«No se trata de antiporteñismo sino de que todos paguemos lo mismo»

🚌 El secretario de Transporte de Santa Fe, Osvaldo Miatello, opinó en diálogo con El Grito del Sur sobre la posible quita de subsidios a los colectivos porteños y la necesidad de generar un pie de igualdad entre las distintas jurisdicciones.

La posible quita de subsidios a las 32 líneas de colectivos que circulan dentro de la Ciudad de Buenos Aires -sobre un total de 135 sumando a las interjurisdiccionales- generó el rechazo de la administración porteña, que la consideró como «otro ataque» del gobierno nacional y aseguró que esta medida llevaría a duplicar o triplicar el valor del boleto.

En tanto, el presidente Alberto Fernández señaló que «uno mira lo que cuesta el pasaje en el interior del país y lo que cuesta en la Ciudad, y te das cuenta que hay una discriminación. Ser autónoma significa autofinanciarse, pero a la Ciudad le cuesta mucho entenderlo». A diferencia de la visión de Horacio Rodríguez Larreta, gobernadores del norte argentino manifestaron su apoyo a la decisión del Ejecutivo nacional de descentralizar el manejo del transporte público de colectivos en CABA. Incluso los mandatarios provinciales de Juntos por el Cambio se mostraron a favor de esta quita de subsidios que generaría un pie de igualdad con el resto de las jurisdicciones.

En diálogo con El Grito del Sur, el secretario de Transporte de la Provincia de Santa Fe, Osvaldo Miatello, opinó sobre el tema y la necesidad de reducir las desigualdades actuales en la asignación de subsidios.

¿Cuál es la posición del gobierno de Santa Fe sobre la intención del gobierno nacional de traspasar los colectivos a la Ciudad de Buenos Aires?

Por una cuestión de autonomía, cada provincia debe fijar la inversión y el valor de la tarifa para las líneas de colectivos. Que haya subsidios que permitan que la Ciudad de Buenos Aires tenga el boleto a 18 pesos, mientras ciudades como Rosario y Santa Fe tienen que pagar 60 pesos, no entra en el sentido común. Estamos totalmente de acuerdo en que se haga un proceso -no de un día para el otro- para buscar una paridad entre lo que debe pagar la gente del interior y la de Buenos Aires.

¿Creés que hay detrás de esta medida otro «ataque» sobre la administración de Rodríguez Larreta o acaso es una búsqueda de alcanzar mayor equidad en la distribución de recursos a nivel nacional?

Me parece que se trata de esto último. Si Rodríguez Larreta o cualquier funcionario porteño lo piensa cinco minutos, se va a dar cuenta que es intolerable que todo el interior esté pagando tarifas altísimas y aún así no alcance. Y que la ciudad potencialmente más rica de la República pague 18 pesos el boleto. No se trata de un embate político ni de antiporteñismo, sino de ir logrando un mayor equilibrio y una tarifa que se acerque a que todos los argentinos paguemos lo mismo. Ni igualar para abajo ni nada por el estilo, simplemente distribuir mejor los recursos que se tienen.

Osvaldo Miatello, secretario de Transporte de la Provincia de Santa Fe

¿Qué ventajas tendría redireccionar dichos recursos que hoy recibe CABA hacia el interior del país?

Fundamentalmente, para nosotros, significaría no tener que aumentar nuevamente la tarifa. Tenemos un problema: prácticamente desde que empezó la pandemia no hemos podido renovar la flota por lo que -aparte del boleto más caro que paga el usuario- implica un envejecimiento que complica la situación. Cuando vamos los secretarios de Transporte a una reunión en Buenos Aires, observamos que los colectivos tienen una flota bastante moderna. Hay que evitar esas inequidades y destinar esos recursos al interior permitiría igualar posibilidades.

La quita de subsidios a los colectivos porteños se podría dar en un contexto en que el FMI presiona por el achicamiento del gasto público. ¿Te preocupa que el ajuste en las cuentas del Estado Nacional pueda generar efectos recesivos en la provincia de Santa Fe?

Pienso que el mayor efecto recesivo que se puede provocar en una provincia -en este caso productiva, como Santa Fe- sería que no haya un acuerdo con el FMI. Eso produciría un problema para todas las industrias que hoy están creciendo y trabajando casi a full. De manera que nos preocupa que se llegue a un acuerdo razonable con el Fondo para seguir accediendo a crédito y demás.

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Comunicación (UBA). Periodista hecho desde abajo, con los pies en el barro. Fanático del fútbol y analista de la política.