Zoe, la «cripto» que culminó en estafa piramidal

💰 La criptomoneda "Zoe Cash", que prometía ganancias rutilantes y estabilidad financiera, arruinó la vida de muchos inversores. ¿Qué relevancia tiene este caso a la luz de las nuevas plataformas de dinero digital?

“Zoe Capital” es la empresa de Leonardo Cositorto, que hoy se encuentra en la mira no solo de la Comisión Nacional de Valores y la Inspección General de Justicia, sino además en la voz de muchas personas que aseguran haber sido damnificados por el modelo de su producto “Zoe Cash” que prometió ganancias rutilantes si se invertía en su cripto-moneda. ¿Qué relevancia tiene este caso a la luz de las nuevas plataformas de dinero digital? ¿Qué rol jugaron los medios de comunicación al ser patrocinadores de Generación Zoe?

Un negocio flamante y minas de oro

Zoe Cash nació con la promesa de ser “el nuevo Bitcoin”, la primera “cripto” que revolucionó este mercado y que hoy cotiza a 43.600 dólares. Leonardo Cositorto aseguró que su moneda va a generar ganancias desde un 7,5 al 10 por ciento mensual y hasta un 90 por ciento anual. Además de eso, en cada una de sus reuniones mensuales alentaba a los interesados a invitar a otras personas para que inviertan en la Cripto prometiendo beneficios extra por cada nuevo inversor. El respaldo, según Cositorto, estaba garantizado gracias a una supuesta mina de oro propia que aseguró tener en la provincia de San Juan. Ésta le permitiría “cambiar la Zoe Cash por un gramo de oro”. Además prometió que los comercios adheridos al programa no van a tener que pagar comisión sino que recibirán un 5 por ciento de ganancias extras. 

Sin embargo, de acuerdo a una nota publicada en Infobae, el ministerio de Minería de San Juan no posee registro de actividades mineras realizadas por la empresa Zoe ni por ninguna subsidiaria encargada de llevar a cabo los trabajos de extracción. Estas llamativas promesas de bonanzas económicas levantaron las alarmas de los gobiernos argentino y paraguayo. Este último llevó a cabo el pasado el 22 de octubre el allanamiento de sus oficinas en Asunción por ofrecer inversiones sin contar con las autorizaciones correspondientes. Irregularidades por doquier y promesas que resultaron ser poco creíbles, llevaron a que en el mes de Enero la Comisión de Valores (CNV), organismo perteneciente al Ministerio de Economía encargado de la supervisión de control de los mercados de valores, iniciara un sumario administrativo contra Cositorto y todas sus empresas por la posible realización de oferta pública e intermediación en el mercado de capitales.

El nacimiento y su “auge”

El año pasado se anunció con bombos y platillos que Zoe Cash nacía y se afianzaba como una moneda respaldada por las inversiones de Zoe Capital y, más aún, por la mina de oro. Durante 2021, Cositorto y su equipo fueron entrevistados hablando de su “Universidad del Trading” y su “formación de líderes” por los medios y periodistas más reconocidos del país y a nivel mundial: desde Canal 13 en “Los Ángeles de la mañana”, en América TV por el espacio televisivo “A la tarde” y en canales de noticias como Cronica TV, hasta espacios pagos con periodistas de talla internacional como Jaime Bayly que promocionaron las inversiones y el supuesto éxito que representaba invertir en Zoe Cash. Esto además de los espacios indirectos ganados: gracias a la inversión en Deportivo Español, club que se encuentra en estado de quiebra y anunció que pagaría al plantel de su equipo con Zoe Cash, Ricardo Caruso Lombardi -manager del club y panelista del espacio TN Deportivo- también aprovechaba para hacer propaganda de Zoe. Sin embargo, las redes hicieron lo que los medios tradicionales no hacen en este tipo de casos.

Ricardo Caruso Lombardi -manager de Deportivo Español y panelista del espacio TN Deportivo- también aprovechaba para hacer propaganda de Zoe. 

La caída

Primero fue Pablo Salum, fundador de la Red Librementes que desde hace años lucha contra organizaciones coercitivas (conocidas también como «sectas»), quien presentó una denuncia contra Zoe en el año 2021 ante el Ministerio Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas y la Procelac. En su canal de Twitch y a través de sus videos en Youtube, Salum demostró con su investigación el modo en que en sus capacitaciones Cositorto alentaba a captar personas nuevas para que inviertan en su criptomoneda prometiendo estabilidad y paz financiera. Además expuso dos antecedentes de negocios del dueño de Zoe con funcionamientos piramidales: “A/X Phone”, y otro llamado “Club Auto-premio”. Zoe, más allá de ser una organización basada en un esquema de ganancias “ponzi”, se trata -según Salum- de una organización que, aprovechando la situación de vulnerabilidad de sus víctimas, explota y despoja de bienes a través de sus cursos de Coaching Ontológico. Otra persona que estuvo investigando el caso desde la red social Twitter fue el usuario conocido como Osvaldo “Beto” Mendeleiev ( @betoMendeleiev), conocido por sus conocimientos financieros y económicos. El logró desentrañar la forma en la que Zoe Cash funcionaba como un esquema Ponzi. Además organizó un «space» para debatir con el abogado defensor de la firma, Francisco Oneto, que no dejó a Cositorto ni a la firma bien parada. Cabe destacar que durante el mes de enero y parte de febrero, a Mendeleiev le han cerrado la cuenta en reiteradas ocasiones en un intento por hacerlo callar.

Zoe Cash es una criptomoneda que, como cualquier otra, nació con la promesa de ser “el nuevo Bitcoin”, la primera “cripto” que revolucionó este mercado.

¿El final?

El viernes 18 de febrero, la fiscalía de Villa María pidió la captura internacional del CEO de Zoe, así como también de 8 personas vinculadas a la firma por estafa y asociación ilícita. Se realizaron allanamientos en la sede local y se aguardan novedades poco auspiciosas para la firma en las próximas horas. En el medio queda el dinero de mucha gente que confió en estas promesas, cursos y palabras, no solo de Cositorto, sino de cada uno que integró la firma. Por otro lado, cabe recordar a los medios y comunicadores que avalaron los resultados milagrosos de esta firma, como el crecimiento en un “4000 por ciento” que aseguró Cositorto en “Los Angeles de la Mañana” o las supuestas ganancias millonarias rápidas que un coach de Zoe prometía hacer ganar en el programa de Jaime Bayly. ¿Qué pasará ahora con los inversores? ¿Qué sucederá ahora con el plantel de Deportivo Español que cobra su sueldo en Zoe Cash? ¿Qué sucederá con los medios que promocionaban a esta empresa como una solución milagrosa en medio de un contexto de crisis por la pandemia?

Nuevamente, los medios y comunicadores independientes parecen seguir buscando y encontrando verdades que otros optan por no ver.

Compartí

Comentarios