8M: La deuda es con nosotrxs

馃挏 En una nueva jornada de paro feminista y marcha al Congreso, no qued贸 de lado la oposici贸n al pago de la deuda con el Fondo Monetario Internacional. "Que la paguen los que la fugaron".

Una nueva ola feminista ti帽e las calles alrededor del Congreso de verde, violeta, naranja y otros colores del arcoris mientras el glitter se entrev茅 en caras medio cubiertas con barbijos. Bajo la consigna 鈥淟a deuda es con nosotras y nosotres. Que la paguen quienes la fugaron鈥, pas贸 otro 8M con paro feminista y movilizaci贸n de los movimientos de mujeres.

La l铆nea A de subte va repleta de mujeres de todas las edades que se bajan en la estaci贸n Congreso cantando, pidiendo la absoluci贸n de Higui, con pa帽uelos verdes como vinchas, atados a las mochilas e incluso tambi茅n a las presillas del pantal贸n.

鈥淭odav铆a usamos el pa帽uelo verde porque simboliza toda la lucha que venimos haciendo y la que tiene que seguir porque por m谩s que el aborto sea legal, hay dificultad para acceder por falta de informaci贸n o por falta de lugares donde se practique. As铆 que la lucha contin煤a en Argentina y Latinoam茅rica para que se conquiste este derecho para todes鈥, dice Nadia, de 33 a帽os, que est谩 acompa帽ada por su hermana de 19 a帽os, Micaela.

Fotos: Ale Bona y Julieta Bugacoff

鈥淓s mi primera marcha, estoy muy emocionada鈥, comenta Micaela, que tiene como capa la bandera bisexual para 鈥渓uchar por la no invisibilizaci贸n, para que nos validen, porque somos bisexuales y existimos鈥.聽

鈥淓s muy emocionante venir con mi hermana porque dentro de la familia creo que es la precursora de esta lucha y gracias a ella muchas nos hemos sumado, hemos aprendido y nos hemos criado as铆鈥, apunta.

En la semana en la que llega a la C谩mara de Diputados la letra del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, los reclamos sobre la deuda externa est谩n tambi茅n presentes en los carteles y en el discurso central del acto. 

鈥淰olvemos a exigir que la Justicia avance en la causa contra los imputados por la toma de deuda externa y que se difundan los nombres y empresas que se apropiaron de los d贸lares del pr茅stamo y los fugaron al exterior. En el para铆so feminista no hay lugar para los para铆sos fiscales鈥, leen las oradoras.

Mientras tanto, en Avenida de Mayo al 1200, a pasos de la entrada del Teatro Avenida, el grupo Cuatro, intervenciones gr谩ficas termina de colocar un afiche gigante con una frase de la militante feminista antirracista afroamericana Angela Davis: 鈥淓l feminismo no es solo una estrategia para superar la opresi贸n basada en el g茅nero, sino tambi茅n contra el racismo, el fascismo y la opresi贸n econ贸mica鈥︹.

El grupo compuesto por Luc铆a Bianchi, Ana Maldonado, Cristina Piffer y Hugo Vidal agreg贸 en el afiche impreso en blanco y negro: 鈥溾esobedecer el pago de la deuda que avasalla los cuerpos y territorios鈥.

Fotos: Ale Bona y Julieta Bugacoff

鈥淪iempre buscamos que la frase que consensuamos dialogue con el contexto, me parece que eso es fundamental cuando se acciona en la calle鈥, afirma Bianchi en di谩logo con El Grito del Sur.

Piffer, por su parte, se帽ala que el colectivo art铆stico plantea 鈥渦n feminismo con un sesgo particular, no un feminismo de mujeres blancas, urbanas, sino m谩s amplio鈥. 鈥淧or eso hablamos de racismo, de los fascismos y citamos a una activista de hace muchos a帽os que es importante para marcar que los feminismos no nacieron ayer y pensar tambi茅n en clase y raza鈥, agrega.

Maldonado indica que es importante tener presente el acuerdo con el Fondo porque 鈥渓a deuda es ilegal, ileg铆tima, odiosa y fraudulenta鈥. 鈥淭odos dicen que no hay que pagarla, pero habr铆a que suspenderla hasta investigar a d贸nde se fugaron los capitales鈥, opina.

Como en otras marchas feministas, los carteles hechos de forma casera abundan. 鈥淣o me digas feliz d铆a鈥, 鈥渘os quisieron quemar y nos volvimos fuego鈥, 鈥渓ibres y desendeudadas nos queremos鈥 son solo algunos de los mensajes.

Tara Sullivan naci贸 en Estados Unidos y vive en Argentina hace 25 a帽os. A la marcha fue con su hermana y sus amigas, que hablan un t铆mido espa帽ol pero llevan en la espalda colgada una caja con la cinta que dice 鈥淔r谩gil鈥 y en el medio un letrero que dice 鈥淢asculinidad鈥. Tara no se queda corta: lleva con palo que tiene en su punta la cabeza de un lobo con una rosa sangrante en su boca y cubierto por un pedazo de tela de corderito鈥.

鈥淓l lobo es todo hombre, toda instituci贸n, toda empresa que dice estar aliado en las demandas del feminismo y en las acciones no cumplen. Es lo que las chicas dicen hoy aliados de cart贸n鈥, cuenta. Para ella es importante remarcar que 鈥渓as promesas de equidad no se cumplieron鈥 y que 鈥渃ada vez que nos ofrecen un ascenso o pagarnos m谩s sigue sin ser con la equidad que nos corresponde鈥.

Fotos: Ale Bona y Julieta Bugacoff

En la calle, miles de mujeres marchan tambi茅n con sus hijes de todas las edades. 鈥淰amos coordinando las actividades de cada una para poder venir porque algunas no tienen con qui茅n dejar a sus hijos, otras quieren compartir un poco lo que pasa ac谩鈥, dice Cinthia al lado de sus tres amigas y tres ni帽es.

Una del grupo, Carolina, cuenta que vinieron desde La Matanza, que es complicado trasladarse a Capital. 鈥淵 m谩s con infancias鈥, sostiene. Ellas creen que el Estado deber铆a tener un rol m谩s presente en las tareas de cuidado, que se tiene que considerar a las mujeres como algo m谩s que madres abnegadas. 鈥淧orque se generan nuevos espacios, pero lo armamos nosotras mismas, como todo鈥, agrega Cinthia.

Y tambi茅n dijo presente una pregunta que se diluye desde el Estado, pero que todav铆a est谩 en las paredes y gargantas de los feminismos: 驴D贸nde est谩 Tehuel de la Torre?

Compart铆

Comentarios

Ludmila Ferrer

Periodista y Licenciada en Comunicaci贸n Social (UBA). Escribe tambi茅n en P谩gina/12 y sigue m谩s podcasts de los que puede escuchar.