d茅cadas, los grupos insurgentes colombianos se ubicaron a la largo de la frontera venezolana con fuerzas que oficiaban como retaguardia禄, se帽al贸 Calder贸n Castillo. El origen de la actual disputa se enmarca en un historial de conflictividad diversa, pero surge al calor de los enfrentamientos entre dos grupos: el ELN, una guerrilla de origen cristiano revolucionario y de larga tradici贸n en la regi贸n, y un sector de la disidencia de las FARC que se neg贸 a firmar el acuerdo de paz y que actualmente se alej贸 de sus reivindicaciones pol铆tico-ideol贸gicas de origen y se nuclea en torno a los m煤ltiples negocios que se mueven en la frontera.

芦Las organizaciones del poder popular y de base venezolanas no somos parte de una guerra entre esos factores armados por la disputa de las rutas del narcotr谩fico y de los il铆citos fronterizos, pues es eso lo que est谩 de fondo. En esas disputas no hay nada de ideolog铆a o proyecto pol铆tico禄, plantea el reciente comunicado de la CRBZ. En el mismo tono se expres贸 el presidente venezolano Nicol谩s Maduro, que defini贸 a estas fuerzas como TANCOL: Terroristas Armados Narcotraficantes Colombianos.

De hecho, el tercer actor en el conflicto es el gobierno venezolano. El a帽o pasado, un sector de las disidencias de las FARC secuestr贸 durante un mes a ocho militares venezolanos que se sumaron a otros ocho soldados bolivarianos que fallecieron en combates con los grupos armados que hacen vida en la zona. El Ejecutivo de Nicol谩s Maduro anunci贸 ahora que movilizar谩 fuerzas al territorio para recuperar algunas de las comunas que, seg煤n denuncian las organizaciones, permanecen bajo control de los 芦elenos禄.

Este conflicto se presenta en un a帽o crucial para la regi贸n, en el que Colombia elige presidente y existen grandes chances de que un candidato de izquierda, Gustavo Petro, se imponga por primera vez en las urnas. 芦La disputa territorial favorece al actual gobierno colombiano禄, afirm贸 Calder贸n, quien destaca tambi茅n el papel de Estados Unidos en la regi贸n y su alianza con la actual administraci贸n de Iv谩n Duque. 芦El gobierno de Trump impuls贸 espacios llamados zona futuro, enclaves militares con asesor铆a norteamericana y despliegues de fuerza, muchos de ellos instalados en la frontera y que realizan un cercamiento no convencional en contra del gobierno venezolano禄. La inexplicable paradoja colombiana de aumentar el despliegue militar para cumplir un acuerdo de paz.

Cuarenta a帽os de conflicto en un territorio caliente. Diversos actores implicados en un escenario din谩mico y profundamente interrelacionado. Un a帽o crucial en la historia colombiana, que busca cosechar la siembra de un proceso de paz donde m谩s del 92 por ciento de las FARC se desmoviliz贸 para pasar a la vida pol铆tica civil. Una Latinoam茅rica en disputa y el estado de Apure como foco de tensiones.

Compart铆

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abraz贸 al Diego y le dijo que lo quer铆a mucho. F煤tbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabaj贸 en TeleSUR, HispanTV y AM750. Desde hace 8 a帽os le pone cabeza y coraz贸n a El Grito del Sur. Actualmente tambi茅n labura en CELAG y aporta en campa帽as electorales en Latinoam茅rica.